Cuando consulto en Internet -las cosas que uno tiene que hacer en la vida- me queda siempre la duda de si son ofertas de viajes o simplemente verdaderas tonterías que a cada uno le han llegado de una forma distinta. Eso de viajar a todos los continentes, subirte a la Torre Eiffel, verse la Cataratas del Niágara, o subir a los 10 rascacielos más altos del mundo, son desde mi punto de vista cosas de lo más superficiales si antes no has hecho otras que económicamente son más baratas, pero que técnicamente son más complejas. Creerme. Aquí te dejo mis sugerencias, sin ningún orden de realización:

1 – Pasar un día sin hacer nada: ni hablar, ni ver la TV, ni ver Internet, ni leer, ni hablar por teléfono, ni ver a ninguna persona. Sólo pasear y observar la naturaleza, meditar sobre uno mismo, y si acaso, tomar algunas notas de cómo nos sentimos. Te juro que cuando lo probé me di cuenta de lo difícil que es apagar a la mente durante muchas horas (no solo unos minutitos de una meditación).

2 – Mantener al menos a un amigo de la infancia. Por lejos que viva siempre debería existir, le puedes llamar regularmente por Internet y conversar como en los viejos tiempos. Un amigo de esos sinceros que no te va a mentir a la cara porque te conoce desde las edades más inocentes de la escuela. En mi caso somos un grupo de 7 que cuando nos juntamos al menos 3 veces al año, tenemos la máxima confianza en poder contarnos todo, y que sabemos que nos apoyamos tanto en lo bueno como en lo malo.

3 – Tener una maleta en la que te quepa lo importante de tu vida. Y otra en la que te quepa lo superficial. Si te das cuenta, el resto son cosas que has ido acumulando en tu vida y te limitan a descubrir cientos de cosas en otros rincones del planeta. Cada vez llevas más peso y cada vez eres menos libre. Prepárate a cambiar mañana de país si te llegara una opción mejor.

4 – Aceptarte como eres y aprender a reírte de ti mismo. Con todo lo bueno que has vivido y con todos los defectos que te observan tus amigos. Pero sentirte orgulloso por tu vida. Porque si todo el tiempo crees que te cambiarías por cualquier persona, es que no estás viviendo la vida que quieres.

Desapego de lo material

Una Reflexión de vida sobre el desapego material

5 – Haber pedido perdón a alguien de forma sincera. Y no por una estupidez, sino por algo que sabes que le ha cambiado el rumbo de vida a la otra persona. Sin cargarte la culpa de por vida, pide las más sinceras disculpas por el error.

6 – Haber dado las gracias a tus padres por haberte traído al mundo. Quizás no te han educado bien, quizás han sido un puro desastre. Pero ahora eres persona porque ellos un día te “trajeron”, así que agradece el gesto, y sigue tu camino con la idea de hacerlo, si puedes, mejor que ellos. Ojo, esta acción es infinitamente compleja para mucha gente que conozco que prefieren vivir culpabilizando a los padres de su falta de iniciativa. Hasta que llega el momento en el que los padres mueren y entonces no paran de llorar por no haber sabido aprovechar el tiempo en vida.

7 – Escribirte una carta o postal a ti mismo desde algún lugar lejano, donde te digas lo mucho que te aprecias y todo lo bueno que te queda por vivir. Cuando la recibas, te llegará una sonrisa que te recomiendo recordar de por vida.

8 – Haber perdonado a alguien sin caer en rencores. Sin darle mil vueltas al error, si echarle a la cara lo que hizo mal, por muy mal que estuviera. Simplemente perdonando.

9 – Intentar ayudar y asistir a alguien que no habla tu idioma. O simplemente una persona mayor que ya no puede ni hablar. Aprender a comunicarnos con signos e intentando conectar con la empatía del otro. Te darás cuenta de que muchas veces las etiquetas del idioma son una maldita simplificación que lleva a muchas malinterpretaciones.

10 – Hacer algo ilegal, por pequeño que sea, y no contárselo a nadie, pues no tiene que ser para presumir, tiene que ser para que reflexiones sobre la importancia de las normas en la sociedad. O para que incluso te des cuenta de que algunas normas no tienen sentido alguno. Pero reflexiona en tu interior, sin generar debates externos.

11 – Tener una intensa experiencia emocional o sexual con alguien que no vayas a volver a ver en tu vida. Ni teléfono, ni chat, ni mensajes, ¡nada! ¡Que no vuelva a haber contacto! Y comprueba como tu cabeza quiere controlar la situación más de la cuenta. Pero la realidad es que al día siguiente será otro día y tu vida continuará.

12 – Pedir limosna por la calle o buscar la forma de sentirte como un indigente por un día. Es una de las experiencias más duras y que cuando la termines, si generas una buena reflexión, te puede ayudar a poner los pies en la tierra. Es ideal si pasas algunas horas conversando con otros indigentes y comprobando las cosas que les interesa. Te puedes dar cuenta de muchas cargas en tu vida que no te hacen precisamente feliz.

13 – Para no faltar a un clásico que recomiendan mucho, pero sólo si es posible y se quiere, tener un hijo, que ampliará tu responsabilidad por un ser querido. Cuando antepones tu vida a la de tu hijo, te das cuenta de muchas cosas que van más allá del lado racional. Pero es verdad que existen cada vez más padres descuidados que simplemente no sirven para ser padres, o algunas  tendencias de las “generación NoMos” que rompe esta idea clásica.

14 – Plantar un árbol, que a fin de cuentas es la anterior llevada a un riesgo menor, pues no juegas con una vida humana y simplemente cuidas una planta. Y cuando digo cuidar no es poner a una planta en una esquina y que la cuide el vecino. Hay que saber regarla en todo su conjunto, tanto las hojas como la tierra. Nada sencillo para los impacientes.

15 – Escribir un libro, o un diario o un blog. Y, sobre todo, volver a leerlo y releerlo, y a corregirlo, y a que podemos comprobar qué hemos aprendido en el proceso. Escribir un libro requiere un arte que cuando se aplica bien, lleva a una reflexión profunda de nuestro interior y de todo lo que nos rodean.

 

Y sin duda la más importante… ¡no olvidarse subscribirse a este blog! ¡Jooooorrrrr! :D, y siempre agradecido si dejas en los comentarios alguna cosa que creas que también sería buena de hacer.


Seguro te gusta este video para saber las cosas materiales indispensables que de deben acompañar…


 

Mejores reflexiones de motivación con muchas Frases Motivadoras Cortas

 

Lo mejor del COACHING y que no te enseña un curso de coaching online

 

De lo mejor en liderazgo

 

De lo mejor en comunicación

 

Lo mejor de cómo se logra la Felicidad

 

Lo mejor para estar enamorados

 

Reflexiones de Toda una Vida

 

Emigrar por el mundo: Emiratos Árabes o Uruguay

 

Ey 👋 No olvides subscribirte

Título
▷ Las 15 cosas que de VERDAD debes hacer en la vida
Nombre del artículo
▷ Las 15 cosas que de VERDAD debes hacer en la vida
Descripción
No hay dar la vuelta al mundo, ni subir a la Torre Eiffel, ni casarse tres veces hasta dar con la adecuada...¿TE ATREVES A LEER ALGO QUE TE MOTIVARÁ COMO NUNCA?
Pedro Amador
Happiness Play
Happiness Play
https://www.pedroamador.com/wp-content/uploads/2017/01/Happiness-Play-Experto-en-felicidad.png

Pin It on Pinterest

Share This