¿Cómo se puede hacer un buen video para incluir en nuestro canal de YouTube? ¿O para hacer un buen comercial o anuncio de nuestra empresa? Editar video profesional siempre fue una de esas cosas que me gustó mucho… ¡pero que me parecía lejana! A fin de cuentas una cosa es editar imágenes y otra bien distinta es editar un video profesional. En la edición de imágenes llevo haciendo maravillas desde hace veinte años: cuadrando, optimizando la resolución, tocando las curvas de nivel, limpiando zonas, aplicando filtros, etc. Pero de la imagen al movimiento… (y no me refiero al del PowerPoint), hay mucho camino. Así que hoy te quiero compartir, como pasito a pasito, pude aprender a editar video de forma profesional, y así responder al “cómo hacer un video profesional“.

 

1 – Hay que contar una historia

La edición de video profesional se hace en una herramienta, con un conjunto de técnicas… ¡pero primero hay que saber qué contar!, ¡un storyboard con un guion! Algunas personas se quejan de que no tienen la herramienta adecuada… ¡pero primero tienen que saber contar bien la historia! Intentar hacer un video sin tener un guion de lo que hay que expresar es tanto como escribir un libro sin tener el índice.

Este fue uno de los primeros guiones con ideas que aporté para que unos profesionales me hicieran el video de mi historia de Autocoaching.

Story Board Autocoaching

Pulsa para ver en grande

Partiendo de este guión fue Dario Torres quién se encargó de realizarme este video que quizás ya habías visto antes. En este video aparecieron cosas que he tardado unos años en aprender ¡por eso es bueno tener un referente de las cosas que te gustaría saber en un futuro!

La necesidad de realizar este tipo de guiones es básica,y es bueno incluir un listado de palabras clave (o valores) que estén en armonía con lo que quieres transmitir (o los anti-valores, según consideres), un repositorio de imágenes que sirvan de referencia, el conjunto de videos (materia prima) con los tramos a insertar, así como cualquier explicación o sugerencia que sea importante destacar para que el productor y luego el editor puedan trabajar. Pensar un poco antes, ayuda a ahorrar mucho trabajo después, pues los profesionales del video odian que les hagan correcciones cuando no han existido requisitos.

 

2 – Comenzar ya con una primera herramienta

Si ya te atreves a dar el salto y tienes una idea que contar… ¡ya puedes empezar a editar video con alguna herramienta sencilla que tengas! Así empezar a sabe cómo hacer un videoclip. Personalmente empecé con el Movimaker que tiene todo Windows (o que te descargas gratuitamente de la web de Microsoft), que si mal no recuerdo para los aficionados al Apple se llama iMovie. Aquí empecé a editar algún video que me pidieron para el resumen de una boda, y lo cierto es que aprendes principalmente a enlazar tramos de videos decidiendo cuándo entran y salen. Te permiten incluso hacer alguna transformación, y al comienzo te emocionas mucho, incluyendo un montón de efectos especiales. Hoy me río de las barbaridades que se pueden llegar a hacer, pero al final vuelves a la regla minimalista de que “menos es más“.

Una pena que no tenga ningún ejemplo subido a YouTube realizado con Moviemaker … ¡hace muchos años de ello y ahora no recuerdo ni por donde andan!

3 – Comenzar con una herramienta semi-profesional

Toca dar el salto y empezar a pensar ya en una herramienta que tenga una línea del tiempo decente (timeline) donde se compongan los distintos videos profesionales. Tendrás un control mayor superponiendo los videos, mejores transiciones, y se debe ir ya rotulando con algo de gracia. En mi caso empecé a utilizar Camtasia Studio (creo que también probé alguno que venía con las cámaras digitales como el PowerDirector), porque me gustaba cómo realizaba capturas de pantallas (ideal para hacer tutoriales).

Poco a poco fui adquiriendo habilidades, empezando simplemente por cortar imágenes, hacer algún zoom, y rotulando sin mucha idea… Comprobé que la materia prima es fundamental, y no contar con varias cámaras de entrada, o un sonido decente, pueden llevar a un resultado poco profesional. Un ejemplo desarrollado con herrramienta se ve en el siguiente video de una de mis entrevistas en radio, donde jugaba con dos cámaras e incluía encima algunas imágenes de HappinessPlayl.

 

4- Pero, ¿sirve para algo un video sin difusión?

