No creo que me cueste mucho olvidarte

No creo que me cueste mucho olvidarte

Hay veces que hay que so帽ar. Y hay veces que hay que aprender a olvidar. Muchas veces nos dejamos acompa帽ar de personas t贸xicas que nos ahorcan en nuestra vida poco a poco… y presos de ese triste canibalismo, ponemos el punto muerto y nos dejamos llevar por la...

Pin It on Pinterest