Parece que la filosofía del coaching conduce a algunos novatos a vivir en una nube todo el día. Me parece fabuloso, pero que paren de reafirmarse en que el sólo hecho de estudiar la técnica del coaching obliga uno a aplicar su filosofía todo el santo día. Por eso, quiero compartirte algunas cosas que disfruto como persona, porque realmente sólo aplico el coaching cuando toca:

  • Inknowation - Sueños
    Muchos días no estoy pensado en conseguir
    ningún sueño y sólo quiero que pase el día de la forma más ridícula que encuentre. Es decir, me gusta sentir que puedo perder el tiempo. No por eso dejo de saber y defender el coaching.
  • Otros días no estoy alineado a mis valores fundamentales, ya que me permito mandar a alguien a una lejana galaxia, simplemente porque me apetece y me relaja mucho. Es decir, me gusta sentir que puedo decirle a alguien que se vaya a “tomar por c¤l0”. No por eso dejo de saber y defender el coaching.
  • Algunas veces me sorprende la de tonterías que pueden llegar a decir las personas, y por eso, me atrevo a decirlo. Es decir, me gusta sentir que puedo opinar de algunas memeces que escucho de gente bien tóxica. No por eso dejo de saber y defender el coaching.
  • Reflexión coaching
    Otras veces no me apetece ni lo más mínimo
    cambiar, y creo que el mundo debe cambiar de una santa vez sin que yo modifique mi perspectiva. Es decir, y sin ánimo de incordiar a lo que pensaba Einstein, me gusta sentir que el mundo pueda parar tantas guerras sin sentido, sin que yo tenga que cambiar nada. No por eso dejo de saber y defender el coaching.
  • Incluso hay días que no aplico el más mínimo respeto por lo que quiere la persona que está a mi lado, y le impongo lo que tiene que hacer. Es decir, me gusta sentir que le puedo decir a mi bebé que no me agarre la cuchara cuando le estoy dando de comer, y no plantearle algo como, “Nico, ¿qué te aporta agarrarme la cuchara?”. No por eso dejo de saber y defender el coaching.

¡A qué esto es vida! Sí, sí, sí, a todos los coaches aburridos que se han olvidado de todo lo que son las personas, les recomiendo poner los pies en la tierra y repetirse: “soy coach cuando hago coaching, además soy persona”. Personalmente, sólo uso el coaching como técnica, y por eso tengo el valor de llamar a las cosas por su nombre.

Y ya sabes… para todo lo demás… ¡Mastercard!

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This