Conferencia motivación

Visitas que tiene un video en Youtube (pulse para ver un ejemplo)

Antes de dar el siguiente paso es importante que medites un poco en qué estás gastando el tiempo. Te puedes tirar toda una semana editando un video de una conferencia. Puedes tardar horas en limpiar el audio con algunas herramientas de filtros de sonido (me encanta quitar los ruidos con Adobe Audition), después horas en realizar algunos cortes para quitar tramos que están mal. Incluso horas en rotular y poner buenos dibujos. Y después lo subes a tu canal de YouTube.

¿Y quién lo ve? Seguramente nadie (dejo al margen las cuestiones de azar que hacen videos virales de las máximas tonterías de turno). Es importante invertir tiempo en la difusión en redes sociales, quizás invertir en publicidad, en Whatsapp, mailing, etc… porque un video que no vea nadie, ¡no ha merecido la pena! Esto es un trabajo que desarrollo con mis clientes dentro una metodología propia de gestión de contenidos que explico aquí, y que francamente es una labor de día a día, y que lleva a conseguir miles y miles de visitas de una conferencia, spot, corto, etc… Aquí el ejemplo.

No sólo eso, sino que cuando buscas en YouTube una palabra como motivación, o Uruguay, ¡salgas en la primera página!, es un trabajo de SEO que poca gente sabe hacer y que es fundamental a la hora de difundir un video.

Uruguay es el mejor país

Aparecer en la primera página de Youtube (pulsa para ver en grande)

5- Empezar a usar la potencia de la herramienta semi-profesional

De jugar con el Camtasia Studio a usar el Camtasia Studio hay meses de entrenamiento. Hay que empezar a enlazar el sonido con lo que se ve, empezar a aplicar efectos de entrada y salida, conseguir importar todo formato de video que tengas a mano, para llegar, con un poco de tiempo, a resultados como el siguiente:

Como curiosidad para este video es importante mencionar que el guion de 3 minutos… ¡llevó cuatro horas escribirlo! Lo realicé con mi compañero Juan Jose García, especialista en corrección de textos, y está pensado palabra a palabra para que tenga el sentido correcto. Luego la voz en off es de una profesional, en este caso Eva Liljeström, que le da al video un nivel muy superior.

Cuando ya tenía las funciones de Camtasia Studio dominadas (tiene unos tutoriales fantásticos), apareció una nueva función, la de aplicar un croma (chroma) que permite incluir transparencias. Sin haberlo grabado muy allá (pues no tengo estudio en casa), conseguí realizar un video divertido como el siguiente (diversión y originalidad es fundamental para hacer un video un poco más viral).

6 – Comenzar con una herramienta profesional

¿Y cómo puedo hacer un auténtico video profesional? Bueno, hace poco llegó el momento de dar el salto y empezar con Adobe Premiere Pro (lo que equivaldría al Final Cut de mis amigos de Apple), para editar el programa de TV de Ruta Feliz (que ha empezado ahora su segunda edición). Estos programas son palabras mayores, porque además pueden incluir un conjunto de plug-ins (o añadidos) que hacen meramente complejo decir que conoces al 100% la herramienta (siempre habrán más y más efectos que incluir).

Al principio se me hizo complicado, porque aquí se trabaja en dar coherencia plano a plano (frame a frame). Las transiciones tienen que estar perfectas (¡esto era para la TV!) y los formatos perfectamente cuadrados. Para el caso de Ruta Feliz nunca me gustó que se grabara el material en PAL DV y no en alta calidad HD, y por eso creo que el programa no quedaba del todo espectacular a la hora de compartirlo en YouTube.

como editar video profesional

Pero bueno, poco a poco, y con la ayuda de los técnicos de Studio 9 (que trabajaron para el canal NSTV) y cientos de videos tutoriales que me zampé en YouTube, llegué a un nivel aceptable como se ve en este tercer programa, donde se entrevista al bailarín Julio Bocca:

Cuando se repasa este programa, me río mucho de lo que se puede realizar con una buena edición. Os comparto que la entrevista a Julio Bocca, que la grabé con dos cámaras de apoyo sumadas a la que ponía el canal, quedó muy bien cortada plano a plano… ¡y no se adivina que Julio Bocca ese día llevaba un constipado de muerte y que tosía con regularidad! Al grabar con varias cámaras, y hacer una laboriosa edición en “multi-cámara” se pueden hacer cortes maravillosos que no percibe el público desde sus casas, porque al cortar ciertas cosas se pasa de una toma a la otra (con cuidado de que no queden las manos o cara en distintas posturas). Además cortar con precisión resulta indispensable para que el público no observe cómo algunos entrevistadores no saben sintetizar sus preguntas y gastan más tiempo en preguntar que el propio entrevistado en responder. Créeme si te comparto que en la edición se hacen maravillas.

