El poder del rechazo ⭐

Reflexión de
Pedro Amador
abril 12, 2019 10:47 pm

Ayer lo volví a observar en primera persona: el poder del rechazo, una de las mayores fuerzas que conozco. Muchas personas hablan –algunas ya en formato de charlatanería pura- de la Ley de la Atracción, y de cómo con la fuerza del deseo se pueden atraer las cosas. Me parece aceptable en parte, pero permítanme explicarles cómo el poder del rechazo genera una fuerza aún mayor, y puede llevar a "miedo a la gente".

En la vida normal es normal tirar una pelota de tenis contra una pared y que nos rebote sin problemas. Si la tiramos más fuerte, nos llega con más intensidad. Si la tiramos muy suavemente, probablemente ni vuelva, porque en el rebote siempre pierde un poco de fuerza.

Ahora tomen por un momento su pelota de tenis, e imaginen que pueden llenarla con el mayor amor que hayan sentido en su vida por una pareja (la que sea, pero algo que recuerden con intensidad). Lancen la pelota, llena de amor, contra otra pelota de otra persona que juegue en el campo contrario. Seguro que podrán ver estas posibilidades:

  • Las dos pelotas se encuentran, van con la misma velocidad y consiguen chocar en algún punto del campo. Caen con armonía a la par en el suelo de forma mágica y sin vaciar ni un sólo ápice de todo su amor. Es cuando suena una preciosa banda sonora en el campo y recitan canciones de trovadores. Allí se pueden acompañar de por vida sin problemas, a no ser que sople un viento extraño (el contexto que cambia), o rebote una tercera pelota.
  • Una pelota se lanza, pero en el otro terreno no hay nadie jugando y se encuentra contra una pared invisible. En ese momento, algunas veces aplican las leyes físicas, y la pelota rebota. Pero en algunas circunstancias (son la materia prima de las fantasías emocionales), esa pelota se queda pegada a la pared invisible, inmóvil. Siente el poder del rechazo, y en vez de haber rebotado sin problemas, se queda pegada sin sentido alguno en esa pared invisible. No consigue atravesar la línea, pese a que se de cuenta de que en el otro lado del campo no hay nadie jugando. Pero no, esta pelota quiere y quiere y quiere pasar al otro campo, y cuanto más rebelde sea la pelota, más quiere. Una fuerza gigantesca que no consigue controlar le obliga a estar al filo del campo… ¡es necesario pasarlo! Casi siempre es imposible, por más que se vuelva a intentar lanzar la pelota una y otra vez, sin importar la fuerza con la que salga disparada.
  • A veces es incluso peor, porque la otra persona además de no lanzarnos su pelota, simplemente nos pisó la nuestra. Esas sí que son las peores partidas de tenis que he podido comprobar, porque un rival abusa de las normas del juego e impone una conducta tóxica que a la pelota, llena de amor, le acabará causando alguna enfermedad peligrosa (me temo que las pastillas no curan estas cosas). En este caso, el poder del rechazo (en su vertiente miedo a no sentirse rechazado), se hace aún más fuerte, y se suma a una ridícula energía que ofrece la inseguridad, y que se llama “miedo a estar solo”, es decir, a tener que jugar al frontón en vez de al tenis.

Como siempre, hay que jugar algunos partidos de tenis para saber moverse con soltura en la pista. Se puede pelotear algunas veces, pero no les quepa duda, que muchas veces se pierden algunos partidos antes de hacerse un gran campeón y alcanzar el título soñado. En este caso, el poder del rechazo es uno de nuestros mayores enemigos, y debemos mantener la mente muy fría para saber gestionarlo sin que nos afecte. Mi mayor secreto para esto es usar el desfibrilador emocional, una herramienta que nos tiene que servir para anteponer el valor respeto al del enganche emocional que nos impide jugar bien al tenis.


Este video con reflexiones para tener mejores relaciones


Porque la pelota lo tiene sencillo. Sólo tiene que aceptar que no está jugando en el campo correcto y pedir pelotear en otro campo. Quizás no se le da bien el césped, y deba jugar en tierra. Quizás no se le dé bien la tierra y quiera jugar en cemento. Sea como sea, que ruede… y que sólo se quede parada cuando encuentre una buena pelota que esté a su altura.

Se acabó el tener miedo a la gente. A mí siempre me gusta recordar que amar se trata de compartir un camino, no de ponerse en el camino del otro. Juguemos con estilo al tenis, sin perder la sonrisa.

¿Se puede disfrutar la vida? ¿Qué ideas o consejos serían buenos para disfrutar la vida?


⭐ Otros artículos que te pueden ayudar en las relaciones

⭐ Además de las reflexiones de El poder del rechazo ⭐ disfruta...

