Las lecciones que tiene que aprender el coaching de Arthur Andersen

by | May 9, 2013 | Coaching | 14 comments

¿Coaching en Uruguay? ¿ICF en Uruguay? Coaching trucho, así es como llamarían en Latinoamérica al coaching pirata, falso o con trampas. La verdad es que viniendo de la organización mundial ICF, que sigue demostrando que no tiene credibilidad alguna, no me sorprende nada.

Como siempre voy de frente y me gusta que reflexionemos todos juntos, así que veamos las ideas básicas. Para empezar nos encontramos este cartel que ofrece formación de coaching en Uruguay, y abierta a más vecinos de Latinoamérica.

Coaching Uruguay

El cartel es llamativo, aunque a nivel de maquetación no es de mi agrado, pues no considero acertado poner el rojo de fondo (genera una sensación de peligro, y sólo gusta en exceso a los médicos al recordarles al color de la sangre).

Bueno, profundicemos un poco más… y para ello hay que irse a la página de Gerardo Silbert, el que me parece recordar que está como presidente de por vida de ICF Uruguay (les comparto que en la organización ICF recomiendan rotar cada año al presidente, pero sólo los presidentes de ICF sin valores que residen fuera de Argentina parece que no saben lo que significa la palabra rotar). Je, je, tacho esto para que no me comparen con Mujica. El programa parece interesante, y no tengo duda que tiene un fantástico contenido.

Pero ahora viene la reflexión, pues aparece, “Primer programa acreditado en Uruguay”, bueno suena bien, ¿pero quién acredita? Comprobemos a los formadores:

  • Damián Goldvarg, presidente de ICF Mundial, que conozco personalmente y he comentado en alguna entrada del blog.
  • Ariel Goldvarg, hermano del presidente de la ICF Mundial, que también llegué a conocer.
  • Gerardo Silbert, presidente de ICF Uruguay hasta hace pocas semanas (¿ahora presidente de ICF Latinoamérica?), que también conozco personalmente.

Es decir… quién da la formación es quién controla la organización que acredita. ¿Perdón? ¿Eso es ético? Sí, sí, sí, porque en algunas organizaciones como la Escuela Europea de Coaching dicen que tienen un código ético que respetan. Bueno, tanto predicar a los cuatro vientos, y deberían empezar dando ejemplo.

 

No, quien acredita no debe formar ni dar servicios de consultoría. Todo profesional tiene en mente el caso de Arthur Andersen (ahora  Accenture y Andersen Consulting), en donde incluso el gobierno de Estados Unidos tuvo que intervenir para no permitir que fuera un engaño el que los auditores pasaran por alto lo que hacían los consultores de la propia empresa. ¿Se acuerdan del caso Enron? Bueno, siempre puede refrescarles la memoria la Wikipedia. Una multa de medio millón de dólares aclaraba lo que se considera malas prácticas.

¿Se va a formar en coaching con la gente dirige la asociación que le va a acreditar? Bueno, lo puede realizar sin problema alguno, pero tenga presente que en el mercado le pueden decir que tiene un título de coaching trucho, sin validez alguna.

NOTA ENERO 2014: Me refrescan la memoria y me indican que el Supremo de EEUU exculpó a Arthur Andersen de la destrucción de pruebas de Enron, pero al margen de la forma, el contenido judicial sigue ahí, porque después también KPMG hizo una separación de las líneas de consultoría y auditoría. Con el conflicto de intereses no se juega en los negocios, y menos cuando estás intentando ser un referente ético como pretenden los responsables de ICF.

👉 Vota mi candidatura al Word Happiness Awards de la ONU



14 Comments

  1. Querido Pedro, el eje que podemos distinguir quizás es quienes comercializan las formas del Coaching, de quienes en su vida profesan este, como una forma se vivir y servir…. la ética hecha raíces donde los valores son una forma cotidiana de ser… Nada mejor que el ejemplo diario para generar un observador inquieto, entusiasta y eticamente comprometido, adelante con cuanto haces, que el buen ejemplo siempre hace eco en quienes están dispuestos a buscar el bien común.

    Reply
    • Matías, totalmente de acuerdo con tus palabras. Muchas gracias por el comentario, ¡y muy agradecido si compartes el blog! 😀

      Reply
  2. Perfecto! Puedo sugerir mis dos posts para abundar en lo que comentas?

    Un cordial saludo!

    Reply
    • Gracias por su comentario. Pero una pregunta, ¿en su grupo/empresa se ofrece formación y certificaciones en coaching en el mismo kit?

      Reply
  3. Bueno
    el traductor me da una idea de lo que dicen y pues si, no dan respuesta
    a tu cometario pero tambien parece que no estan de acuerdo con el hecho
    de quien acredita sea quien forme. Nos haces pensar Pedro con tu
    articulo que si un Coach acepta un rol
    de acreditador, no deberia, al menos durante el tiempo asignado a este
    cargo, impartir formacion, sino dedicarse exclusivamente a acreditar o
    certificar. Yo mismo vengo entendiendo esto desde hace un tiempo y ya
    veo que conmigo hay otros que tambien han caido en cuenta, pues es
    bastante incoherente certificar y formar Coaches, a menos que sea solo
    un negocio. Lo mejor como tu dices es que den su opinion o respuesta en
    Español por respeto a todos los que hablamos este idioma. Al menos yo
    estoy interesado en leer su comentario, pero sin las dudas del
    traductor, google es bueno pero no para estos casos.

