La mentira es la mejor arma para triunfar

por | Nov 30, 2011 | Experiencias de vida | 81 Comentarios

Hoy lo aprendí. Me ha llevado años resistirme, pero hoy la vida me ha enseñado que para triunfar muy rápidamente, es indispensable saber engañar sin ningún pudor. Es el abuso de confianza del que se aprovechan algunas personas tóxicas, que en mi glosario personal de términos, denomino cucarachas humanas (incompetentes profesionales).

Hace poco estuve en Düsseldorf y no quedé entre los 25 seleccionados para la final de un premio de emprendedores a nivel Europeo (ver aquí). Mi proyecto de Happiness Play es una revolución, está acorde con una pasión de más de siete años de trabajo, y tiene ya algunos clientes internacionales muy importantes. Pero habría sido mejor mentir, y haber mostrado cifras de facturación millonarias y con crecimiento exponencial de aquí a cinco años, aunque el mundo parezca constipado con crisis. Cuando lo hice en el pasado, obtuve matrícula de honor en el máster, aunque luego jamás hiciera ese proyecto por ser completamente irreal.

Más divertido ha sido poner encima de la mesa en una importante asociación de coaching las mentiras del propio presidente. En este caso, esta cucaracha humana está entre mis preferidas, ya que ni ha intentado defenderse de sus mentiras, simplemente ha mandado a otras cucarachas humanas en su nombre. Quizás peque de iluso al llevar el caso a la organización internacional, pero lo cierto es que empiezo a pensar que sería mejor mentirles para darles de su propia medicina y resolver todo antes. Este Presidente me animó a mentir con él desde el comienzo, como cuando apliqué para la certificación y él presentó por escrito (ver aquí) que me había supervisado haciendo coaching, pese a que nunca me ha visto trabajando.

De la Justicia de España y su Poder Judicial mejor casi ni hablo, porque me he encontrado unas cucarachas humanas de tamaño gigantesco. Un borracho sin carné de conducir me atropelló hace más de siete años y generó una mentira abismal diciendo que un toxicómano se había lanzado a la moto. Incluso incluyó a un amigo suyo como falso testigo en el juicio que no sabía ni mentir y se veía a kilómetros cómo le temblaba el pulso. Llegué incluso a pensar suicidarme, porque lo peor de todo, es que haya jueces que hayan alargado una mentira así , tanto del que me atropelló como la de unos médicos que me llamaron toxicómano sin prueba alguna. En el primer juico que tuve hace siete años, debí haber mentido desde el comienzo, ya que estar bajo juramento sólo asusta en las películas.

Curiosamente también comparto muchas veces cartel con algunos conferencistas que se muestran como los grandes gurús del siglo XXI. Personas que hacen de alguna chorrada que han vivido una motivación para creerse los amos del crecimiento personal, pero que no han pasado nunca de leer novelas de ficción o libros de texto de otras personas. No es algo de lo que presuma, pero me temo que he tenido que vivir en primera persona crisis de verdad, y eso me ha servido para generar una metodología única en el mundo que ayuda a saber cómo ser feliz. Como hacen estos gurús, más me vale empezar a mentir y explicar que la vida es siempre un camino de rosas, porque parece que es lo que gente quiere escuchar.

Mentira

Pero no hay problema. Me di un baño en la bañera del hotel, y pensé que en pocos años existirá una sencilla aplicación de móvil que detectará, quizás por el tono de la voz, cuando alguien nos está mintiendo. Entonces, y sólo entonces, los mentirosos, tramposos, manipuladores y demás razas de cucarachas humanas (incompetentes profesionales), se darán cuenta que no saben conseguir nada en el mundo.

La honestidad es un valor que pienso seguir defendiendo. No persigo el dinero, ni busco el halago, ni ser el centro del universo. Simplemente, me siento orgulloso de lo que soy, un experto en felicidad.

Gracias a mis enemigos. Gracias a mis amigos. Gracias a la vida.


Seguro que te gustará este video para veas que la gente no cambia con querer es poder

81 Comentarios

  1. Creo que en más de una ocasión he tenido los mismos cuestionamientos. Pero más allá que el “castigo” que puede implicar el ser descubierto, la clave está en estar tranquilo con la propia conciencia. Esto es básico para ser feliz. Y de lo que leo, eres un experto…!

    Responder
    • Miguel, muchas gracias por tus palabras… y has dado en una clave muy importante: la tranquilidad, además la paciencia.

      Responder
  2. Pedro, he tenido el placer de seguir tu blog y leer tus pensamientos y reflexiones. Desde mi humilde punto de vista, decirte que estás equivocado. Y no por la necesidad de mentir para lograr determinadas cosas. Que aunque suene duro, tienes toda la razón.
    Pero para triunfar, es necesario tener y demostrar ciertos valores personales como es la integridad, honestidad, responsabilidad… y eso lo has demostrado con la pasión que pones en tu trabajo y el amor con el que envuelves todo aquello que escribes.
    Sinceramente, eres un ejemplo. Y el hacer lo que haces y sobre todo, cómo lo haces, con entusiasmo, ilusión, convencimiento y pasión. Eso es ÉXITO. Eso es triunfar.
    No te desanimes. Porque eres único e irrrepetible!!!

    Responder
    • Gracias Jorge por tus palabras, siempre es un placer ver que se discrepa. Curiosamente estoy totalmente de acuerdo contigo, pero mi experiencia me ha dictado que he visto mucha cucaracha que está triunfando con la mentira. Aunque claro está… la verdad tarde o temprano llega… 😀

      Responder
  3. En realidad, lo más triste de todo es que no me impacta tu relato… lo raro no es encontrar gente tramposa o mentirosa… lo raro es encontrar gente como tú!, así que no cambies y no te dejes afectar por cosas (bueno personas) sin importancia, ya que tu te dedicas a cambiar vidas y eso.. JA MUY POCOS un mega abrazo

    Responder
    • Paola, muchas gracias por el comentario, y como dices, es una pena que cada vez haya que escuchar más cosas de esta…

      Responder
  4. Pedro, recuerda:
    “Solo la verdad nos dará libertad”,
    Esta libertad es cara y también disfrutarla,
    Esta libertad nos hace sencillamente hombres y no payasos.

