Páginas: 1 2

A menudo sentimos tanto miedo ante diversas situaciones que preferimos ocultarlas y no decir nada, pero unas sencillas preguntas desde la perspectiva del coaching, nos ayudarán en nuestras situaciones del día a día. Recordemos que el coaching no intenta formar ni ofrecer consejos, ya que parte de la idea de que el cliente tiene todos los recursos necesarios para conseguir sus metas.

 

Te comparto algunos ejemplos de cómo se trabaja en las sesiones de coaching de familia, que comprobarás que formulan preguntas potentes que hacen pensar al cliente sus propias acciones.

Quiero tener una relación adecuada con mi familia

El hecho de que quieras tener una relación adecuada con tu familia habla muy bien de ti. Para que puedas conseguirlo me gustaría sugerirte que reflexiones sobre las preguntas que te voy a formular y veas que encuentras:

  • ¿Cómo puedes utilizar tus recursos personales para conseguirlo?
  • Si pudieras tener tu relación ideal ¿cómo sería?, ¿cómo podrías hacerla realidad?, ¿qué pasos deberías dar?, ¿qué te podría ayudar?
  • ¿Qué otras perspectivas se te ocurren que te van a ayudar a conseguirlo?
  • ¿Cómo podrías involucrar a tu familia a conseguir el objetivo?
  • ¿Hay algo que te impida ponerte a llevarlo a la práctica?, si es así ¿cómo podrías solventarlo? y si no es así ¿qué necesitas para empezar ya?

Pedro Amador - Experto en felicidadMe gustaría gestionar de otra manera los conflictos con mi familia

Los conflictos son totalmente naturales dentro de las relaciones sociales, lo importante es saber cómo afrontarlos. El que te hayas dado cuenta ya es de por si es un paso para conseguir una mejor gestión en los momentos que estos aparezcan, por ello te propongo que reflexiones al respecto a través de unas preguntas que te voy a formular:

  • ¿Qué aspectos son los que te gustaría gestionar de manera diferente? Cuando lo has intentado, ¿cómo fue el resultado?
  • Si pudieras decir y hacer lo que te gustaría, ¿cómo crees que esto influiría en tus relaciones?
  • ¿Has hablado al respecto con tu familia?, ¿te gustaría que tu familia se involucre en el cambio?
  • Ahora imagina que puedes conseguir lo que te has propuesto, ¿qué pasos deberías dar para conseguirlo?, ¿podrías planificarte el tiempo y las acciones?
  • ¿Qué más necesitas para ponerte en marcha?

Quisiera poder comunicarme con mi familia

La comunicación es una herramienta fundamental para las relaciones sociales. Es interesante que reflexiones sobre las preguntas que te voy a formular, que seguro te ayudan a encontrar respuestas inesperadas:

  • ¿Qué aspectos son los que deseas tener dentro de la relación?, ¿cómo te gustaría que esto se trasformara en realidad?
  • ¿Qué recursos personales tuyos van a ayudarte a hacerlo realidad?
  • ¿Cuándo y cómo puedes ponerte manos a la obra?, ¿qué haría que empezaras hoy mismo?
  • Si estás realmente comprometido, ¡ya puedes empezar!

(continúa en la siguiente página)