«Entender el mensaje antes de hablar del mensajero», fin de la cita

by | Aug 1, 2014 | Comunicación y marketing | 11 comments

Hoy he comprobado una idea fundamental: cuándo los incompetentes pierden argumentos, criticarán al mensajero sin entender qué dice el mensaje. Hablar y opinar lo hace hasta el más tonto, pero entender de lo que se habla y argumentar con una opinión fundamentada requiere de un conocimiento (poder experto) que no siempre se maneja.

Te comparto que desde hace semanas sigo el movimiento de Podemos, y en concreto su cabeza más visible, Pablo Iglesias. No, no he votado a Podemos, aunque no lo descarto. Y no vengo a hablar del odio a Podemos, ya que no entro a discutir si opina esto o lo otro (es una guerra que me queda lejos). Solo entro a analizar lo que ocurre a nivel de comunicación y ver cómo se ponen en práctica todo lo que aprendí en la PNL (Programación Neuro Lingüística), que me apasiona transmitir en mis clases de comunicación.

En este caso es bueno poner el diálogo que tuvieron hace pocos días Esperanza Aguirre y Pablo Iglesias en La Sexta Noche. Remarco que, si bien a nivel cultural es bueno saber la historia de estas dos personas, a nivel de análisis de comunicación no hace falta entender quién es Esperanza o Pablo para analizar lo que está pasando.

Más o menos, Esperanza le pide a Pablo, “Repite conmigo: estoy en contra de ETA” (si me lees desde fuera de España tan sólo recordar que ETA es/era un grupo terrorista en España, similar al IRA en Irlanda). Pablo que utiliza la comunicación de forma extraordinaria, le indica, “estoy en contra de cualquier violencia, fin de la cita”. Por teoría de conjuntos se observa como que la frase de Pablo abarca más que la frase que le pide Esperanza. Es como si te pido que menciones que “los niños pequeños comen para vivir”, y te respondo con “la humanidad come para vivir”, en donde queda muy claro que estoy abarcando más que lo que me piden en un comienzo.

¡Pues no!, a Esperanza no le es suficiente, y demostrando un caciquismo ridículo, le indica una y otra vez que o repite lo que ella quiere, o que no está diciendo la verdad. Con todos mis respetos, estar en contra de la violencia es estar en contra de ETA, al igual que la humanidad incluye a los niños pequeños.

Este es el tipo de debates que se encuentra en los países con un paupérrimo bipartidismo y que los seguidores/votantes ya ni piensan, sólo siguen lo que diga el líder. ¿Algo similar a lo que pasa en el fútbol? Sin duda, ¿quién se atreve a meterse con el equipo del vecino por muy mal que vaya?

Cuando se debate sin argumentos sobre el mensaje se observan estupideces como la que te acabo de compartir. Por ejemplo, y es un caso que afecta directamente, me encuentro que muchas personas en vez de criticar algo sustancio que contradiga todo lo que explico en “Las 10 peores coaches que encontré en el mundo del coaching”, se ponen a decir barbaridades de si soy así o asá. Pues nada, mientras algunos siguen hablando por hablar, otros seguimos trabajando. Cuando te hablan tanto del mensajero y no te explican nada del mensaje… algo ocultan. Te lo digo por experiencia...
Cuando te hablen tanto del mensajero y no te explican nada del mensaje… algo ocultan. Te lo digo por experiencia...

👉 Vota mi candidatura al Word Happiness Awards de la ONU



11 Comments

  1. Su razonamiento es impecable, salvo por un detalle: Pablo Iglesias miente cuando dice que está en contra de todo tipo de violencia, tal como demuestran los vídeos siguientes:

    https://www.youtube.com/watch?v=UPtcjnuOTUU

    https://www.youtube.com/watch?v=N6Fc5B_gRYI

    https://www.youtube.com/watch?v=N0M07PXNJko

    Pedir perdón por no romper a la cara a todos los fachas con los que debate en Intereconomía no parece una forma de estar en contra de todo tipo de violencia, como tampoco lo es irse de cacería de fachas para aplicar la justicia proletaria.