    Reply
    • Wilson, muchas gracias por tu comentario. Lo curioso es que les hablas de una cosa y te responden de otra. ¿Qué credibilidad van a tener cuándo no están leyendo lo que se pone?

      En esta entrada he compartido el caso de una empresa que es un referente en consultoría. El gobierno de Estados Unidos la multó bien multada.

      Pongamos un ejemplo para que nos entendamos de la gravedad que está permitiendo ICF (al margen de que parecen que no saben español)…

      Érase una vez que el presidente de ICF Mundial forma en Uruguay sobre las competencias del coaching. Después su propia organización, ICF, que avala la formación ofrecida por él mismo, ofrece una acreditación al coach.

      Ese coach después va a una empresa, que le contrata por los estándares de acreditación de ICF, pero resulta que el coach es nefasto y realiza consultoría en vez de coaching en un directivo. Si la cosa se pone muy fea, ¿a quién piensas que demandará la empresa? (en Estados Unidos demandan hasta por los vasos que queman y no lo indican). Al coach. ¿A quién piensas que multará el juez? A ICF por no haber evitado tan básico error de influencias.

      Esta reflexión es profesional, y quién la ignora y prefiere atacar al que la comparte, es simplemente porque le importa poco la profesión.

      Reply
  4. Hi Pedro,
    The International Coach Federation (ICF) has a long history of leaders, at the local and global level, who are associated with training programs. Since we maintain a clear distinction in roles, this is not unethical. The Board of Directors has a very strict conflict of interest policy so that decisions are made in the best interest of ICF rather than one individual, which prevents unethical behavior. If you have further questions, feel free to contact us at icfpr@coachfederation.org.

    Reply
    • Hi ICF Global,

      This is entry is written in Spanish and the answer must be in the same language, otherwise I am not sure about your understanding.

      Please, before talk about your policy I will appreciate if you have respect
      about our commutation and answer in the same language.

      Best regards, and feel free to answer directly in this blog.

      Reply
      • La Federación Internacional de Coaching(ICF) tiene una larga historia de líderes, a nivel local y global, asociados a programas de capacitación de coaching. Ya que mantenemos una clara distinción de roles, esto no es un problema ético. La Junta Directiva tiene una política muy estricta sobre el conflicto de intereses para que las decisiones sean tomadas en el mejor interés de la ICF en lugar de un individuo, lo que evita comportamientos que no sean éticos. Si usted tiene más preguntas, no dude en contactarse con nosotros en icfpr@coachfederation.org.

      • ICF Global,

        Agradezco la mención a su historia y a la presunta buena fe de sus integrantes, pero observo que no analizan este caso presentado, que es un claro ejemplo en el que se mezclan servicios y donde se involucra al director de su propia organización.

        Como parecen evitar hablar del caso Andersen presentado, recopilaré en los próximos días otros casos para que puedan comprender que para hablar de buenas prácticas empresariales, es importante separar los servicios de consultoría/formación de los de acreditación.

        De todos es bien sabido que la existencia de políticas o procedimientos en cualquier organización no es una garantía de su cumplimiento (de ser así, no habría ocurrido el caso Enron). Por favor, les ruego se atengan a comentar este caso en concreto y no presuman de procedimientos que ya tienen precedentes públicos de incumplimiento: https://www.pedroamador.com/los-10-peores-coaches-encontrado-en-el-mundo-del-coaching

        Si tienen más comentarios, no dude en compartirlos públicamente en este foro.

      • la historia no constituye inquebrantabilidad.
        En mi opinion, y en la de muchos otros profesionales que hemos pasado por dentro de vuestras filas o sumamente cerca de ellas, hace ya algunos años que ICF se ha quebrantado.
        Indudablemente, en su dia tuvo un código ético que respetó, pero pretender que algo sigue siendo así sólo porque una vez fué de tal manera, va contra los principios mismos del coaching.
        La invitación a la reflexión y al autoanálisis están servidos.
        Saludos.

      • Hola Alejandro,

        Muchas gracias por tu comentario, pero ya te adelanto que ICF no quiere leer lo que es de sentido común. El propio presidente de ICF, Damian Goldvarg, utiliza la asociación para su beneficio personal:

        – Ofreciendo formación en varios cursos y países (donde además certifica ICF)
        – No parando los abusos de otros Presidentes
        – Y por si fuera poco expulsándome como conferencista y “enchufando” a su madre en congresos internacionales.

        Pero en poco tiempo habrá más información…

      • Pues nada, habrá que seguir recogiendo y atendiendo a los heridos de las asociaciones. Una lástima. De esta manera el coaching irá más despacio, pero qué le vamos a hacer…
        Seguiremos leyéndote. Salud.
        AA

      • Alejandro, muchas gracias por el comentario. Me temo que todos conocemos los estafadores que tristemente siguen vendiendo ética del coaching y sólo les mueve el dinero. Un abrazo

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...

  • Coaching
  • Motivación
  • Gestion y liderazgo