Las 10 reglas que utiliza un INCOMPETENTE profesional

by | Jun 1, 2019 | Gestion y liderazgo, Mejores reflexiones | 134 comments

¿Sabes cómo detectar a un incompetente profesional? ¿Cómo funciona la incompetencia laboral? ¿Qué hace una persona incompetente? ¿Qué es incompetente? El que cree que cuesta caro un profesional no sabe lo caro que cuesta un incompetente. Les voy a compartir las mejores reglas que consiguen posicionar la ignorancia a los límites más insospechados. Seguro que las reconocen en alguna persona bien cercana que se presenta como un completo profesional, aunque en realidad no deja de ser un novato sin calidad. Estas son a mi juicio las más importantes que veremos en la incompetencia profesional:

Reglas que utiliza un INCOMPETENTE profesional

1- “Culpar a los demás”: pase lo que pase, siempre habrá otra persona a la que se le podrá culpar de todos los males, por mucha o nula responsabilidad que tenga. En el argot de los inútiles, esta regla se llama “echar balones fuera” o llegar a mencionar aquello de “el perro se ha comido mis deberes".

2- “Apropiarse y aprovecharse de los logros de los demás”: que resulta fundamental para llegar muy arriba mientras los de abajo no paran de quejarse de nuestra incompetencia. En el argot de los inútiles, se denomina: “ponerse las medallas de otros”.

3- “Decir que no se ha hecho nada”: aunque le hayan filmado cometiendo el mayor crimen del mundo, niégalo todo. Siempre se podrá pensar que es una compleja trama que está preparando su peor enemigo para poner en duda todo su espíritu de honestidad.

4- “No dar la cara y evitar declaraciones”: nunca intente defenderse si ha hecho algo mal. Le acusarán de cosas que ni hubiera pensado. Mejor evitar declaraciones y mencionar un escueto: “No he hecho nada, es todo un complot contra mi honestidad y buen hacer”.

5- “Buscar falsos testigos para apoyar y repetir mil veces la mentira”: siempre hay algún amigo despistado, de esos que se mueren por estar a su lado, que estarán dispuestos a declarar cualquier cosa, y que consoliden nuestra tontería. Es importante tener algunos a mano.

6- “Poner a otros a declarar por ti”: en las manos de un incompetente es mejor que no se mueva las cosas, así que si no queda más remedio, y no se puede aplicar la regla 4, es mucho mejor si lo hacen otras personas por ti. Con el complemento de los testigos de la regla anterior, intente ahora poner a declarar a personas que sean bien simplonas, ya que acabarán aburriendo a todo el mundo.

7- “Poner a un abogado a declarar por ti”: agotado el punto anterior, mejor poner al abogado que responda con evasivas y contradicciones.

8- Inventar un papel de Santo”: si finalmente nos toca decir algo, es importante haber creado una historia que nos eleve al nivel del Espíritu Santo, y que haga pensar a todo el mundo, que bajo ningún concepto, haríamos tales actos.

9- “Arrojar piedras al tejado del enemigo”, ¿alguien nos quiere poner contra las cuerdas? Por muy santo que sea, tendrá algún lado oscuro. Busca ese lado oscuro y golpéalo con fuerza hasta que no quede duda de que es peor persona que el Demonio.

10- “Inventar un complot: si alguien ha llegado a ponernos contra las cuerdas, y aun así no hemos podido derribarle, no queda más remedio que urdir un complot, mediante una cortina de humo. Las historias más utilizadas son las que incluyen violación o acoso hacia una mujer, porque siempre consigue recopilar muchas incompetentes profesionales.

Me encanta hablar de cosas positivas, pero algunas veces es importante mencionar las malas prácticas, porque nos guste o no, son las que primero tenemos que evitar. Ninguna ha salido de Internet o de ningún libro. Todas las he sufrido en primera persona, en juicios o ataques, y me han servido para detectar lo que denomino como cucarachas humanas o incompetentes profesionales. Al final siempre aparece quien se cree superior a los demás, y por eso siempre recomiendo el estupendo libro de Fernando Trías de Bes, “El libro negro del emprendedor”, donde menciona los grandes errores de muchos emprendedores, y créanme, que se aprende más de los errores que de los éxitos. Siguiendo la estela de Fernando, en breve podré editar “El libro negro del líder” (o del político, o del banquero, sírvase de incluir la profesión que guste), porque ejemplos de incompetentes no van a faltar.

