¡Armas de destrucción masiva en Irak! ¡Qué desastre! ¡Esto hay que resolverlo! Esa fue la excusa de Bush Jr. para vaciar su moderno armamento y acabar colgando a Saddan Husseim. Desde mi punto de vista el 11S les sirvió de excusa (como comento en 11S, cuando se perdieron los valores) para iniciar la descarga de misiles en Afganistán. Un poquito de geopolítica nos indica que ahora están por Siria descargando. Es decir, matar civiles por el beneficio económico de unos pocos, y no de un país como indican.

Al final mucha doble moral, pero la reflexión surge con la pregunta que explicaba en esta entrada ¿Son los malos malos malos peores que los políticos ladrones (casta)?,  vamos que a los asesinos se les agarra con una pistola en la mano y tienen que demostrar de dónde la sacó, pero a los políticos se les agarra con millones en cuentas bancarias y continúan con su presunción de inocencia.

El mundo hay que cambiarlo de alguna forma, y si bien estoy totalmente a favor de los movimientos que surgieron a partir del 15M, ya indicaba que sin liderazgo, no llegarían a nada. Como indicaba en ¡Tomemos el Banco de España!, “Su principal pretensión es que haya un cambio  de sistema, empezando por las fuerzas políticas, pero ¿alguien piensa que se van a auto-gestionar en su propia corrupción?”, y continuaba: “Los políticos están bien protegidos por una justicia que no vale para nada…”, “Los empresarios, con los banqueros a la cabeza, sólo persiguen ganar más y más dinero, y para ello, se pueden permitir comprar a políticos y manipular la justicia a sus anchas”. Una augurio que me duele que se haya convertido en realidad.

Seis meses atrás entendí que el sistema, al menos el español, se había viciado en exceso. Por eso por primera vez no voté en las últimas elecciones. Perdí la confianza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[Reflexión dejada en blanco intencionadamente]

Pedro Antigua Joven

Pedro Antigua

Pero eso ha cambiado. He tenido el gusto de seguir, y conocer en persona hace pocas semanas, a Pablo Iglesias. Un político profesional formado para dialogar, generar estrategias políticas, y ejecutarlas rodeándose de un equipo altamente cualificado. ¡Y además que sabe idiomas! (algo que echo a faltar con muchos políticos). Las referencias se consultan rápidamente en Wikipedia, pero a nadie se le escapa que tiene una larga coleta (¡como tenía yo en mi tiempos), y que tampoco lleva el aspecto de “Dandi” al que nos acostumbró alguno como el gran capo Berlusconi.

¿Qué tiene Pablo Iglesias y su equipo de Podemos que toda la oposición les atacan? ¿Será que tiene expectativas reales de ser el próximo Presidente de España? Sencillo, sentido común. Como reconoció en la charla que ofreció en Uruguay, tiene el rencor de ver cómo nos han “jodido” el país una banda de amigos ladrones. Mucha gente siente el rencor, pero piensa que con un simple perdón y meditando un poco al sol, se obtiene una sonrisa de que aquí no ha pasado nada. Pero ese rencor no desaparece tan sencillamente, y si se tiene el compromiso por dejar un mundo mejor a nuestros hijos, debe convertirse en una energía poderosa que ayude a cambiar el mundo.

Quien sepa algo del arte marcial del Aikidō sabrá como la energía del atacante se canaliza para que el agresor salga de nuestro perímetro y acabe lo más lejos posible. No sentir rencor es inhumano, pero no canalizarlo, es tóxico y afecta al organismo. Pero las personas que sabemos canalizarlo demostramos una responsabilidad por la sociedad y siempre tenemos la sonrisa de que “Podemos” cambiar a mejor. El conformismo para otros.

Con Iñigo Errejon en Uruguay

Con Iñigo Errejon en Uruguay

Ahora podría repasar el listado de críticas a Podemos, y todas, todas, todas, tienen algo de cierto. Pero la realidad es que en muchos países el cambio político se produce cuando el actual gobernante lo ha hecho de pena. En España la corrupción de los principales agentes políticos PP (derecha), PSOE (izquierda), y otros partidos como IU (izquierda) o los nacionalistas como CIU (¿centro?) es un insulto al sentido común. La regeneración debe ser total.

A mi juicio existen dos opciones. Renovar por completo los partidos actuales, donde se comprueba que el PSOE ya ha empezado, e intentar un nuevo borrón y cuenta nueva. O confiar en Podemos, que por tan nuevo que es, demuestra un uso de las redes sociales, ¡en donde hasta se permite al ciudadano decidir de los pequeños detalles! (toda la estructura montada para el 15M por fin está siendo utilizada).

 

Con Pablo Iglesias en Uruguay

Con Pablo Iglesias en Uruguay

¿Quién ganará? ¿Una alianza PP-PSOE que gobierne como en Alemania? ¿O la nueva fuerza política de Podemos con Pablo Iglesias a la cabeza? Mi apuesta la tengo clara, pero sea como sea, lo primero que se debe instaurar es la inmediata presunción de culpabilidad cuando a un político se le encuentra dinero en una cuenta bancaria de un paraíso fiscal debe ser tratado como al que se le encuentra con una pistola… ¡que demuestre de dónde viene!

Gracias Pablo por hacerme recuperar la ilusión en el sistema político. El rencor nos debe seguir alimentando en secreto hasta que hayamos cambiado a mejor.

 

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This