¿Quejarse por todo? | ¿Qué pasa cuando te quejas por todo?

¿Quejarse por todo? | ¿Qué pasa cuando te quejas por todo?

Aunque no lo parezca, la queja es como una bendición, ya que nos permite crecer. Ahora bien, de la queja a la memez -una queja sin motivo o sin sentido común, formar una queja hay sólo una pequeña línea divisoria que mucha gente acostumbra a pasar por inercia. Una empresa, organización o persona que no escuche y analice las quejas con sus sugerencias, haciendo simplemente oídos sordos a las reclamaciones, acaban tropezando con la misma piedra.

Pin It on Pinterest