▷ Mejores Reflexiones de Motivación Y Frases de la Vida





▷ Lo mejor que tengo del Coaching Personal






▷ Mejores reflexiones de superación y frases de motivación




▷ Algunas reflexiones de Liderazgo




▷ Mejora en la comunicación con estos mega post




▷ Reflexiones y frases de la vida: todo pasa por algo






▷ Reflexiones de enamoramiento y amor




▷ Emigrar por el mundo: Dubai o Uruguay





Ey 👋 No olvides subscribirte

Esta reflexión fue modificada abril 12, 2019 10:47 pm

Pedro Amador

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (Happiness Play y Happiness Play Pro), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros, decenas de artículos. Conferencista internacional. GRACIAS POR COMPARTIR donde gustes bajo normas COPYLEFT

Reflexiones recientes

Reflexión de
Pedro Amador
julio 7, 2019 1:34 am
Reflexión de
Pedro Amador
julio 7, 2019 2:01 pm
Reflexión de
Pedro Amador
junio 12, 2019 8:43 pm
Reflexión de
Pedro Amador
julio 13, 2019 2:28 am
Reflexión de
Pedro Amador
mayo 29, 2019 11:02 pm
Reflexión de
Pedro Amador
junio 4, 2019 11:36 pm

Ver reflexiones y comentarios

  • A muchos "nos" pasa... que estamos más pendientes de los movimientos, color, fuerza... de las otras pelotas de tenis que de la nuestra propia... por miedo al rechazo... "estar solos". Así que... por ahí anda la autoestima y el autoconcepto revoloteando... Gracias por el artículo!

  • Es cierto que el miedo al rechazo, nos condiciona y obliga a comportarnos de una forma no queremos, o nos paraliza nuestras posibilidades de creer más en nosotros mismos, que ocurre cuando nuestra confianza esta tan mermada que desarrollamos una fobia social? Y si también minaron nuestra confianza en nosotros mismos, y estamos paralizados, sin conocer habilidades o destrezas tenemos, hemos de adquirir, no intentamos otras cosas por miedo al fracaso, miedo al rechazo........
    es fácil pasar de lo que opinen los demás de ti? Que pasa con el reconocimiento social, no crees tb es necesario?

  • Lo de tener miedo de ser rechazado es cierto, pero que pasa, cuando es tan doloroso, que te condiciona tanto como para llegar a desarrollar una fobia social? O una paralización por miedo a fracasar , generándote una baja confianza en uno mismo y en tus posibilidades......reduciendo la posibilidades laborales....como volver a avanzar?

    • dejame decirte que hasta el mismisimo jesucristo tuvo mucho miedo. por temor a que Dios lo abandonara .

    • Muy buena pregunta... recordando que la vida no siempre es fácil, y mejor enfocarse en cómo conseguir los sueños que en todo lo malo que ocurre.

  • Muy buen articulo. Y es cierto que una simple palabra "NO" ayuda que nuestra mente funciona y mira otras perspectivas.

  • si...! muy bien el comentario, pero, habèces, tenemos que, examinar si, mandamos pelotas de amòr u odio, porque, parece ser... que en ese caso, mejor, romper èl juego, con la indiferencia....jugar....todo..dicho. en las canchas de tenis, los sentimièntos analizarlos y descifrarlos!!!y sentirlos!!!a `dòs...yo particularmente, no creo en el rechazo...no puedes obligar a nadie a ÀMARTE!!...`seria exclavizar....!!

    • Susana, muchas gracias por el comentario, y estoy de acuerdo en que no puedes obligar a nadie a amarte, porque todos sabemos que es un juego de dos.

  • Muy buena reflexión, cuando solemos pasar, momentos malos, en cuestión de una relación de pareja, y donde alguna de las partes no suele amar de la misma forma que tu lo haces, es un proceso difícil, pero aprendes de ello, es doloroso, pero que también te ayuda al crecimiento personal por muy duro que sea, aprendes de ello. ¡UN ABRAZO ENORME PEDRO!

    • Eva, muchas gracias por el comentario. Como indicas, siempre es un tema de la responsabilidad que asumamos en la relación... ¡un abrazo!

  • Excelente contenido y una metáfora impecable. Muy de acuerdo en que el rechazo no permite que una relación (del tipo que sea) crezca, y es cuando se cae en desarmonía. Debemos saber gestionarlo adecuadamente porque sin duda alguna un rechazo también nos ayudará a crecer a nivel personal, a ser más fuertes ante las adversidades y aprender cuándo renunciar a aquellas emociones desgastantes. Hay una máxima que dice " Que la renuncia no es dejar una opción sino deshacerse de una carga". Aceptación y tal como dices "que ruede" ! Gracias por el aporte ! Un saludo

    • Ivonne, muchas gracias por tu comentario. Muchas veces el rechazo incluso impide empezar cualquier relación, por más que nos cueste creerlo. ¡Gracias a tí!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Esta web usa galletitas