Cansado, me siento muy cansado. Hoy domingo cumpliré 36 años, ¡pero tengo la sensación de haber vivido 80 años! Acostumbro a relacionarme con gente mayor, y para aparentar, nunca suelo decir mi edad. Siempre me han puesto años de más simplemente porque veían mi largo currículo. Ahora mismo ¡mucha gente cree que paso ya de los 40 años!, y cuando me ven en persona se dan cuenta de que no puedo ser tan mayor.

Sí, sí, en el pasado he tenido una mente privilegiada, a la que he acompañado una actitud positiva de querer aprender siempre nuevas cosas. Pude conseguir mi ingeniería con tan sólo 22 años, complementada con cursos de doctorado. Después comenzar mi Executive MBA a la edad ridícula de 26 años, y complementarlo con una completa formación en coaching de las mejores escuelas.

A nivel laboral ya a los 12 años realicé un videojuego para el Spectrum. Comencé a trabajar a los 16 años de maquetador y montando todo tipo de ordenadores. Con 28 años llegué a Country Manager de una empresa internacional y a los 32 había conseguido facturar un millón de euros con mi propia empresa de servicios. A los 35 conseguí vender en tiempos de crisis, licencias de la web Autocoaching a una empresa internacional. Siempre trabajando entre 10 y 16 horas al día, aunque con la ventaja de que siempre me ha fascinado lo que hago.

A mis 18 años tenía una web de chistes que tenía medio millón de páginas vistas al mes. A mis 31 años escribía mi primer libro de crecimiento personal, del que ya se han vendido 4.000 ejemplares (y que ahora se editan 3.000 ejemplares en Francia). Después el segundo hace dos años, y ahora el primer libro-blog en un nuevo camino para cambiar el paradigma editorial. He podido dar conferencias en empresas de renombre, e incluso en congresos internacionales ante cientos de personas, y organizado todo tipo de talleres y formaciones.

Pude casarme con una persona maravillosa hace cinco años, con la que no conseguí realizar el sueño deseado de formar una familia, probablemente porque un año antes me había arrollado una moto y casi quitado mi vida. Y probablemente porque la justicia en España sigue empeñada de forma burlesca en que soy toxicómano pese a que no hay prueba alguna, y me tiene ahora luchando en el Supremo. Pero este Estado, que me sigue considerando toxicómano sin prueba alguna, me denegó la incapacidad laboral, pese a que sí soy un minusválido acreditado, y ya no puedo realizar mi anterior trabajo.

Por ello tuve oportunidad a los 28 años de volver aprender a vivir, tras el atropello de una moto, en donde sufrí un fuerte politraumatismo, daño axonal difuso, y huesos rotos por todo el cuerpo. Tuve que volver a aprender, a memorizar, a concentrarme,…  y obligado a gestionar el sueño que sólo funciona si es con pastillas. No llego ni a la mitad de capacidad mental que tenía antes, pero bien saben los que me rodean, que mi fuerza interior se ha multiplicado por mil, y ahora soy un fuerte creyente de la vida.

He podido disfrutar y viajar por medio mundo, creo que ya a más de 33 países, con más de 580 vuelos, que cuento porque me gusta mucho saber por dónde he andado. Compartir horas y horas de experiencias con muchas personas, en el pasado con mi propia web de Internet y ahora con 4.000 amigos en Facebook, o más de 1.200 contactos en Linked-in.

(continúa en la siguiente página)

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This