El poder de la mujer: cómo una mujer se dice acosada para llegar a algo en la vida

El poder de la mujer: cómo una mujer se dice acosada para llegar a algo en la vida

Mucho se habla del acoso de las mujeres, el cual respeto porque me consta que es una realidad. No quiero enfadar a ninguna persona que haya sufrido este tipo de actos. Pero, ¿y cuándo un hombre es acusado sin pruebas de maltrato físico? ¿Cómo se puede defender de una persona que lo único que usa es el papel de mujer?

Mi experiencia es sencilla, no se puede. Por mucho sentido común que se aplique, la mujer tiene ventaja. Parece que todo el mundo piensa que un hombre tiene armas de destrucción masiva sobre la mujer, pese a que soy de la opinión de que la mayoría de las mujeres tiene bastante más fuerza de la que tendré yo nunca.

Maria Lopez Herranz

Pulse aquí para leer más…

Les compartiré el ejemplo más ridículo que sufrí hace un par de años, en donde la actual presidenta de una asociación de coaches privada (y sin ninguna homologación de entidad pública) decidió apoyar a su compañero y montó el asombroso bulo de que había recibido gestos violentos de mi persona en un Congreso. Curiosamente montó el bulo tres meses después, pese a que el compañero al que encubría me había felicitado días después del Congreso por mi participación (¡ups!, curiosa incoherencia). Esta mujer quizás tuvo algo de crédito entre sus admirados seguidores, pero para que descubran la falta de ética involucró a una empleada que habían contratado en sus servicios, como si por eso fuera a tener mayor credibilidad. ¿Peculiaridades? Que ni incluyeron ni su DNI ni pasaporte, ni ningún documento que tenga una mera validez. Incluso pienso que se inventaron a esta persona, porque no existe en el mundo digital.

Maria Lopez Herranz's Declaration

Pulse para ver en grande

Elisabeth Gray's Declaration

Pulse para ver en grane

 

 

 

 

 

 

 

Janet Harvey

Pulse aquí para leer más

Como este tipo de mujeres manipuladoras tienen la costumbre de juntarse con mujeres que también aceptan la manipulación de las mujeres, después vino la carta de la expresidenta mundial de su asociación, en donde sin preguntar ni validar las pruebas, simplemente pedía que, como hombre que soy, tenía que disculparme ante curiosa mujer que decía haber recibido malos gestos. Ni comprobó que la carta que aporté donde su compañero presidente me había felicitado previamente, porque eso supondría aceptar que una mujer la estaba engañando como a una imbécil. ¿Qué una mujer me va a engañar? Pues sí, entre ellas también se engañan (y mucho).

 

Francamente, no tengo ningún problema en que las mujeres lleguen a puestos directivos o de alta responsabilidad. Pero que usen falsas acusaciones no es un buen ingrediente para que se ganen el respeto de las personas. Son una vergüenza para la Sociedad, y tarde o temprano, no tengo duda que la verdad cae por su propio peso. Y más aún en el mundo del coaching, donde dicen vender ética. Pero claro, poca ética va a vender esta asociación contando con estas personas.

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT

Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This