La mentira es la mejor arma para triunfar

La mentira es la mejor arma para triunfar

Hoy lo aprendí. Me ha llevado años resistirme, pero hoy la vida me ha enseñado que para triunfar muy rápidamente, es indispensable saber engañar sin ningún pudor. Es el abuso de confianza del que se aprovechan algunas personas tóxicas, que en mi glosario personal de términos, denomino cucarachas humanas (incompetentes profesionales).

Hace poco estuve en Düsseldorf y no quedé entre los 25 seleccionados para la final de un premio de emprendedores a nivel Europeo (ver aquí). Mi proyecto de Happiness Play es una revolución, está acorde con una pasión de más de siete años de trabajo, y tiene ya algunos clientes internacionales muy importantes. Pero habría sido mejor mentir, y haber mostrado cifras de facturación millonarias y con crecimiento exponencial de aquí a cinco años, aunque el mundo parezca constipado con crisis. Cuando lo hice en el pasado, obtuve matrícula de honor en el máster, aunque luego jamás hiciera ese proyecto por ser completamente irreal.

Más divertido ha sido poner encima de la mesa en una importante asociación de coaching las mentiras del propio presidente. En este caso, esta cucaracha humana está entre mis preferidas, ya que ni ha intentado defenderse de sus mentiras, simplemente ha mandado a otras cucarachas humanas en su nombre. Quizás peque de iluso al llevar el caso a la organización internacional, pero lo cierto es que empiezo a pensar que sería mejor mentirles para darles de su propia medicina y resolver todo antes. Este Presidente me animó a mentir con él desde el comienzo, como cuando apliqué para la certificación y él presentó por escrito (ver aquí) que me había supervisado haciendo coaching, pese a que nunca me ha visto trabajando.

De la Justicia de España y su Poder Judicial mejor casi ni hablo, porque me he encontrado unas cucarachas humanas de tamaño gigantesco. Un borracho sin carné de conducir me atropelló hace más de siete años y generó una mentira abismal diciendo que un toxicómano se había lanzado a la moto. Incluso incluyó a un amigo suyo como falso testigo en el juicio que no sabía ni mentir y se veía a kilómetros cómo le temblaba el pulso. Llegué incluso a pensar suicidarme, porque lo peor de todo, es que haya jueces que hayan alargado una mentira así , tanto del que me atropelló como la de unos médicos que me llamaron toxicómano sin prueba alguna. En el primer juico que tuve hace siete años, debí haber mentido desde el comienzo, ya que estar bajo juramento sólo asusta en las películas.

Curiosamente también comparto muchas veces cartel con algunos conferencistas que se muestran como los grandes gurús del siglo XXI. Personas que hacen de alguna chorrada que han vivido una motivación para creerse los amos del crecimiento personal, pero que no han pasado nunca de leer novelas de ficción o libros de texto de otras personas. No es algo de lo que presuma, pero me temo que he tenido que vivir en primera persona crisis de verdad, y eso me ha servido para generar una metodología única en el mundo que ayuda a saber cómo ser feliz. Como hacen estos gurús, más me vale empezar a mentir y explicar que la vida es siempre un camino de rosas, porque parece que es lo que gente quiere escuchar.

Mentira

Pero no hay problema. Me di un baño en la bañera del hotel, y pensé que en pocos años existirá una sencilla aplicación de móvil que detectará, quizás por el tono de la voz, cuando alguien nos está mintiendo. Entonces, y sólo entonces, los mentirosos, tramposos, manipuladores y demás razas de cucarachas humanas (incompetentes profesionales), se darán cuenta que no saben conseguir nada en el mundo.

La honestidad es un valor que pienso seguir defendiendo. No persigo el dinero, ni busco el halago, ni ser el centro del universo. Simplemente, me siento orgulloso de lo que soy, un experto en felicidad.

Gracias a mis enemigos. Gracias a mis amigos. Gracias a la vida.


Seguro que te gustará este video para veas que la gente no cambia con querer es poder

81 Comentarios

  1. ¿Qué puedo decir que no sepáis ya? aunque la mentira exista, estas cucarachas invadan nuestras vidas en las empresas, ¡y en todos lados!. Aunque haya injusticia que rasga el cielo y gente que genera frustración y maldad, me sigue sorprendiendo el aplauso silente de los que aguardan tiempos mejores. Qué fácil resulta seguir al que grita más fuerte y dejarse llevar. Perdonar por la veces que sin saber, por cobardía, por indefensión o por incapacidad he podido ser así. No lo quiero, ni lo busco, ni me gusta, ni lo apruebo, ni lo comparto, ni lo sigo, ni lo apruebo. Me entristece. Pero la naturaleza humana es contradictoria, capaz de realizar las heroicidades más increíbles, altruistas e inalcanzables desde el punto de visa de la lógica, y las vilezas más vejatorias y denigrantes…. ¿Quién da más?

    Y tu, ¿cómo quieres vivir?

