La guerra de emociones no para en España… unos quieren separarse, otros pelean por quedarse, y otros, muchos otros… nos aburrimos de verles pelear desde fuera. Así que bueno, para ver que hay muchas cosas positivas, hoy te quiero compatir una excelente contribución que me escribe Héctor Téllez sobre los autores de Cataluña.


 

Hace unos días publicábamos en el muro de Facebook de traducción científica un post sobre el incremento de publicaciones en catalán que se comprometía a realizar en el 2015 una importante editorial española. Ese post nos ha dado la clave para escribir una pequeña selección de los escritores y escritoras nacidos en Cataluña más influyentes de los últimos años, cuatro nombres excepcionales que reflejan la altísima calidad de la literatura catalana.

Por supuesto, en esta pequeña muestra no están todos los grandes nombres de las letras catalanas, es decir, no están todos los que son, pero sí que son todos los que están, así que… ¿Empezamos?

Ana María Matute (1926-2014)

Comenzamos nuestra selección con una de las autoras catalanas que nos dejó el pasado año 2014, la gran Ana María Matute. Premio de Literatura Miguel de Cervantes 2010 y sillón letra K de la Academia de la Lengua Española desde 1996, Ana María Matute acuñó el nombre de una generación de escritores a la que ella misma pertenecería, los “jóvenes asombrados”.

¿Qué podemos decir de la carrera de esta excelsa catalana que no se haya dicho ya? Quizás algunos apuntes que suele desconocer el gran público como, por ejemplo, su aventura profesional como lectora en varias universidades de Estados Unidos o su pertenencia a diferentes asociaciones hispanistas como la Sigma Delta Pi o la Hispanic Society of America.

Desde su primera obra editada – Pequeño teatro (1954)-  hasta su último libro – Demonios familiares (2014), la Matute enamoró a miles de lectores de todos los rincones del mundo. Sus obras han sido traducidas a prácticamente todos los idiomas: inglés, francés, poclaco, lituano, noruego, japonés, etc.

 

Eduardo Mendoza (1943)

Si hay un autor que ha conseguido retratar en letras la auténtica vida barcelonesa es, sin lugar a dudas, el gran Eduardo Mendoza. Mendoza se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Barcelona, pero encontró su auténtica vocación muy lejos de allí, en Nueva York, ciudad donde trabajó como traductor de la ONU durante bastantes años. Entre traducción y traducción Mendoza encontró tiempo para publicar el que sería su primer éxito internacional: La verdad sobre el caso Savolta (1975) que junto a su secuela – El misterio de la cripta embrujada – sería llevado a las pantallas cinematográficas con un éxito imparable.

El laberinto de las aceitunas (1982), La ciudad de los prodigios (1986), Sin noticias de Gurb (1991), El último trayecto de Horacio Dos (2002), Greus qüestions (2004), El asombroso viaje de Pomponio Flato (2008) o Riña de Gatos. Madrid, 1936 (2010) son algunas de las excepcionales obras de este escritor y traductor catalán.

Manuel Vázquez Montalbán (1939-2003)

El padre de Pepe Carvalho ocupa el tercer lugar de la selección de Okodia – Grupo traductor. Vázquez Montalbán se autodefinió a sí mismo como “mucho más que un escritor”: gastrónomo, humorista, ensayista, cronólogo, periodista, poeta…

Premio Nacional de Narrativa en 1991, Premio Europeo de la Literatura en 1992, Premio Nacional de las Letras Españolas en 1995…  Los galardones que acumuló este catalán vital complican la tarea de resumir en cuatro líneas su trayectoria profesional;  quizá podamos quedarnos en recordar simplemente algunos de sus títulos más famosos: Los demonios familiares de Franco (1978),  Asesinato en el comité central (1981), El balneario (1986), El estrangulador (1994), El escriba sentado (1997) o Memoria y deseo (2008).

Muchas de las obras de Manuel Vázquez Montalbán han sido traducidas al inglés, el francés o el alemán entre muchísimas otras lenguas.

Mercè Rodoreda (1908-1983)

Cerramos la pequeña selección de excepcionales escritores catalanes como la empezamos, con una increíble mujer: Mercè Rodoreda.

Premio Crexells por Aloma (1938), Premio Víctor Català por Vint-i-dos contes (1958), Premio de Honor de las Letras Catalanas en 1980 por Viatges i flors y Quanta, quanta guerra, Socia de Honor y miembro insigne de la Associació d’Escriptors en Llengua Catalana… La trayectoria vital y profesional de esta escritora exiliada del país durante largos años es increíble, pero quizá, es reconocida a nivel internacional por la novela que autores y críticos colocan en primera posición de la literatura catalana: La plaça del Diamant (La plaza del diamante. 1962). Seguro que los lectores de más de 40 años recuerdan su adaptación a la pequeña pantalla en forma de mini serie protagonizada por Silvia Munt, ¿verdad?

Esta maravillosa obra que refleja la guerra y la postguerra de la guerra civil española desde el punto de vista de una joven viuda catalana ha sido traducida a más de 20 idiomas. Un total y absoluto éxito internacional de las letras catalanas y que pone el broche de oro a la pequeña selección de escritores y escritoras catalanas que hemos preparado para ti, para los enamorados de la literatura con letras mayúsculas.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This