De cuando el cambio empieza por uno mismo y es posible ūü•á

por | Feb 19, 2015 | Mejores reflexiones, Motivación | 0 Comentarios

¬ŅSe puede cambiar por dentro? ¬ŅEl cambio es posible? Nos dicen cientos de veces que cambiar uno y cambia todo a nuestro alrededor. Personalmente, y como he comentado en otras entradas (‚ÄúLa tonter√≠a de cambiar de perspectiva‚ÄĚ), soy de la opini√≥n que no siempre el contexto nos ayuda, ¬°y no es f√°cil cambiar as√≠ como as√≠!

Hay casos que me parecen todo un √©xito y creo que es bueno compartir en este blog. Recuerda aquello de que ‚Äúquerer es poder‚ÄĚ es una simpleza y es mejor llevarlo a un poderoso ‚Äúquerer es un requisito para poder‚ÄĚ. Hace meses comprob√© como un contacto del Facebook hab√≠a cambiado mucho su vida, ¬°porque entendi√≥ que el cambio empezaba por si misma! Como ella misma me indic√≥ ‚Äúsiempre he sido gordita, desde que nac√≠ ya con 4.5 kg, as√≠ que como con cualquier otro defecto me costaba mostrar c√≥mo era realmente‚ÄĚ, y continuaba, ‚Äútengo un car√°cter muy especial, siempre lo he tenido, siempre me lo han dicho desde ni√Īa, la personas que se acercaban a mi dicen que soy m√°gica‚ÄĚ (¬Ņcompruebas ese peculiar ‚Äúsiempre‚ÄĚ que tanto nos marcan y nos acabamos creyendo?)

Contin√ļa‚Ķ ‚Äúen el cole cuando era peque√Īa y me quedaba al comedor, me gustaba acompa√Īar a las mujeres que hac√≠an de comer y fregaban, que aunque al principio me echaban, con el paso de unas semanas me esperaban como agua de mayo. Les ayudaba a limpiar y me contaban todas sus historias. Luego en el cole era la amiga gordita que todo el mundo quer√≠a: a mis amigas siempre les consegu√≠a el chico deseado; era un pa√Īo de l√°grimas cuando les sal√≠a mal; era amiga de todos los chicos ya que todos hablaban y se desahogaban conmigo; me preguntaban cosas sobre sexo, en realidad sobre todo, si ten√≠an problemas con sus padres, broncas con amigos o incluso si se iban a enrollar con mis amigas; c√≥mo besar o que lo deb√≠an hacer para no parecer tontos. Vamos, que nos le costaba hablar conmigo lo que jam√°s le dir√≠an a nadie‚ÄĚ.

Esta historia es la que habitualmente se ve, pero ¬Ņqu√© hay por dentro?, contin√ļa‚Ķ ‚Äúpero a pesar de todo esto yo me sent√≠a transparente y muy triste. Me encantaba ayudar, pero sin embargo, jam√°s me mostraba ni contaba nada de m√≠. En realidad nunca me quej√© y supongo que me gustaba pensar que de alguna manera me necesitaban aunque mi autoestima estuvo siempre por los suelos. Poco a poco pas√≥ mi vida sinti√©ndome invisible. Cuando cumpl√≠ 15 a√Īos empec√© con un chico, que tampoco es que me hiciese muy feliz, m√°s bien todo lo contrario, porque siempre sent√≠a que le deb√≠a algo. Era la sensaci√≥n de haberme dado una oportunidad de estar conmigo pese a estar gorda, y eso hizo que todo fuese a peor en mi interior. El caso es que cuando cumpl√≠ unos 20 a√Īos le mand√© a paseo y aprovech√© para apuntarme a flamenco, que era mi pasi√≥n. Me propuse conseguir todos mis sue√Īos y lo que siempre hab√≠a dejado de hacer por mis complejos, as√≠ empec√© a trabajar en una cl√≠nica veterinaria, otra de mis pasiones. No s√© de d√≥nde sacaba fuerzas pero estudiaba psicolog√≠a por las noches en la universidad a distancia. Con peque√Īas metas, empec√© poco a poco a creer en m√≠ misma. Visualizaba en mi mente c√≥mo quer√≠a estar, y me machaqu√© dejando de comer hasta perder unos 30 kg. Pero me sent√≠ enferma porque siempre ten√≠a fr√≠o y estaba muy cansada, as√≠ que decid√≠ acudir a un m√©dico al que jam√°s hubiera pensado ir, porque creo que le ten√≠a p√°nico a la b√°scula. Fue al subir al peso cuando me di cuenta de lo que hab√≠a conseguido, porque hasta entonces lo notaba por la ropa. Pero como segu√≠a con ropa muy ancha, segu√≠a sin permitir que me hicieran fotos, y mucho menos dejarme ver desnuda por nadie. Lo mejor vino cuando fui a un profesional que me ense√Ī√≥ a comer bien y me ayud√≥ a entender mis complejos. Despu√©s el fot√≥grafo Aitor me prometi√≥ que me gustar√≠a verme y me puse una fecha para hacerme unas fotos en las que viera c√≥mo soy. Decid√≠ dejarme llevar, aunque reconozco que ten√≠a mucha inseguridad. Reconozco que cuando vi las fotos me sent√≠ muy bien, pero no solo f√≠sicamente, sino que lo era m√°s importante, que me hab√≠a dado una oportunidad y que por una vez hab√≠a puesto todo el empe√Īo que pon√≠a en todos los dem√°s, siendo m√°gica para m√≠‚ÄĚ.

El cambio empieza por uno mismo

Un cambio que se consigue con el esfuerzo, no solo con el pensamiento, y que en la actualidad describe‚Ķ ‚Äúhoy en d√≠a sigo estando para todo el mundo y he aprendido a llevarlo. La realidad es que sigo con buen peso aunque las personas que hemos sido gordas siempre lo seguimos siendo en nuestra mente, por lo tanto cuando la vida me aprieta, como hace mucha gente, vuelvo a comer emocionalmente. Siempre he tenido mucha fe, y siempre hay que tener metas. Creo que si uno se propone algo, lo puede conseguir. La verdad es que la pr√≥xima que tengo es terminar de escribir un libro que empec√© cuando ten√≠a 17 a√Īos, ¬°y voy a por ello!‚ÄĚ.

Todo un ejemplo… ¡muchas gracias por compartirlo Heidi!

Antes...


Y después...


Muchas personas quiz√°s solo miren las fotos. Pero lo mejor est√° en las palabras que describen esta historia. Porque esta historia es real... ¬Ņa qu√© esperas para empezar a conseguir lo que te hab√≠as propuesto y llegar a compartirlo?


En este video ver√°s algunas buenas reflexiones sobre la envidia...

0 comentarios

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...