Editar video siempre fue una de esas cosas que me gustó mucho… ¡pero que me parecía lejana! A fin de cuentas una cosa es editar imágenes y otra bien distinta es editar video. En la edición de imágenes llevo haciendo maravillas desde hace veinte años: cuadrando, optimizando la resolución, tocando las curvas de nivel, limpiando zonas, aplicando filtros, etc. Pero de la imagen al movimiento… (y no me refiero al del PowerPoint), hay mucho camino. Así que hoy te quiero compartir, como pasito a pasito, pude aprender a editar video de forma profesional.

 

1 – Hay que contar una historia

La edición de video se hace en una herramienta, con un conjunto de técnicas… ¡pero primero hay que saber qué contar!, ¡un storyboard con un guion! Algunas personas se quejan de que no tienen la herramienta adecuada… ¡pero primero tienen que saber contar bien la historia! Intentar hacer un video sin tener un guion de lo que hay que expresar es tanto como escribir un libro sin tener el índice.

Este fue uno de los primeros guiones con ideas que aporté para que unos profesionales me hicieran el video de mi historia de Autocoaching.

Story Board Autocoaching

Pulsa para ver en grande

Partiendo de este guión fue Dario Torres quién se encargó de realizarme este video que quizás ya habías visto antes. En este video aparecieron cosas que he tardado unos años en aprender ¡por eso es bueno tener un referente de las cosas que te gustaría saber en un futuro!

La necesidad de realizar este tipo de guiones es básica,y es bueno incluir un listado de palabras clave (o valores) que estén en armonía con lo que quieres transmitir (o los anti-valores, según consideres), un repositorio de imágenes que sirvan de referencia, el conjunto de videos (materia prima) con los tramos a insertar, así como cualquier explicación o sugerencia que sea importante destacar para que el productor y luego el editor puedan trabajar. Pensar un poco antes, ayuda a ahorrar mucho trabajo después, pues los profesionales del video odian que les hagan correcciones cuando no han existido requisitos.

 

2 – Comenzar ya con una primera herramienta

Si ya te atreves a dar el salto y tienes una idea que contar… ¡ya puedes empezar a editar video con alguna herramienta sencilla que tengas! Personalmente empecé con el Movimaker que tiene todo Windows (o que te descargas gratuitamente de la web de Microsoft), que si mal no recuerdo para los aficionados al Apple se llama iMovie. Aquí empecé a editar algún video que me pidieron para el resumen de una boda, y lo cierto es que aprendes principalmente a enlazar tramos de videos decidiendo cuándo entran y salen. Te permiten incluso hacer alguna transformación, y al comienzo te emocionas mucho, incluyendo un montón de efectos especiales. Hoy me río de las barbaridades que se pueden llegar a hacer, pero al final vuelves a la regla minimalista de que “menos es más“.

Una pena que no tenga ningún ejemplo subido a YouTube realizado con Moviemaker … ¡hace muchos años de ello y ahora no recuerdo ni por donde andan!

3 – Comenzar con una herramienta semi-profesional

Toca dar el salto y empezar a pensar ya en una herramienta que tenga una línea del tiempo decente (timeline) donde se compongan los distintos videos. Tendrás un control mayor superponiendo los videos, mejores transiciones, y se debe ir ya rotulando con algo de gracia. En mi caso empecé a utilizar Camtasia Studio (creo que también probé alguno que venía con las cámaras digitales como el PowerDirector), porque me gustaba cómo realizaba capturas de pantallas (ideal para hacer tutoriales).

Poco a poco fui adquiriendo habilidades, empezando simplemente por cortar imágenes, hacer algún zoom, y rotulando sin mucha idea… Comprobé que la materia prima es fundamental, y no contar con varias cámaras de entrada, o un sonido decente, pueden llevar a un resultado poco profesional. Un ejemplo desarrollado con herrramienta se ve en el siguiente video de una de mis entrevistas en radio, donde jugaba con dos cámaras e incluía encima algunas imágenes de miGPSVital.

 

4- Pero, ¿sirve para algo un video sin difusión?

Conferencia motivación

Visitas que tiene un video en Youtube (pulse para ver un ejemplo)

Antes de dar el siguiente paso es importante que medites un poco en qué estás gastando el tiempo. Te puedes tirar toda una semana editando un video de una conferencia. Puedes tardar horas en limpiar el audio con algunas herramientas de filtros de sonido (me encanta quitar los ruidos con Adobe Audition), después horas en realizar algunos cortes para quitar tramos que están mal. Incluso horas en rotular y poner buenos dibujos. Y después lo subes a tu canal de YouTube.

(continúa en la siguiente página)

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This