Hoy os incluyo una nueva y motivadora colaboración y de Edith Gómez, editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online, ¡y ya conocida por todos nosotros!. Y nos trae uno de los temas de los que más me gusta compartir ideas. A Edith La podéis seguir en el Twitter @edigomben.


El coaching es un servicio que se paga, sin embargo, es posible que puedas ser tu propio coach. Algunos creen que el coaching es una especie de cita con el psicólogo, donde vas, hablas de tus problemas y te dan consejos para solucionarlos. Y en realidad, esto no es el coaching.

Un coach no da consejos, no juzga, ni te dice qué hacer, lo que hace es estimularte a reflexionar a través de preguntas sobre ti mismo, con el fin de que tengas una vida más consciente y objetiva.

Si deseas alcanzar tus metas en tu vida personal, estos consejos son para ti. ¡Toma nota!

  1. Define tus objetivos

Es normal que toda persona tenga muchos sueños y anhelos, pero, ¿cuál es el más importante de todos? O, ¿cuál de ellos son los que estás dispuesto a tomar en serio?

Es aconsejable que traces un plan de vida donde especifiques todo, absolutamente todo. Sólo así tendrás claro cuáles son los objetivos prioritarios en los que debes comenzar a trabajar. Recuerda que la verdadera felicidad es la que se comparte, incluye siempre personas en tu plan de vida.

  1. Estudia las dificultades que pueden aparecer

Aunque queramos que las cosas nos salgan bien, es obligatorio estar preparados para lo peor. Recuerda que todo final feliz supone muchas dificultades primero. Sueña en grande pero siempre con los pies en la tierra.

¡No querrás llevarte muchas sorpresas!

  1. Identifica tus emociones

Saber identificar cuáles son nuestras emociones ante ciertos estímulos es importante. De nada sirve establecer un proyecto de vida, o saber cuáles son las posibles dificultades que pueden surgir, si no podemos identificar nuestras emociones, ni mucho menos controlarlas.

Los seres humanos somos seres emocionales, de eso no hay duda. Sin embargo, hay que aprender a gestionar las emociones o serán nuestra principal dificultad para alcanzar nuestros objetivos.

  1. Revisa cada cierto tiempo si estás cumpliendo con tus objetivos

Aunque tengas todas las intenciones de llevar a cabo tu plan de vida y trabajar arduamente en pro de tus objetivos, siempre existe la posibilidad de que te desvíes del camino al hacer cosas que no son prioritarias.

Hacer una revisión de cómo va tu proyecto de vida, es como cuando quieres hacer ejercicio para perder peso. Cada cierto tiempo te montas sobre la báscula y evalúas cómo vas, con el fin de saber qué debes cambiar y qué debes seguir haciendo de la misma manera.

Trabaja en base a fechas, revisa aproximadamente cada 3 meses cómo va todo.

  1. Crea un plan para alcanzar tus objetivos

Si bien ya tienes claros tus objetivos, ¿tienes idea de cómo llevarlos a cabo? ¡Seguramente, no!

En ese caso, instrúyete sobre el tema, no necesariamente sobre el tema de tu proyecto de vida, sino de cómo mentalizarte para alcanzar las metas que te propones. Compra libros y videos de coaching, verás cómo poco a poco irás encontrando las respuestas que te llevarán por el camino indicado.

  1. Crea un plan de emergencia

El plan de emergencia no es precisamente para aquellas dificultades que se presenten respecto a tus objetivos, sino para aquéllos momentos de estado anímico bajo. ¿Qué te hace sentir mejor cuando tienes estos bajones? ¿Salidas al cine? ¿Una buena comida? ¿Una charla?

Si identificas lo que te reconforta durante estos días, será muy fácil y rápido que vuelvas a la normalidad.

  1. Planifica con fechas

Ser felices no sólo se trata de hacer y conseguir las cosas que nos hacen bien, sino de poder gestionar el tiempo y tener todo organizado. Establece tus objetivos en base a fechas, verás que de esta manera serás mucho más productivo.

¿En qué quieres mejorar? ¿Quieres aprender más vocabulario en francés? Entonces fija una fecha para aprender un determinado número de palabras. Si mantienes este ritmo, conseguirás todo lo que te propongas.

  1. Ten un buena actitud

No importa qué tan mal esté todo a tu alrededor, una actitud positiva y optimista siempre te ayudará a encontrarle solución a los problemas y actuar con mucha inteligencia. El éxito llegará a tu puerta el día en que te ames a ti mismo, sepas gestionar tus emociones y tomar buenas decisiones.

¡Mantente motivado!

  1. No tengas miedo de pedir ayuda

Cuando sientas que no puedes con algo, no dudes en pedir ayuda, ya que siempre habrá alguien para ti. Pedir ayuda no es sinónimo de debilidad, sino un acto de valentía y humildad.

No cabe duda que eres tú quien tiene en sus manos el poder de conseguir el éxito y la felicidad, ¡así que pon en práctica estos consejos y sé tu propio coach!

Cómo ser tu propio coach - Pedro Amador


Nota de Pedro Amador: Es cierto que uno puede ser su propio coach, pero por definición es bueno apoyarse en un coach/mentor externo, para poder resolver algunos puntos ciegos que uno mismo no puede resolver.



GRACIAS POR COMPARTIR donde gustes bajo normas COPYLEFT


Felicidad en tu Android

APP Apple Happiness Play

Felicidad en tu iPhone

APP Google Happiness Play

Edith Gómez
Sígueme

Edith Gómez

Periodista at Gananci
Periodista en Gananci.com, especializada en #MarketingOnLine. Me encantan las ideas de negocio y aportar una mirada creativa a este pequeño mundo
Edith Gómez
Sígueme

Pin It on Pinterest

Share This