A día de hoy puedo realizar una criticar constructiva de la primera temporada de Ruta Feliz  y compartir que tenía un contenido muy bueno pero con una materia prima un poco irregular. Mucha veces se había encuadrado mal, otras veces se había “quemado o sobre-expusto” el fondo por no usar pantallas, o se habían grabado las cosas sin micro, o incluso se habían usado grabaciones de cámaras estándar. Pero al final, todo sumado, dejaba un programa ameno y divertido, porque me encargué de que el tempo fuese el correcto: no abusar de un plano más de 30 segundo, hacer zooms o cambios de toma para darle dinamismo, incluir tramos de canciones entre las entrevistas, incluso presentar las entrevistas con efectos de entrada bien vistosos. No sé, cada programa de 25 minutos me podía llevar de 20 a 40 horas, dependiendo de todo el material que se hubiera grabado, que habitualmente no bajaba de 4 horas.

Me fue toda una experiencia, y hasta tuve que aprender trucos para evitar las limitaciones de YouTube al compartir música (mira esta entrada de Cómo compartir una conferencia en YouTube sin limitaciones, que me di cuenta que muchos profesionales de la televisión desconocen porque no son profesionales del social media).

7 – Potenciar la herramienta profesional

En mi siguiente trabajo pensé que ya dominaba la herramienta y que podría hacer el trabajo mejor. Generé un guión sencillo que estaba orientado a la acción de vender y preparé un primer video de muestra. Entonces empecé a trabajar con un productor de verdad, Maurio Pérez de Atlantika TV, de los que ha grabado cine y que aedmás utiliza materiales grabados con cámaras HD. Con Mauricio tardé una semana en editar un video de escasos 4 minutos, pero fue cuando aprendí los diferentes tipos de paneos, cómo se juega con la emoción haciendo entrar y salir en los momentos en los que realmente se dice algo, cómo cortar tramos inservibles, ¡y en general cómo darle calidad de cine a un video de pocos minutos!

Este primer video profesional que hice para el Hostal Pocitos muestra un buen trabajo de edición, sin duda es importante aprender a editar videos para llegar a este nivel:

Por si fuera poco, después edité todos los capítulos de Uruguay NoMa de un repechaje de Uruguay-Jordania, en donde había que mantener el estilo programa a programa. Aquí el humor fue indispensable y siempre había pequeños cortes para que el resultado fuera dinámico. Son unos minutos que se emiten en máxima audiencia, y los segundos sobrantes deben quitarse sin reparo. Lo mejor son los chivos incluidos… ¡excepcionales! Un ejemplo de los doce videos que edité:

 

8 – Innovar con la herramienta profesional

Ahora ya se juega día a día a aprender efectos y mejorar el impacto que se quiera ofrecer. En este caso os dejo dos videos, uno el de la presentación de mi VideoBlog (¡suscríbete aquí) y otro el de las presentaciones de mis conferencia.

O incluso el resumen de un evento de diseño y comunicación de una Universidad, donde jugué a una mayor composición de efectos visuales.

9 – Realizar un anuncio/comercial profesional

Es la máxima complicación pues obliga en muy poco espacio de tiempo a tener el mayor impacto. Sintetizar al máximo, voz en off impactante, efectos overlays que hagan quitar el hipo, búsqueda de tipos de letra que consigan resumir las ideas clave, mucho movimiento y fundidos para apagar las cosas. De todo…

 

10 Y no olvidar…

Todo maravilloso, todo muy bonito, yo quiero saber hacerlo, ¿por dónde empiezo? Sencillo, te he dado los pasos que me funcionaron a mí y que me permitieron ir avanzando poco a poco. No fue de la noche a la mañana, y siempre es bueno juntarse con profesionales de los que ir aprendiendo trucos día a día. Y sobre todo…, y no me aburro de repetirlo, la herramienta no vale para nada si no hay un buen guion y una difusión correcta en Internet… ¿a qué estás esperando?

¡No pares de innovar! ¡Y no pares nunca aprender a editar y hacer videos profesionales!

Mira aquí mi última creación… ¡Gracias si le das al like y la compartes!

¿Y hacer algo realmente parezca de cine? Mira…



GRACIAS POR COMPARTIR donde gustes bajo normas COPYLEFT


Felicidad en tu Android

APP Apple Happiness Play

Felicidad en tu iPhone

APP Google Happiness Play



Pedro Amador
Sígueme

Pedro Amador

Director at Happiness Play
Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (Happiness Play y Happiness Play Pro), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.
Pedro Amador
Sígueme

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: