Los uruguayos tiene fama de quejicas, lo llevo oyendo desde antes de comenzar a vivir aquí. ¿Tiene sentido esa creencia? Como todo en la vida, tiene parte de cierto y parte de exageración, pero se puede observar que en general, los uruguayos tienen a quejarse bastante.

Una de las cosas que más les preocupa es el precio de la comida, ¡en donde tienen toda la razón al decir que es muy cara! Pero claro, cuando se viajado un poco, se comprende que la carga familiar se compone de impuestos directos e indirectos, y si bien la comida, los coches, o algunos elementos básicos explotan a impuestos, la otra cara de la verdad, es que no tienen tantos impuestos directos como otros países donde he vivido.

Como siempre digo, todo depende de a lo que atiendas. Si pones el foco en lo malo, ¡pues es todo malo! Si pones el foco en lo bueno,  quizá…y sólo quizás… ¡Uruguay es el mejor país!