    Reply
    • Su razonamiento es impecable y seguro que mintió alguna vez de pequeño, ¿eso le hace mentiroso?

      Reply
      • Esa contestación no está bien fundamentada. No entra en el fondo del asunto. No se trata de una mentirijilla de niño o de adolescente; tampoco de una mentira piadosa o una mentira blanca. Se trata de una incoherencia de discurso, lo cual tienen bastante importancia en política.

      • ¿Dónde está la incoherencia? En ese discurso no está diciendo que esté a favor de la violencia, o al menos no lo interpreto así.

      • Pedir perdón por no partirle la cara a todos los “fascistas” con los que debate en Intereconomía no es estar en contra de todo tipo de violencia. Sugerir una cacería de fachas para aplicar la justicia proletaria después de la comida, en lugar de mariconadas, no resulta compatible con estar en contra de cualquier tipo de violencia. Tengo la impresión de que no ha visto los vídeos que he adjuntado. La incoherencia no está en el discurso que presenta frente a las televisiones de gran audiencia. La incoherencia está en lo que dice en otros foros.

  2. Sin duda, si alguien consigue dejar de lado sus ideales políticos, en Pablo Iglesias tiene un modelo a seguir en “el arte del debate”, pues hacía tiempo que no veía a alguien tan técnicamente preparado para un debate.

    Si te fijas, el lenguaje corporal es perfecto, la ejecución es perfecta y los argumentos nunca son al azar, así como consigue llevar siempre el debate a su campo, obligando al “adversario” a moverse y quedar en mal lugar.

    Eso se observaba mejor en el famoso intento de “vapuleo” que le intentaron hacer en Intereconomía, donde se puso frente a frente en un 1 contra 3 y a pesar de que le interrumpían y no le dejaban hablar, mantuvo la calma en todo momento.

    Irrita al adversario: “No se me ponga nerviosa, señora Aguirre”, y cualquier intento de demostrar que no está nerviosa, la hará parecer una desquiciada.

    No entra al trapo en acusaciones serias. En lugar de sobre-saltarse, lo que hace es reírse, y eso hace que el público asemeje esa risa a una “gilipollez” que ha dicho otra persona.

    Dicho de otra forma, no creo que nadie permita que un presidente como Rajoy o cualquier otro adversario de otro partido lo pongan cara a cara con una persona así, pues sencillamente les destrozaría en el debate.

    Además, juega bien sus cartas, pues sabe que él únicamente debe hablar de lo que ha pasado (y que todo el mundo sabe), mientras que el resto únicamente pueden pregonar lo que ocurriría a futuro en caso de… poniéndolo como el posible culpable de todos los males que algún día ocurrirían.

    Son muchas las técnicas que emplea y que pueden pasar desapercibidas para la gran mayoría, pero realmente tiene un talento para ello, independientemente de su ideología.

    Reply
    • A. Carlos, te felicito porque el análisis me parece exacto y preciso. No podría estar más de acuerdo. Muchas gracias por tu aportación.

      Reply
  3. A esto en mi pueblo se le llama “quitarle el culo a la jeringa”. A propósito, “valla” es una cerca o empalizada. Cuando conjugamos el verbo ir, debemos escribir “vaya”.

    Reply
    • Pepe, gracias por la corrección… ligero despiste. 😀

      Reply
  4. Hay una cosa que se te ha escapado, la estrategia política, vengo de un país donde hubieron varias campañas comunicacionales políticas que son a mi juicio sino idénticas, muy similares a la usada por el señor Pablo: no enviar un mensaje directo y en contra del grupo mencionado (ETA) hace que no me ponga en contra a sus simpatizantes aunque tampoco me pone evidentemente a favor. Créame, lo he escuchado y visto antes.

    Reply
    • Jean, la persona indica que está en contra de la violencia, llámese ETA, IRA, o lo que quieras. Pero claro, cada uno entiende el mensaje que quiere. Muchas gracias por el comentario.

      Reply

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...

  • Comunicación y marketing
  • Coaching
  • Experiencias de vida