    Responder
    • Ana, muchas gracias por tu comentario… ¡yo quiero vivir sin gente tóxica a mi lado!… ¡ya cansan! 😀

      Responder
  2. Pedro.Muchas gracias por tu articulo.

    Responder
    • 😀

      Responder
  3. Admito que no sé qué me sorpende más, si el hecho de que un experto en felicidad escriba su reacción desde la lectura directa de su ego; o de que éste experto necesite el reconocimiento de una organización (que tacha de mentirosos) para evidenciar su ya evidente éxito.

    Sí, es triste que vivamos en un mundo corrupto; creí que por ello decidió ser experto en felicidad, precisamente porque lo evidenció y quiso basar su camino en el autoconocimiento.
    Sin ánimo de parecer cínico y posiblemente porque no soy experto de nada, me equivoque en la interpretación de lo expuesto. En tal caso pido disculpas.

    Por si pudiere servir de apoyo, tutelo el trabajo de investigación de bachillerato de mi hermana sobre la felicidad, y el sistema de Pedro Amador, está como ejemplo de que mediante el entrenamiento personal se puede llegar a ser feliz.

    Y sin conocer a quien se siente “orgulloso de lo que es, un experto en felicidad”; me animo a que en este post ha salido “un poco” del antiguo ingeniero.
    ¡Ostia! Alguien que supera un accidente y tiene la fuerza para demostrar al mundo que la felicidad no está en lo que piensan de ti, sinó en lo tú piensas sobre ti… Creo humildemente que no necesita el reconocimiento de estar entre los 25 mejores para el premio a emprendedores.

    Pedro, sería un placer conocerte pero incluso sin este placer, me atrevo a decir que eres suficientemente fuerte, coherente y feliz como para que tengas la necesidad de dedicar unas líneas a alguien que, por su infortunio, basa su felicidad en la mentira.

    Ánimo, ya eres brillante sin este “galardón”, que admás ya obtuviste al lograr la matrícula de honor…

    Un abrazo,
    Marc.

    Responder
    • Marc, te agradezco mucho tu comentario. Es una excelente respuesta que me dejó un buen rato reflexionando. Te respondo con las ideas que me surgieron:

      Supongo que siempre que uno pone algo en un blog, en Facebook, en Twitter o en donde sea compartir, siempre habrá una lectura del ego. Buena observación que es innegable. Aunque supongo que no viene desde posicionar mi ego (nunca me gustó mucho la palabra de egocentrista), sino más bien desde compartir mis experiencias para que puedan apoyar a otros.

      Como bien indicas, no necesito el reconocimiento de ningún premio, aunque tampoco creo que vengan nunca mal. Me temo que no he tenido premios del cielo, y eso me ha enseñado a ganarme las cosas… pero como mencionas… ¡alguna vez sale la voz de ingeniero! ¡cierto! 😀

      Un abrazo,

      Pedro

      Responder
    • Hola Marc.

      Acabo de leer el post de Pedro y lo iba a responder, cuando vi tu comentario el cual refleja exactamente mi sentir.

      Pedro es un tremendo ser humano, coach y facilitador de procesos de crecimiento humano y felicidad, pero este post me dejó un ligero sabor de incongruencia, de emociones fuertes con juicios y valoraciones desde el ego que Pedro aparentemente ya ha procesado.

      Un abrazo,

      Luisa Elena

      Responder
      • Luisa, ¡muchas gracias por tus palabras! 😀

    • Tú sí que sabes, Marc!! Vaya revolcón le has pegado al “experto”, que por lo que te ha contestado.. sigue sin quererse enterar. En fin, cada uno avanza a su ritmo.
      No dudo que Pedro tenga mucha teoría, pero no la pone en práctica todo lo que podría. Evidencia de esto es que, más que una persona feliz, a mi me suena a cabreado de la vida casi siempre.
      Si no eres coach, Marc, deberías serlo. Tu sentido común sí que es una buena base para ser feliz!!
      Cuídate!!

      Responder
      • Gracias Rebecca por tu comentario. Supongo que a toda persona que dice las realidades como son, la llamas cabreado. ¡Ánimo!

  4. Gracias por compartir esto, que bien que hayan personas como usted que quieran marcar la diferencia. Para cambiar el mundo debemos empezar por nosotros mismos y así aportar nuestro granito de arena. Es una lastima que día a día y en diversos lugares encontremos cucarachas humanas que contribuyen a la injusticia social y debemos tener cuidado para no caer en lo mismo. Marquemos la diferencia…

    Responder
    • Lucky, muchas gracias por el comentario, y espero siempre me apoyen a que podamos marcar la diferencia.

