Os recomiendo disfrutar de “La educación prohibida”, pues nos deja muchas reflexiones. La primera es que habitualmente se obliga a nuestros hijos a que se comporten como lo hacen los padres. Indica que la disciplina es el aprendizaje de la conducta. Una persona disciplinada es una persona que aprendió a manejar su conducta, pero no externamente, sino internamente. Estos son los tipos de disciplina:

  • Autoritaria: con reglas establecidas por una autoridad que controla.
  • Funcional: donde las reglas dependen de las experiencias reales. Es naturalmente establecida por la comunidad, ya que responde a la elección de todos.
  • Autodisciplina: donde cada persona es consciente de que construye su propia conducta.

No podemos pretender que un joven tome decisiones si siempre decidimos sobre cómo tiene que vestir, comportarse o qué hacer en la vida. Cuando se oye eso de que mi hijo tiene que ser cómo yo quiero que sea, o tiene que hacer todo lo que yo he querido, todo esto es muy egocéntrico.

¿Hasta qué punto vamos a cambiar nuestras conductas para mejorar la educación que damos a las futuras generaciones? La película no tiene desperdicio.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This