En muchos casos no te fíes de la única opinión de un coach, porque últimamente, los ignorantes parece que triunfan mucho, ¿conoces a muchos incompetentes así? ¡Deja tu comentario!

Cuidado porque el que cree que cuesta caro un profesional, al final acaba dando con el trabajador incompetente que le hará la vida imposible. Me temo que con el tiempo... se acaba aprendiendo lo caro que cuesta un incompetente. ¡Pero todo es cuestión de gustos!

En diferentes idiomas:

134 Comments

  1. Yo que vengo del sector seguros os puedo decir que estas reglas están al orden del día. El otro día perdí un cliente y al mantener la reunión con él me estaba hablando de alguno de estos puntos, curioso. Gracias por tus reflexiones, muy interesantes.

    Reply
  2. veinticuatro años, seis multinacionales farmaceúticas, varios premios de ventas… jornadas de doce horas mas “blackberry” en la mesita de noche, y hace dos años en paro.Nunca me ofrecieron un ascenso, y me harté de ver esto que cuentas en muchos mandos intermedios, de los CEO y alta dirección ni te cuento, ademas de engañar al americano o alemán cuando viene de visita…Yo Sé y tú sabes porque nos va como nos va como país, pero con esas cartas ellos siguen ascendiendo, poguerpointy excel a tope, ni un cliente en la agenda… Un abrazo, y suerte con la regeneración, yo me dedico a la carpintería de encargo, no puedo con ello.

    Reply
    • Muchas gracias por compartir la experiencia, y siento que haya acabado así. Y muy agradecido si compartes el blog.

      Reply
  3. Se puede agregar al incompetente  profesional, la falta de liderazgo, poca
    motivación por alcanzar objetivos y su inconformismo con las reglas de juego de
    la empresa que lidera.

    Reply
  4. Buenísimo Pedro!, yo añadiría que este tipo de especímenes son verdaderos maestros del “lameculismo”, del “pasilleo” y de saber nadar en el fango. Son la herencia de la falta de rigor, y del “todo vale”. Lamentablemente a lo largo de mi carrera profesional por cuenta ajena, he conocido bastantes, y como tu bien dices al final de tu articulo, ¡ojo! por que suelen medrar y también, llevarse por delante lo que haga falta, pero cuando esto pasa es porque al que reporta, es igual de mediocre que el. La falta de liderazgo real, de valores y de compromiso serio es el caldo de cultivo de esta especie “homo mediocrensis”. Hace años empecé un libro con muchas ganas que nunca acabé por enredarme en mis cosas, se iba a titular “El lameculismo en España”…. con esto te digo todo… Un abrazo!

    Reply
  5. Buenos dias.Durante años he sufrido jefes ignorantes y que ademas no estaban dispuestos a aprender,ya que ellos siempre tienen la razon.Pero esto desgraciadamente no impiden su triunfo,porque son ignorantes pero muy inteligentes.¿Sabes cual es la mejor manera de solucionar un problema? Lograr que pase a ser de otro. Esto lo realizaban constantemente y ademas una vez solucionado se colgaban la medalla.
    salu2

    Reply
    • Ángel, muchas gracias por el comentario con el que obviamente me encuentro totalmente de acuerdo. Muy agradecido si compartes el blog.

      Reply
  6. Y tú ¿de qué conoces a mi antiguo jefe? :D:D Está genial esta “guía para detectar estúpidos”, que son los más peligrosos porque hacen faenas sin sacar nada a cambio. Buenísimo, lo tuiteo.

    Reply
  7. Algo así como los varones Simpson, Hommer y Bart..

    Reply
  8. increiblemente esto es cierto, y mas de una vez me ha tocado lidiar de frente con este tipo de especimenes humanos, jejejeje no es facil… y hasta a veces hasta son ascendidos jejejejeje…. respirar exhalar y demostrar con trabajo de hormiga nuestras competencias, alguien por ahi las valorara…no hay que perder la fe!!

    Reply
  9. Sobre todo en los primeros puntos totalmente deacuerdo los otros no los he vivido o eso creo, porque la capacidad humana de mentir no tiene limites. Por otra parte el ensalzamiento y auge de estas personas es otro de los motivos de la actual crisis que sufrimos.

