Os comparto la última entrevista que me han realizado para Laboral Gratis (ver aquí), en donde hablo sobre el coaching.

El coaching es un término relativamente nuevo y, aunque ya lleva una década con nosotros, aún hay gente que no lo tiene claro. ¿En qué consiste su profesión?

R.– Cambiemos la pregunta, y salgamos ahora a preguntar ¿qué es una Minipimer? Todo el mundo sabe sin problemas que es un electrodoméstico para cocinar. Vamos, todo el mundo encuadra en primera instancia la utilidad, y aunque no tengan la más remota idea de cómo se utiliza, saben perfectamente su ámbito de actuación. Seguro que damos con alguno que sabe más del tema y ya nos explica, en segunda instancia, que las hay sin cables, con varias funciones, con distintos recipientes, etc.

Con el coaching pasa al revés. Los pocos que saben algo del tema, primero lo encuadran desde la escuela o método que hayan escuchado o leído. Unos hablan de que si la PNL, otros que si del coaching sistémico, otros simplemente dicen que son técnicas mencionadas en la empresa. En vez de tener claro el concepto general, cada persona opina desde el detalle o una aplicación concreta. El coaching, en general, es un proceso o método que ayuda a la gente a conseguir cosas(o sueños, metas, objetivos, por mencionar otras palabras).

Me gusta indicar que el coaching es una disciplina que apunta a generar en el ser humano un cambio en el modo de verse a sí mismo y de ver el mundo que lo rodea. Muchas veces estamos sumergidos en que nuestra manera de ver o de hacer las cosas es la única, “la mejor”; creemos que el otro “está equivocado”, que “no sabe nada” y desde esa creencia invalidamos su opinión. El coaching, en cambio, trabaja desde otro paradigma: la validación del otro como un ser auténtico y legítimo cuya opinión es tan auténtica y legítima como la propia.

Como profesional ha desarrollado el método de Autocoaching. A pesar de ser un libro con una completa metodología ¿podrías explicarnos brevemente que tiene de innovador?

R.– Creemos que somos las personas las responsables de tomar las riendas de nuestra vida y por ello la Metodología Autocoaching incluye un conjunto de sencillos pasos para que cada persona pueda conocer su grado de felicidad y marcarse cambios para mejorar su vida. Debemos saber lo que estamos haciendo bien y en qué fallamos, para enmendar errores y potenciar los comportamientos y actitudes que más nos convienen. Esta metodología, se apoya en El Mapa de la Vida (extensión natural de La Rueda de la Vida) y en el potente motor taxonómico del Coaching de la Variedad.Ambos ofrecen a las empresas un ordenado y completísimo catálogo (de 260.000 gustos y 10.000 cambios), que configurado a su medida, facilita a los usuarios escoger lo que quieren y se proponen en la vida. Es el punto de partida para que las personas sepan elegir lo que necesitan, y se marquen cambios que transformen sus quejas en acciones.

Usted trabajó más de 10 años como profesional de la ingeniería.¿Desde cuándo sintió la necesidad de dedicarse al coaching?

R.– Como profesional de la ingeniería (y MBA de una prestigiosa escuela de negocios), recuerdo perfectamente que fue en la madrugada del sábado 24 de enero de 2004. Al salir de fiesta, con unos amigos, crucé la calle y no pude esquivar una moto que vino a unos 100km/h y que me arrolló por completo. El fuerte impacto me rompió varios de los huesos más grandes del cuerpo, me arrastró28 metros y salí volando.

Por decisión propia, y mientras me recuperaba, comencé a estudiar PNL (programación neurolingüística), coaching y liderazgo. Me parecen herramientas muy útiles para ordenar la vida y dar sentido a una situación como la que viví. Siempre tuve una cabeza privilegiada, pero, a partir de este accidente, fue el momento de analizar qué significaba para mí la felicidad.

Mi formación en coaching y liderazgo me fue fascinando poco a poco. Y cuanto más los practicaba, más fácil me resultó descubrir una de mis mayores habilidades: aprender de los demás. En cada sesión aprendí a no juzgar, pero eso no fue obstáculo para que pudiese extraer valiosas lecciones de mis clientes.

Como pionero del coaching en España y Latinoamérica ¿considera que hay diferencias en la forma de trabajarlo en uno u otro continente?

R.– Bueno, incluso se encuentran diferencias entre América del Norte y América del Sur. Pero al final las personas nos estamos formando en sitios bien distintos, e importa más la escuela de origen que dónde se encuentre la persona.

En cuanto a la estima de su trabajo ¿cree que está suficientemente valorado el coaching en España?

