Me animé a escribir esta nota después de ver la increíble confusión que tienen algunas personas que se están iniciando en actividades de crecimiento personal. Opiniones todas muy respetables y basadas en la propia experiencia, pero que no ayudan a entender el concepto de forma clara.

Esta entrada incluye:

¿Cómo es una relación cordial, sana o satisfactoria en los negocios?

En los negocios parece que se genera menos confusión. Existen dos agentes, o empresas, que, al realizar una colaboración, firman un contrato de servicios. Es decir, realizan una relación en base a un acuerdo que debe ser firmado y aceptado por ambas partes, y de forma lógica, estar dentro del ámbito legal del país en el que se subscriba el acuerdo.

Aunque puedan definirse algunas irregularidades con cláusulas abusivas en base a la legislación vigente según se firmó el contrato, los agentes tendrán una relación o interacción SANA Y CORDIAL mientras se cumplan los derechos y obligaciones que ambos han acordado. Será una relación TÓXICA, desagradable o incumplida si alguno hace alguna actividad que se salga del ámbito de lo acordado. Si en algún momento no se cumplen, se deben ejecutar las cláusulas pactadas y evaluar si es necesario cancelar el contrato (con las penalizaciones establecidas) o reformar y escribir alguna de las cláusulas ya acordadas.

Cuestiones no definidas previamente o que den lugar a malas interpretaciones deben ser resueltas en la magistratura correspondiente.

Sencillo, ¿verdad?

 

¿Qué define y cómo son las relaciones toxicas?

Entonces, ¿qué es una relación sana entre dos o más personas? ¿Y una relación tóxica? En el coaching sistémico se trabaja como si las personas fueran entidades y los contratos fueran acuerdos. Los acuerdos pueden ser verbales o incluso llegarse a formalizar por escrito, como es el caso de un matrimonio.

Aquí una relación tóxica se define como la que una o más personas están incumpliendo el acuerdo que los integrantes acordaron al comienzo de la relación. Y la relación será sana mientras todos cumplan lo acordado.

La relación se rompe igualmente (un divorcio o ruptura) cuando una de las dos partes no quiere continuar el acuerdo, tenga o no motivos, siempre siguiendo las normas legales si es que el acuerdo se ejecutó legalmente (ej. Un matrimonio).

¿Dónde viene la confusión de algunas personas al trabajar en relaciones tóxicas?

La principal cuestión que se debe entender es que la felicidad o sanidad de las relaciones no depende de quién las juzga u observa, sólo depende del acuerdo establecido. En una formación de coaching de relaciones es la cuestión más difícil de aprender, y es que el coach debe siempre poner a las partes a trabajar en el acuerdo y las posibles mejoras que quieran aplicar, pero no ponerse a evaluar lo que las personas pactan de mutuo acuerdo.

Pongamos un ejemplo que se encuentra en muchos casos y que se entiende como un amor tóxico. Existen, y he podido comprobar en persona, muchos casos en los que se ha casado una pareja que tenía desde el comienzo necesidades bien distintas. Uno de los componentes quería tener hijos y la otra persona no. No es tóxico ni malo el querer tener hijos o no, pero sí es muy tóxico que se junten personas con necesidades básicas opuestas. ESO NO ES AMOR. Un amor se basa en un proyecto de vida a corto y largo plazo, basándose en un acuerdo en donde se establecen las condiciones necesarias de cada parte (o factores higiénicos, según la nomenclatura de Herzberg en la teoría de los dos factores). Si de primeras el acuerdo se forma sabiendo que en el futuro se va a incumplir, se está creando una relación tóxica desde el comienzo.

El amor puede dejar de ser tóxico si uno de los dos cambiara de opinión y decidiera que quiere la misma condición que su pareja. Si esa decisión es honesta, libre, y tomada sin presiones, entonces la relación pasaría a tener una condición de sana. Ojo, que puede que en futuro se vuelva tóxica por otras circunstancias extraordinarias que se generen en el contexto.

Por tanto, las relaciones son tóxicas en cuanto incumplen con el acuerdo que establecen las personas, y serán sanas cuando están las partes actuando y alineadas con el acuerdo. ¿Significa esto que en cuanto una persona incumpla algo de lo establecido en el acuerdo la relación se debe dar por tóxica o perdida? De nuevo la respuesta no es ni sí ni no, es lo que establezca el acuerdo. Hay parejas que se rompen a la mínima infidelidad, otras que perdonan, y otras incluso que mantienen una relación abierta. ¿Es malo o bueno? Cada cual es libre, pero si alguien quiere ser profesional del crecimiento personal y profesional, lo primero que tiene que hacer es no juzgar en base a su experiencia, sino en base a los acuerdos que realizan sus clientes.

 

Si los clientes de la relación acuerdan odiarse, pelearse a puñetazos, amarse, tener sexo en las montañas, saltar en paracaídas juntos, mentir sin parar, ser infieles, cantar a coro en un karaoke, dar la vuelta al mundo en sentido contrario al que hizo Willy Fog, o dedicarse a vivir el sueño de sólo uno de los integrantes, por poner algunos ejemplos, es un tema que incumbe sólo a los que hacen el acuerdo. Los profesionales nos aseguramos sólo de generar acuerdos que tengan sentido y de que luego se cumplan… ¿o es que se nos ha olvidado el respeto por los gustos de las personas?


Disfruta este video donde te explico qué son los vampiros emocionales…
Pulsa aquí si no lo ves: https://youtu.be/DObGAv3MjKk

Otros artículos que te pueden ayudar en el amor 💖


 

Mejores reflexiones de motivación con muchas Frases Motivadoras Cortas

 

Lo mejor del COACHING y que no te enseña un curso de coaching online

 

De lo mejor en liderazgo

 

De lo mejor en comunicación

 

Lo mejor de cómo se logra la Felicidad

 

Lo mejor para estar enamorados

 

Reflexiones de Toda una Vida

 

Emigrar por el mundo: Emiratos Árabes o Uruguay

 

Ey 👋 No olvides subscribirte

Título
¿Qué son las relaciones tóxicas?
Nombre del artículo
¿Qué son las relaciones tóxicas?
Descripción
En este artículo sabrás qué son las relaciones tóxicas.En el coaching sistémico se trabaja como si las personas fueran entidades y los contratos fueran acuerdos
Pedro Amador
Happiness Play
Happiness Play
https://www.pedroamador.com/wp-content/uploads/2017/01/Happiness-Play-Experto-en-felicidad.png

Pin It on Pinterest

Share This