    Reply
  10. Muchas de estas reglas son las que nos han impedido ver lo que se nos venian encima. Ya es hora de que aprendamos que lo mejor es perder el tiempo buscando soluciones que buscando culpables. Sino todos los paises y empresas están en las mismas circunstancias es porque ha habido culturas empresariales distintas que han sabido anticiparse sin tanto ruido.

    Reply
  11. Hola Pedro, me comentabas que te explicara como combatir estas personas. Y no lo sé, cada uno de los perfiles de los 10 suelen ser tipos distintos, cada persona y cada situación laboral es un mundo. Lo que si he aprendido es que a veces caemos en el error, muchas veces por la presión interior de la empresa, de aplicar la celebre frase de cela “quien resiste gana” pero con el tiempo y la experiencia también he aprendido que al final esto redunda en tu propio trabajo menoscabandolo. (o por lo menos pienso yo). En estos casos recuerdo un documental que nos ponian en mi colegio de pequeño de Pelé explicando distintos trucos en el futbol. y siempre se me quedó clavado desde entonces uno de ellos. Decia Pelé que cuando un defensa le pegaba una pata a traición lo peor que le podia sentar al defensa es que te levantaras sonriendo, asi desarmabas sus ganas de pelea y le ponias mas nervioso. Algo así´creo que podria ser en muchos casos de estos incompetentes que estan por encima de ti y te estan pisando el callo. En cuanto a los otros perfiles, como ya sabes he trabajado siempre en banca, y de esos hay multitud, y lo peor que puedes hacer es cubrir su inectitud con tu trabajo., en muchos casos se da en banca y al final eres tu el que estas sobrepasado.
    un abrazo

    Reply
    • Jose Luis, muchas gracias por el comentario… ¡es muy buena la referencia de Pelé! Un abrazo.

      Reply
  12. Esto no lo podemos limita al mundo empresarial. Desgraciadamente estamos rodeados por gente que sigue esas normas de juego.

    Reply
  13. Hiperrealista, diría yo. Hoy muchos personajes públicos (y semiprivados) parecen seguirlo al pie de la letra y, aunque alguna de las reglas ofrezcan eventuales tentaciones para todos, es útil tener presente lo poco productivo de todas estas ¨salidas”, tanto para el problema que parecen remediar como para la identidad/reputación del que las utiliza; y ayuda, precisamente, observar los ejemplos que nos rodean.
    Gracias, Pedro, por este decálogo esclarecedor.

    Reply
    • Gracias a tí, ¡y muy agradecido si lo compartes!

      Reply
  14. ¡Me mata ver todo esto junto! Compilación perfecta de una realidad da dolor de estomago sobretodo cuando no la ves solo en tu pequeño mundo de cuando en cuando (afortunadamente en el mío esto es poco habitual).
    Donde más lo encontramos es en televisión y prensa, reflejado en aquellos que deberían ser ejemplo a seguir: gobernantes, jueces, agentes sociales, “realeza”…y todos quedando impunes de un modo u otro, escondiéndose unos a otros, alternándose en el “barrer para casa” y echar balones fuera, juego de confusión y difuminación en el tiempo…
    De acuerdo que como coaches, debemos mirar hacia el futuro, pero como ciudadanos, personas, padres… no debemos mirar para otro lado y cruzarnos de brazo.

    Gracias por tu espíritu crítico y reivindicativo, fresco y divertido. Das aliento!

    Reply
    • Gracias Raquel por el comentario, y como siempre digo, aquí escribo como persona, más que como coach.

      Reply
  15. Las empresas de Prevención de Riesgos Laborables tendrían que ponerse las pilas y hacer test psicosociales obligatorios anualmente para detectar esta gentuza manipuladora para que los de arriba se quiten esa cortina de humo que no les deja ver más allá que lo que esta gente diga y tomen acciones al respecto sí o sí, porque no es justo que al final todos los que padecemos esta situación seamos los que al final seámos los que nos vayamos y ellos sigan ahí

    Reply
    • Muchas gracias por el comentario… ¡hay tantos que tendrían que ponerse las pilas!

