La fórmula del amor ❤️ Amores verdaderos

por | Feb 18, 2012 | Amar es para siempre, Mejores reflexiones | 11 Comentarios

¿Existe la fórmula del amor? ¿Podemos encontrar un algoritmo para detectar el amor verdadero? Siempre hemos pensado que sería genial conocer el secreto para encontrar a la persona amada. ¿Están listos? Es mejor tomar asiento para leer esta importante fórmula que, después de años de búsqueda y estudio, he encontrado sencilla, no requiere el mejor video de motivación.

El secreto para encontrar el amor de nuestra vida es muy sencillo: saber lo que buscar. Con esto solo habríamos llegado a una parte de la fórmula, porque luego hay que tener valor para encontrarlo. El resto es aún más sencillo: saber cómo mantenerlo. Bueno, el amor es el amor 😃

En algunas sociedades, alguna parte de esta fórmula se omite. En algunos casos, los padres seleccionan a la pareja con la que se pasará toda la vida, y en otros se busca a la primera persona que se cruza en el camino, evitando aceptar cualquier error.

Vamos a analizar un poco más cada uno de los pasos de esta fórmula secreta del amor y saber si realmente estamos preparados para que la persona amada aparezca y se quede a nuestro lado. También es importante identificar el momento en el que conozcamos a la persona que nos gusta y la velocidad a la que queremos que avance la relación.

Primer paso del secreto: Saber qué buscar

Orientar la búsqueda es fácil, o al menos si nos ponemos a trabajar. Durante varios años, he conocido a muchas personas que no saben qué le puedo ofrecer a mi pareja y que pensaban que serían conquistadas sin moverse de casa, esperando a que su nueva pareja aparezca y las saque de su cómodo sillón.

Explorador de factores

Para saber lo que se busca primero hay que diseñar una “Carta a los Reyes Magos” (o a Papá Noel o al Niño Jesús) con una completa lista con todos los puntos de cómo preferirías que fuera tu pareja. En otra ocasión la he compartido para listar nuestras preferencias de la vida en el hogar.

Me he expresado bien, preferencias, gustos, o como durante muchos años he llamado en la Metodología de Autocoaching, factores (o condiciones). ¿Y qué son estos factores? Son las cosas que nos hacen más felices, pero no significa que directamente nos hagan infelices si no las tenemos. Por ejemplo, yo llevo toda mi vida escribiendo con mi mano derecha, es decir, soy diestro. Pero cuando tuve una lesión en la derecha y me escayolaron, me amoldé a escribir con la izquierda. Como fue algo temporal, volví rápidamente a la diestra, pero si hubiera sido de por vida, seguro que me habría acostumbrado a ser zurdo. Es decir, tengo una preferencia por ser diestro, pero eso no significa que jamás pueda ser zurdo, sería sólo cuestión de práctica.

Es bueno que seas consciente de estas preferencias. En el amor, las tienes, por más que mucha gente diga que siempre está abierta a cualquier relación. La mejor forma de conocer tus factores es preguntarte qué te llevó a sentirte insatisfecho con las últimas parejas (si es que has estado con más de una). Eso te indicará qué cosas miras más en una relación de futuro. Por ejemplo, he encontrado gente que no aguanta que su pareja fume, o que tenga pelos en la espalda, o que simplemente que no sepa qué quiere hacer con su vida. Sobre gustos, no hay nada escrito. Pero eso no quita que seas capaz de listar tus factores sin ninguna dificultad. Aquí tienes mi ejemplo de buscar amor para los Reyes Magos.

Para realizar mejor la Carta a los Reyes Magos te puedes servir del completo catálogo de gustos y preferencias que existe en la web de Happiness Play (con miles de preferencias y gustos clasificados).

Clasificador de factores

Ahora que has listado todos tus factores, por banales que parezcan, será el momento de recapacitar sobre ellos. Es importante clasificarlos, en necesarios o motivadores y además ordenarlos por importancia. Esta clasificación distinguirá entre las cosas que imperativamente precisas (factor necesario) y las que te gustaría tener (factor motivador) para tener el el día mas feliz de mi vida. Más adelante verás algunas reglas que se aplican a estos factores, pero por ahora simplemente mantén la lista clasificada en factores necesarios o motivadores y ordenada de mayor a menor importancia.

Os mostraré un sencillo ejemplo con algunos de mis factores clasificados y ordenados. Diría que "mi propia fórmula del amor verdadero" ha cambiado mucho a lo largo de mi vida, pero ya volveremos a este asunto después. El deseo de que la pareja siempre esté en armonía con nuestros valores debería ser siempre un factor necesario, es decir, que la pareja respete nuestros valores.

