Nueva Ley de Protección de datos en Europa 2018 GDPR, ¿vale para algo?

Ya está aquí la nueva Ley de Protección de datos en Europa y ahora parece que me tienes que confirmar cada cosa que tenga tuya. Estoy bastante preocupado, la verdad, porque como siempre pasamos de un extremo a otro sin la menor consideración. Facebook, Google, Microsoft, por mencionar algunas, han hecho (y hacen) lo que les ha dado la gana con los datos. En las últimas semanas, sobre todo si estás ubicado en Europa, te habrán llegado varios correos pidiendo consentimiento para seguir recibiendo e-mails. Hasta las APP se han puesto impertinentes indicando que o aceptabas las nuevas normas o paraban.

Pero aquí viene la pregunta, ¿alguien se piensa que el acoso de SPAM va a desaparecer, al menos en Europa? Es más, ¿alguien piensa que a algún gobierno le preocupa seriamente nuestra información? Técnicamente es una tontería poner un servidor de correo en un país remoto sin leyes y mandar millones de e-mails sin problemas. Y a la mayoría de las empresas no les crea un problema ético poner ese servidor en un país remoto.

De vez en cuando me pregunto, ¿desde cuándo a los gobiernos le preocupan los ciudadanos? ¿Acaso hacen algo para evitar el ingente lavado de dinero que hacen las empresas en los distintos países con secreto bancario? Entonces, ¿ahora les va a preocupar salvaguardar nuestra información? ¿Pero no hay jurisprudencia que indica que el derecho a informar prevalece sobre el derecho a la intimidad? Me ahorro listar casos, porque hacen preguntar el sentido de las leyes.

Si estás dentro del grupo de grandes amigos que se han suscrito a este blog (somos miles), esto se realiza mediante un servicio propio de WordPress que está en Estados Unidos, por lo que no tengo claro si habrás recibido alguna advertencia. Personalmente no me dedico bombardear a la gente con newsletters constantes, porque no sé a vosotros, pero yo no me leo ni una. Cuando necesito algo, lo busco en Google.

Si aun no te has subscrito, lo puedes hacer en https://www.pedroamador.com/suscribirse-al-blog-de-pedro-amador

Alguna vez, y de forma muy aislada, he podido mandar e-mails a mis contactos de LinkedIn. Creo haber recibido 3 ó 5 quejas en toda mi vida, y simplemente los he borrado de contactos en LinkedIn. Al final el mundo está intentando regular cosas sin sentido, en vez de hacer una cosa cada vez más necesaria, FORMAR, EDUCAR.

Sí, sencillo. Educar en los medios digitales, para evitar que nos estafen con los miles y miles de medios posibles que hay. Que tengamos soluciones de denuncia eficientes para poner a los gobiernos a trabajar en los auténticos spamers, las empresas que no cumplen las leyes, o los ciudadanos que se saltan las normas. Cosas eficaces, rápidas, que no requieran años y año de justicia. ¿O es que de verdad hace falta tanta protección e inventarnos un Derecho al Olvido? Sin duda recomiendo ojear el artículo de Enrique Dans, que incluye cosas como esta:

Un think tank norteamericano, Coin Center, afirma, con toda la razón y el sentido del mundo, que la nueva legislación de privacidad europea, que consagra como un derecho algo tan absurdo como el “derecho al olvido”, resulta completamente incompatible con el diseño de la tecnología blockchain.

Si quieres más información sobre esta ley europea, aquí te dejo el link de uno de los videos que he hecho en los últimos meses para uno de mis clientes:

“Cómo es la Nueva Ley de Protección de Datos 25 MAYO | Adaptación al Artículo 44 LOPD”:
Pulsa aquí si no lo ves: https://youtu.be/IP5I3_4GYEo


Felicidad en tu Android

Felicidad en tu iPhone

Pedro Amador :Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (Happiness Play y Happiness Play Pro), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferencista internacional que no deja indiferente. GRACIAS POR COMPARTIR donde gustes bajo normas COPYLEFT