En la práctica: segunda regla que utiliza un incompetente profesional

En la práctica: segunda regla que utiliza un incompetente profesional

Hace poco se incluía en este blog la que ha sido la entrada más visitada: Las 10 reglas que utiliza un incompetente profesional (ver aquí), y allí aparecía la segunda regla: “Apropiarse y aprovecharse de los logros de los demás”, que en este caso es la que presenta el presidente de España Mariano Rajoy al ponerse la medalla sobre el rescate bancario, perdón, línea de crédito.

Como menciona José Antonio Zarzalejos en su blog de El Confidencial (ver aquí): e el “Ejecutivo han evitado nada menos que la intervención en toda regla del Reino de España y para asegurar que no sólo no ha sido presionado por la troika, sino que él ha contraído el mérito de ¡haberla presionado!“. Por si fuera poco, se va a ver el fúbtol, que como algunas veces menciono, es la mejor forma de distraer al público. En mi opinión, habría sido mejor que fuera a apoyar a Nadal, uno de los mejores deportistas que tenemos en España, a ver como ganaba Ronald Garros.

Sin entrar en si es un rescate o una línea de crédito, que creo que el sentido común hace obvio la palabra a utilizar, es criticable que incluya un “yo” y con ello se ponga las medallas de un trabajo que seguramente se debe a todo un equipo. En estos casos, el “nosotros” es una muestra de humildad que me temo que olvidó, y que le hace caer en usuario del decálogo. El valor humilad es fundamental para que nos apoyemos y entre todos salgamos de esta crisis de valores.

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT

Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

  • Miren

    Vivimos en una cultura en la que humilidad es sinónimo de debilidad, y por tanto de pobreza. Por tanto, es difícil que alguien reconozca casi nada. Si a ello sumamos la falta de responsabilidad, sólo le falta a la frase el plural “presionamos nosotros” para ser de total actualidad. El plural, el nosotros, diluye todo atisbo de responsabilidad.

    • http://www.pedroamador.com Pedro Amador

      Miren, muchas gracias por tu comentario… y desde mi punto de vista, creo que es realmente triste lo que apuntas, ¡pero real!

Pin It on Pinterest

Share This