      Reply
  16. ¿Por qué me recuerda esto, Pedro, a mi experiencia en la Administrción Pública? No te puedes imaginar cómo te pueden hacer sentir, ¿qué quieres que te diga, a veces me vi envuelto en unos de esos roles que tan bien relatas. Y de pronto ¡! YO NO DESEO ESO. En algunos de esos “ENTES”, no sabes la que te puede caer si eres efectivo en el trabajo, y luego son los enchufados y chupatintas los que no dan un palo al agua. No quiero seguir, me ha costado un largo trabajo personal pasar esa página. ¿Por qué eres siempre tan certero? ¡Qué pena que solo te conozca por la red! Encantado.
    Anselmo Carballo

    Reply
    • Anselmo, muchas gracias por el comentario… ¡y no dejes de compartir el blog para que llegue a más gente! 😀

      Reply
  17. Buen artículo con en que fui a dar por casualidad.
    Saludos

    Reply
    • Ángeles, muchas gracias por el comentario, ¡y no dejes de compartir este artículo! 😀

      Reply
  18. Creo que relacionas algunas de las reglas que definen el manual de actuación de directivo de hoy; obviamente esto nos lleva donde estamos, una crisis de empleo, ingresos y pérdida de talento y oportunidades. Estaría bien que alguien midiera que share de la altual crisis es imputable a la mediocridad de la clase directiva -la media, es injunto generalizar- de este país, a la incapacidad de reaccionar en todo aquello que no sea proteger su silla y anular cualquier atisvo de talento a su alrededor.

    Reply
    • Mariano… si lo midiéramos… ¿no crees que en muchos casos no se podría medir tanta incompetencia? je je… 😀

      Reply
  19. En lo personal me agrada mucho esta clase de informacion tan invaluable pero que muy poco se trasmite o se da a conocer espero seguir recibiendo temas como este y mis mas sinceras FELICITACIONES por esta cultura que se va perdiendo con el tiempo….

    Reply
    • Henry, muchas gracias por el comentario, ¡y no dejes de compartir estas ideas! 😀

      Reply
  20. Caray!! haz descrito a la clase política de México…..

    Reply
    • Francisco… ¡ójala fueran sólo los de México! 😀

      Reply
  21. Definitivamente la realidad supera a la ficcion!!!!
    Excelenteel decalogo!
    Lo compartire siestas de acuerdo!

    Reply
    • Elisa, no hay nada que más me agrade que se comparta la información (siempre que se indique la fuente claro). ¡Muchas gracias!

      Reply
  22. No sólo es el decálogo de un incompetente también de una persona con falta de escrúpulos. Es algo propio de un trepa que quiere progresar en la empresa a costa de otros.

    Reply
    • Yolanda muchas gracias con el comentario, con el que estoy absolutamente de acuerdo.

      Reply
  23. Todas esas características deberían ser motivo de despido PROCEDENDE.

    Buen texto por cierto

    Reply
    • Totalmente de acuerdo, muchas gracias por el comentario 😀

      Reply
  24. Gracias por este texto. Lo comparto en Linkedin con tu permiso. Me gusta mucho.

    Reply
    • Frederic, muchas gracias por compartir… ¡un placer!

      Reply
  25. chanta…….

    Reply
  26. Este tipo de personas, que todos nos hemos encontrado, muchas veces consiguen de verdad confundir a la gente simplemente porque resultan tan evidentes que resultan increíbles.
    Pedro, esta fuente tipográfica que usas no se lee bien. Es bonita pero se dificilmente. 🙂

    Reply
    • Valeria, muchas gracias por el comentario. La fuente tipográfica, es la que pone el tema de WordPress… pero en breve cambiará 😀

      Reply
  27. Agregaría la falta de respaldo a los colaboradores en circustancias eticamente posibles.

    Reply
    • Daniel, muy buena idea… casi mejor resumirla en “pasar de los demás pidan lo que pidan” 😀

      Reply
  28. la ineptitud y medriocridad está muy generalizada y muy bien asentada y se apoyan entre ellos…

    Reply
    • Ni que lo jures… Es la triste realidad 🙁

      Reply
  29. TE APLAUDO ! tambien a mi me ha tocado sufrir las consecuencias del actuar de estas personas.

    Reply

Leave a Reply to Nou Aire Inmobiliaria Cancel reply

  • Coaching
  • Gestion y liderazgo
  • Comunicación y marketing
  • Mejores reflexiones