      Responder
  5. Pedro, mi madre siempre dice “Todo mentiroso es ladrón” que sabias palabras porque en en el transcurso de mi agitada vida jejejeje, no he visto ladrón que no sea mentiroso, ni mentiroso que no sea ladrón, ladron de cosas materiales, ladron de sueños, ladrón de buenos amores, ladrones de inocencia, etc.
    Pedro lo que hizo esa persona contigo en tu practica de coaching y hoy miente sobre ti, tomalo asi como dice un refrán:”No te acuerdes del daño que te hicieron sus mentiras, sino de lo feliz que fuiste con ellas.” jajajaja. Un abrazo desde Chile.

    Responder
    • Muchas gracias por compartir estas palabras… ¡sabios consejo de su madre! Un abrazo desde Europa.

      Responder
  6. SIÉNTETE BIEN CONTIGO MISMO.ESO VALE MAS QUE EL DINERO.
    Y A LAS CUCARACHAS SIEMPREN LAS PISAN!!
    Jose

    Responder
    • Jose, ¡cuánta razón! Muchas gracias por el comentario. 😀

      Responder
  7. Hola Pedro:
    Sigo habitualmente tus escritos. Este me ha “tocado” especialmente por su contenido, que comparto plenamente. Todos tenemos cucarachas humanas alrededor, bajo su apariencia de bondad, esconden un agijón dispuesto a picarte en el momento oportuno.
    No te plantees mentir, es más, no lo hagas. Dirige tus esfuerzos a “NO SER UNA CUCARACHA HUMANA”, seguro que te conlleva disgustos, pero lo mejor en esta vida es estar bien con uno mismo. Por lo que he ido leyendo de tus escritos, te considero una persona integra y honesta, sigue así y no les des motivos a las cucarachas que te han hecho daño para que piensen que eres igual que ellos, no te pongas a su altura.
    Del Presidente de una Asociación de coaching que hablas, creo saber a quien te refieres y me imagino que no lo dices por miedo a medidas legales, pero es muy triste que te exijan unos estándares y una serie de requisitos para demostrar lo que luego ellos se saltan.
    Animo Pedro.

    Responder
    • Jordi, muchas gracias por tus palabras y seguir estos pensamientos con frecuencia. Créeme, que aunque algunas veces resulta difícil, tengo mis pensamientos bien dirigidos. No tengo ninguna intención de ser cucaracha humana (al margen de que todos cometemos errores alguna vez).

      El Presidente de la Asociación, no es oculto, ya que desde esta misma página sale un enlace a su propia recomendación (donde sale bien claro su nombre). ¿Miedo a medidas legales? Bueno, quizás se le ocurra presentar más testigos falsos como ya ha hecho, pero con eso no va a conseguir contradecir las documentadas falsedades. Aquí por ejemplo, tienes sus barbaridades: https://www.pedroamador.com/indignante-icf-espana y https://www.pedroamador.com/las-trampas-icf-espana

      Un abrazo

      Responder
  8. Interesante articulo, la integridad y los valores son fundamentales, no cambiemos nuestra verdadera esencia pese a las situaciones negativas que a veces se presentan, recordemos que la mentira dura mientras la verdad llega… Saludos.

    Responder
    • Cris, muchas gracias por tu cometnario. Saludos.

      Responder
  9. Pedro… Que hermoso artículo.

    Debo reconocer que el título fue provocativo… Me dio rabia… ¿Que “#&@”, le pasa a este H…?… Se supone que es un coach… Y tengo Idealizado a los coaches.

    La mentira… un Gran tema… ¿Que es mentir?… Falsear hechos… ¿Que hechos? ¿Grandes? ¿Chicos?…

    Me ha tocado vivir eso de “quien miente gana”… Lo he visto, vivido y sufrido… Convivimos con la mentira a diario, por eso ya no nos escandaliza… Los comerciales de TV nos enseñan a mentir desde pequeños (Vean este vídeo de una cerveza en Chile, .

    Hablamos de mentiras “blancas”, otra frase para el bronce “miente, miente que algo queda”, “la mentira piadosa” o “hay que morir con las botas puestas” haciendo referencia a que la mentira ya dicha hay que mantenerla hasta el final.

    ¿He mentido?… No soy digno de lanzar la primera piedra, sin embargo, nunca he usado la mentira para ganar un puesto de trabajo, o para pasar por encima de otro… nunca he tomado el mérito de otro, por lo que me siento con autoridad para reprochar a quienes lo hacen.

    Pedro, no se quienes son “las cucarachas de que hablas”, como no las conozco no puedo hablar mal de ellas, sin embargo, conozco mis propias cucarachas y por lo tanto comparto el mismo agradecimiento…

    “Gracias a mis enemigos. Gracias a mis amigos. Gracias a la vida”

    Juan Carlos

    Responder
    • Juan Carlos, muchas gracias por tu comentario (que también vi en Linkedin). Me he reído mucho con el video, ¡excelente!

      Como observas, no es importante saber quiénes son las cucarachas de las que hablo, sino entender el proceso para saber detectarlas.

      Muchas gracias.

      Responder

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...

La Vida Experiencias de vida La mentira es la mejor arma para triunfar