Factores de la pareja ideal

Factores necesarios Factores motivadores
  • Que sea buena persona
  • Que sepa disfrutar la vida
  • Que sea simpática y divertida
  • Que sea inteligente y me tienda
  • Que sea una buena madre
  • Que no sea acaparadora
  • Que le guste viajar
  • Que se preocupe por los demás
  • Que sea muy atractiva
  • Que se deje sorprender

Segundo paso del secreto: Valor para encontrarlo

¡Salta! ¡Disfruta del paseo en parapente! El segundo paso de la fórmula del amor nos pide valor. Ya va siendo hora de dejar de mirar cómodamente desde el borde del barranco para evitar afrontar riesgos. Es cierto que muchas veces el resultado no es el esperado y la caída duele si no sabemos maniobrar, pero quedarse en tierra sin levantar el vuelo no sirve de mucho. Tenemos que pensar que la relación va a ser maravillosa, y si no lo es, al menos nos servirá para maniobrar mejor nuestro parapente en el próximo salto.

Una de mis películas favoritas es “Atrapado en el Tiempo”, con el divertido Bill Murray y la maravillosa Andie McDowell. Es una situación puramente cómica, pero ¿te has parado a pensar qué ocurriría si tuviéramos opción de repetir nuestro día a día hasta que fuera perfecto? Cuando nos falta el valor de decir algo a una persona que nos interesa, la pregunta siempre puede ser la misma, qué pasaría si, ¿aunque me equivoque pudiese cambiar lo que ha ocurrido? Muchas personas tenemos un miedo patológico al ridículo, y nos preocupamos más por lo que pensarán los demás que por lo que realmente queremos en la vida. Se acabó. A partir de ahora jugaremos a pensar que el día no se puede repetir. Pero tomaremos cartas en el asunto y nos sentiremos libres de actuar con los factores escogidos. Porque nos merecemos lo mejor, y lo valemos. ¡Salta! ¡A por reflexiones de amor verdadero!

Tras haber tenido el valor de dar el primer paso es el momento de comenzar a detectar cuanto antes si la persona escogida está en armonía con nuestros valores y factores. Nadie pide que los cumpla todos, cosa complicada, sino simplemente que cubra un número razonable de factores y respete nuestros valores. En los ejemplos de juicios afirmativos, si tu pareja no quiere tener hijos, y fuera para ti la familia un valor fundamental, ¿no sería lógico decir que ésta no es la pareja adecuada con la que tener una relación a futuro?

La honestidad de análisis juega un papel fundamental que nos debería servir para evitar cualquier tipo de malentendido, porque de otra forma, estaríamos construyendo un castillo de arena que desaparecería con la próxima marea. Ahora responde a la pregunta fundamental de este paso: ¿la pareja que acabas de encontrar está en un buen momento para empezar una relación? Si no es así debemos obrar con paciencia y respetarlo, porque muchas personas que no saben estar solas y llevan velocidades distintas, estropean la relación por la mera obsesión de poner nombre al compromiso. La comunicación juega un papel fundamental en estos primeros pasos para acercar estas posiciones esenciales.

Tercer paso del secreto: Conservarlo

Cuanto antes aprendamos a diferenciar entre una ilusión y estar enamorados, antes nos ahorraremos darnos de bruces contra el suelo. No nos llamemos a engaño, un idea de amor a primera vista puede existir e incluso llegar a ser maravilloso. Pero hasta que no han pasado unos días, semanas, o meses, es complicado saber a ciencia cierta si la pareja encontrada es el amor de nuestra vida. Incluso a veces y tras toda una vida, cuesta darse cuenta.

Por tanto, no nos dejemos impresionar a la primera de cambio y vayamos trabajando poco a poco la relación y comprobando día a día cómo se va cumpliendo nuestra Carta a los Reyes Magos. Si proyectamos una ilusión en una relación que no funciona, habremos conseguido crear una fantasía emocional, que aunque nos diga que todo es maravilloso, la realidad será bien distinta. Cuanto antes nos demos cuenta, antes estaremos dispuestos a buscar una nueva relación sana y duradera.

Es importante demostrar cariño a menudo, y no avergonzarse de decirle a la otra persona te amo, acompañado siempre de acciones que la hagan sentir única y especial. Es tan primordial demostrar interés como respetar los espacios mutuos. No se deben sacrificar los deseos o necesidades, y por eso es importante, haber pensado bien si cumplía nuestros factores.

Retomemos ahora la idea de la velocidad de una relación. No hay dos personas iguales. Hay quien necesita el máximo de atención y hay quien desea el mayor espacio y libertad hasta cimentar el edificio. Muchas parejas que conozco no han llegado a buen puerto porque tenían falta de sincronía, y aunque los intereses de futuro fueran iguales, la impaciencia de una de las partes destruía el crecimiento de la relación. Al contrario, también encontramos personas que no son capaces de implicarse y huyen del compromiso. Recordemos que se está creando un mundo para dos, y hay que respetar la velocidad de cada uno.