    Responder
    • Jorge… ¡qué buena reflexión! … aunque claro… yo soy un poco payaso 😀

      Responder
  5. Pienso en cierto modo como Belén, pero yo creo que es el sentido común quien ayuda a discernir.

    Yo también hice un máster y, en la presentación de proyecto prescindí de lo que tenía previsto decir para ser sincera y claro, saqué una nota normal, nada especial, mientras otras personas siguieron el guión (porque necesitaban de uno para recordar el enfoque y tema) y les salió mejor. ¿Remordimientos de unos u otros? No, claro que no. Todos en algún momento nos “beneficiamos” de las “no verdades”, todos en algún momento somos tóxicos

    Pero lo que estoy muy convencida, es que “la verdad” o “la mentira” muchas veces son irrelevantes, sobretodo porque son muchas las veces que ni la verdad ni la mentira existen realmente.

    Un premio de emprenduría siempre gusta, pero por lo que conozco (www.jci.cc), muchos proyectos que ganan un premio, como emprendedor real fracasan por perder “la permeabilidad” provocada por la arrogancia del premio en sí, que, en ese momento justifica el enfoque dado y, pierden la prespectiva del proyecto, confuindiendo lo que es un plan de empresa (un mapa) y lo que es la implantación e integración (el territorio), llegando a pensar que dominando el mapa se domina el territorio.

    En ciertos casos (que no me refiero a tí ya que no tengo claro si te conozco o no), el No ganar el premio realmente es ganar… porque… ¿que prefieres, un premio o una empresa de éxito?

    Responder
    • Cristina, muchas gracias por el comentario, con el que estoy totalmente de acuerdo. Muchas veces las verdades o mentiras son irrelevantes… aunque siempre mientras no nos afecten negativamente.

      En cualquier caso, como indicaba, a mí el premio me da igual. El aprendizaje no me lo quita nadie 😀

      Responder
  6. Hola Pedro. Me ha conmovido la rabia contenida detrás de estas líneas. Creo que son fruto del “calentón” del momento y que cuando reflexiones en frío volverás a ver el vaso medio lleno. Estoy de acuerdo con Let en que es mejor enfocarse a las personas con valores que te aportan cosas positivas, que perder tiempo y, más importante aún, ENERGÍA, en personas “tóxicas” que algún dia recogerán lo que ahora están sembrando. Tu crees en tu proyecto y estás orgulloso de ti mismo, ESO es lo importante. Y ya sé que es muy fácil hablar cuando se está fuera, pero al mismo tiempo, es desde donde se ven las cosas más objetivamente. ¿Qué tal si buscamos un nuevo enfoque y empezamos a pensar que cuando algo no ocurre como esperamos, por rabia que nos dé en un inicio, es porque “otro algo” que es aún mejor nos está esperando?.
    Un abrazo,
    Cristina.

    Responder
    • Cristina, como le decía a Leticia, es sólo aprender de lo vivido, no anclarse en ello. Algo sí te digo… no había ningún calentón… estaba todo escrito y consultado luego con la almuhada. Muchas gracias por el comentario.

      Responder
  7. Te diría que dejes atrás el pasado, que olvides todo lo que no te dieron, que te centres en la gente que te está dando y construyendo contigo. Porque sino la gente que te quiere, esa que es la positiva en tu vida se cansará también de tu constante evocación a las personas negativas que poco hicieron positivo a tu vida. Espero que puedas sentir con el corazón y no dejarte embaucar por la emoción efímera. Y sigue siendo verdadero, honesto, veraz y un ser amable(digno de amar)

    Responder
    • Leticia… muchas gracias por el comentario. No soy de las personas que viva en el pasado, pero tampoco creo correcto olvidarlo sin más. Si olvidamos a la ligera el pasado, nos tocará vivir de nuevo los mismos errores.

      Otra cosa es que comparta mis aprendizajes, y que centre mi atención en el futuro, como intento hacer cada día sin falta.

      Responder
  8. Pedro. No tengo el placer de conocerte ni haber hablado con vos, pero desde mi humilde parecer, se ve que sos una persona integra y con valores, que ha pesar de todo lo que te ha sucedido, no das el brazo a torcer. Rescato esto de tu frase “La honestidad es un valor que pienso seguir defendiendo”. Entiendo que en el mundo que hoy nos toca vivir, estamos rodeados de oportunistas, chantas, mentirosos, gente que por miedo a no se que, constantemente usa la falsedad y la mentira como herramienta para el exito. Segui asi, somos muchos mas los que valoramos tus valores (valga la redundancia)…Un fuerte abrazo

    Responder
    • Guillermo, muchas gracias por tus palabras. Un fuerte abrazo.

      Responder
  9. no hace falta móvil detector de mentiras .. el corazón siempre te lo dice , lo que pasa que hay quienes seguimos confiando en el ser humano . Saludos

    Responder
    • Belén… muchas gracias por el comentario, pero yo debo de pecar de “buenismo”… porque no siempre acierto con el corazón 😀

      Responder

Responder a Belén Cancelar respuesta

  • Mejores reflexiones
  • Amar es para siempre
  • Experiencias de vida
  • Reflexiones Felicidad y Vida
La Vida Experiencias de vida La mentira es la mejor arma para triunfar