R.– Depende de a quién preguntes te puedes encontrar respuestas distintas. El gran problema es que, al menos en España, a muchas personas les interesa mantener posicionado el coaching sólo para las empresas (se gana más dinero). De ahí que la gente de la calle, pocas veces sepa de qué se habla y no tengan ni capacidad de valorarlo.

Pero, y esto lo digo con el corazón en la mano, en España se sigue sin entender lo que de verdad es el coaching. ¡El coaching no es sólo para empresas!.

En los momentos tan difíciles que vivimos, con la mayor tasa de paro de la historia. ¿Cómo ha afectado la crisis económica al sector del coaching?. ¿Tienen más o menos trabajo que antes de la crisis?

R.– Está existiendo una gran confusión. Por un lado las escuelas muestran que el coaching está creciendo, e intentan atraer a muchos alumnos interesados por la oferta. Es cierto que el coaching crece, pero sustituyendo a otros servicios de consultoría o formación que ya existían. En términos globales las empresas están reduciendo muchas partidas de coste, y el que estén cambiando los nombres a los servicios, no deja de hacer evidente que en España estamos con una complicada crisis que afecta a casi todos los sectores (a excepción de algunos curiosos como el lujo o el low-cost).

Hemos conocido a través de su blog el conflicto que mantiene con ICF España (International Coach Federation), donde usted ha detectado algunas irregularidades. ¿Le gustaría comentar algo al respecto?

R.– Todos hemos aprendido a separar el significado de una institución u organización de las propias personas. De otra forma, existiría un problema con instituciones tan respetables comola Iglesia Cristiana, en donde algunos integrantes, abusando de su poder jerárquico, han incurrido en delitos de pedofilia. Es muy importante matizar que las personas forman las Organizaciones, pero las personas no son las Organizaciones.

Siempre he defendido que la profesionalización del coaching pasa por certificar y avalar el nivel de calidad de las personas que nos dedicamos al coaching. Al igual que un médico tiene un título académico que les garantiza un mínimo nivel en su profesión (aunque tampoco impide que se pueda equivocar como todos los humanos), creo que es necesario que un ente u organización certifique un mínimo de calidad de los coachs.

En el caso de ICF España, algunas personas han utilizado el nombre global para ganar negocio a favor de su escuela. Todos los que trabajamos en el mercado del coaching de manera seria, somos conscientes de este abuso. Pero al ser ICF Mundial una organización de reciente creación, no tiene instaurados controles de estos abusos. Al final pasa lo que pasa, pero la gente con sentido común no es tonta. En mi blog www.pedroamador.com está toda la información, porque me expulsan por no cumplir el código ético cuando está documentado lo que hacen ellos.

La situación actual del coaching es España es un poca ambigua en cuanto a su regulación, por no decir inexistente. ¿Cree usted que sería necesario una mayor intervención del Gobierno en la materia? ¿Es cierto que existe mucho intrusismo en su profesión?

R.– Soy partidario de algún tipo de regulación por parte del Ministerio que toque. De otra forma, el intrusismo será algo a la orden del día. Es más, es importante definir cuanto algo una tipología de coaching y los requisitos mínimos para ejercer.

A mi juicio el coaching debe ser una especialización de algunas carreras ya existentes. Muchas personas piensan que debe tener la base de la psicología, pero ver a un psicólogo haciendo coaching a un director financiero, suele presentar de un problema de comunicación curioso, en donde cuando el financiero habla de balances, el psicólogo muchas veces no entiende que hay detrás de esas palabras.

Si en las carreras existiera un último año de especialización con las técnicas de coaching, encontraríamos una especialización por sector que le daría mucho valor al acompañamiento que realizamos los coachs.

Hacia donde va el coaching en España y en el mundo. ¿Cómo cambiará su profesión en los próximos años?

R.-Espero que el coaching se incluya en nuestras vidas como una disciplina más de apoyo en algunas situaciones. Nos puede ayudar mucho, sobre todo en la sociedad latina, donde parece que está mal visto aquello de pedir ayuda.

Mi profesión va a continuar ofreciendo herramientas que apoyen a las personas a dar los primeros pasos en el crecimiento personal, para después ir a un profesional. Por ello, en pocas semanas estará disponible la nueva versión de miGPSVital.com, que ayudará en los procesos iniciales de las personas, como ya han utilizado empresas como Nivea.

 

EN CORTO

Personaje histórico: Leonardo Da Vinci – Un viaje por hacer: Ir a Nueva York a visitar el bar donde se grabó Friends – Equipo de fútbol: ¿Eso qué es? ;D – Una película: OneDay – Una ciudad: Kioto – Un sueño: Crear un nuevo premio Nóbel de la felicidadUn libro: El Principito

 

 

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This