Formula del amor verdadero

¿Y cómo sabremos si nos encuentros en la relación ideal de nuestra vida? ¿Cómo sabremos si funciona la fórmula del amor? Quizás nunca lo sepamos con certeza, pero sí es verdad, que una relación en la que realmente se encuentra lo que necesitamos y que vibra con nuestros valores, habitualmente no requiere ningún esfuerzo. Respira sola. Cada persona encuentra su espacio y esto ayuda a evitar los celos indebidos.

Por último, es un buen momento para listar los factores que ofreces. Te has parado a pensar ¿cuál es tu oferta?, ¿qué le puedes brindar a tu actual o futura pareja?, ¿qué valores quieres compartir en la relación?, ¿a qué estás dispuesto a renunciar por el amor de tu vida? Es verdad que muchas veces nos quejamos de no encontrar parejas perfectas, maravillosas y duraderas; pero también es necesario reconocer que muchas veces somos nosotros mismos quienes ofrecemos bien poco y que si ofrecemos siempre lo mismo, es normal que la rutina acabe con la relación.

Test sobre el amor

¿Te has planteado si te puedes hacer un test del amor? ¿Te preguntas si tu relación de pareja funcionará a largo plazo? Hay muchos test del amor al uso, pero te quiero dejar unas sencillas reflexiones de una de mis últimas conversaciones:

  • ¿Cómo sabes si estás con la pareja ideal? – pregunté con una dulce sonrisa.
  • ¡Eso no hay forma de saberlo! ¡Claro que no!, es una química que se siente o no se siente- respondió mi vecina.
  • No soy muy bueno en química, ¿de verdad no me puedes decir qué te hace estar bien con tu hombre maravilloso? ¿no hay nada de rechazo?, porque no creo que te pudiera recomendar un restaurante diciéndote únicamente que el cocinero cocina con una química espectacular.
  • Pues no sé… supongo que es porque le quiero – repetía ella sin parar.

Para serles franco, soy testigo de este tipo de conversaciones casi todos los días, y parece que son muchas las veces que escucho un test de amor para hombres. Son el indicio de que, tarde o temprano, cuando aparezca la tormenta, puede que la relación se rompa y no llegue a buen puerto. Tenemos que saber lo que nos une, y también lo que nos diferencia, porque de otra forma, viviremos de puntillas y un día nos podemos caer. Existe un nivel emocional que es muy importante, y que es asociado comúnmente a lo que llamamos química, feeling, enganche,… Este nivel lo analizaré en otro momento, porque también se puede llevar al consciente mejor de lo que imaginamos.

También existe un conocimiento racional, que cada vez se muestra más importante en el amor, y cuyo desconocimiento está llevando a disparar el número de divorcios. Hace varias décadas nuestros tatarabuelos apenas tenían opciones, y continuaban con la pareja elegida de por vida. Pero hoy en día las posibilidades se han multiplicado de forma exponencial, y cuanto mejor sepamos qué pegamento une la relación, mejor sabremos despejar las dudas que nos llegan frecuentemente. Desde el racional, y observando el Mapa de la Vida, es bueno tener un conjunto de preguntas sencillas para que conozcamos el pegamento de nuestra relación.

Se puede construir relaciones en su día a día de manera casi perfecta. Si a una persona le gusta viajar, y la otra no lo soporta, más vale tomar cartas en el asunto, porque seguro que existen otras personas con las características que buscamos. Es bueno tener un botiquín de preguntas para cuando conocemos a alguien y así poder entender si esa persona cumple nuestros mínimos requisitos de pareja ideal. Simplificando, dejo los mentirosos compulsivos fuera de este análisis. Para algunas áreas del Mapa de la Vida, les comparto algunos ejemplos:

  • Ocio: ¿te gusta viajar?, ¿prefieres playa o montaña?, ¿necesitas salir sólo con tus amigos frecuentemente?, ¿prefieres quedarte en casa viendo la televisión o salir con los amigos a tapear?
  • Familia y amigos: ¿tienes buena relación con tus padres?, ¿quieres tener hijos (o ya tienes)?, ¿te relacionas con tus ex-parejas?
  • Trabajo: ¿tienes un horario flexible o un horario fijo?, ¿sabes compaginar tu vida laboral con la personal?, ¿te traes el stress del trabajo a casa?

¿Cómo hago mi test de amor?

Son sólo algunos ejemplos, pero si comprobéis el Mapa de la Vida, os dará las ideas de las áreas en las que es importante tener una opinión formada de aquello que queremos. Hay que tener el valor de compartir con los demás. La cuestión no es que en una relación cuadre TODO a la perfección, pero sí los aspectos más importantes. Os voy a presentar un ejemplo, muy habitual, que servirá para analizar cómo detectar toxicidades en las relaciones. Para muchas personas es muy importante el tema de la descendencia. Si preguntamos a una pareja, ¿quieres tener hijos en el futuro (aunque sean adoptados)?, nos podríamos encontrar estas opciones (los dudosos los dejamos también fuera de este análisis): Tabla de opciones

Lo más inteligente es buscar a una pareja que quiera lo mismo que tú, al menos para cosas tan importantes como esta. En cosas así no se puede fallar, porque aquí no estás preguntando si prefiere playa o montaña (que al final todos sabemos que se va un poco allí y otro poco allá). Estamos preguntando cosas vitales, y el problema es que muchas veces se juntan dos personas que comparten respuestas distintas (zona problemática) y piensan que con el tiempo el otro cambiará de opinión. Las papeletas para la rifa llamada fracaso, han quedado bien repartidas. Vale, puede que cambie, ¿pero para qué empezar una relación con alguien que tiene necesidad de algo a lo que no estás dispuesto? ¿No es más fácil buscar una pareja, que mira que hay miles, que exactamente cumpla tus requisitos racionales? Aquí es cuando se escucha eso de… “el amor no tiene barreras”, a lo que yo rápidamente respondo… “y la tontería tampoco”. Me temo que cuanto antes seamos responsables y evitemos relaciones tóxicas, antes estaremos dispuestos a saborear en su máximo esplendor eso tan bonito que es el Amor, ¿te atreves?

❤️ Reflexiones adicionales que te pueden ayudar en el amor 💖


En este video verás que hablamos de la fórmula del amor y de reflexiones para comprender el amor.

👉 Más reflexiones en mi canal de videos

11 Comentarios

  1. Me gustaría saber de que se trata

    Responder
  2. Cuál es la fórmula del amor

    Responder
    • Liuska, gracias por el comentario. Te sugiero que veas la entrevista completa del video… y seguro que te aclará muchos puntos de la fórmula del amor

      Responder
  3. Me gustaría saber de
    Este metodo

    Responder
  4. Esto es la fórmula segun algunos matemáticos

    Responder
  5. Lo siento, pero aunque deba reconocer que en algunos aspectos fríos (muy fríos) tienes razón y creo que son la solución perfecta para “deshacerte” de alguien con espacio en tu corazón pero no en tu cabeza, he de decirte…

    “Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al revés. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto.”

    Del capítulo 93 de Rayuela

    Ojalá y no use la “fórmula del amor” para enamorarme.. sufriré algo más, eso seguro.. pero será de ese, del bueno, del que hace temblar las piernas y hervir el corazón, del que te mantiene helado, del que te vuelve improductivo. De ese. Ojalá, aparezca en el momento adecuado, con la percha adecuada y los zapatos limpios. Ojalá yo lleve los labios recién pintados. Ojalá sea totalmente compatible. O mejor no. Que aparezca mejor el peor día, ese que llego tarde y salgo de casa con deportivas y sin maquillar, que él ande despistado y se choque conmigo ofuscado porque al contrario que yo se levanta con mal pie. Que nos conozcamos y nuestras incompatiblidades nos hagan pensar que no tenemos la fórmula adecuada para que esto dure para siempre, pero que aún así el corazón venza. Mejor que sea tan fuerte que todo esto, la fórmula ideal se cultive con el pasar de los años, con la comprensión y el cariño y con la simbiosis producto de la diversidad. Ojalá y sea así.

    Y una cosa más que leí de alguien que desgraciadamente no sé quién es:

    “Si estás buscando al amor de tu vida. DETENTE. Te estará esperando cuando comiences a hacer las cosas que amas”.

    Esa sí que es una buena receta! Y sí, resume muy bien todo tu post! 😉

    Un saludo!

    Responder
    • Patricia, muchas gracias por el comentario. Y no tengo ningún problema en respetar lo que indica, pero entienda solamente que yo sí he trabajado de forma consciente en buscar a la persona que quería.

      Un saludo.

      Responder
      • claro que lo entiendo! 🙂 de hecho, la última frase, creo que describe muy bien lo que quieres decir, buscar algo que encaje… Está fenomenal! Cada uno hace las cosas a su manera, claro está, de hecho, espero que te haya salido bien!! ha sido así? porque si es así, será que aún podemos aprender todos de todo y un poco de todo… como debe ser.

      • ¡Totalmente de acuerdo Patricia! 😀

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...