¿Sabemos perdonar?

by | Oct 20, 2011 | Gestion y liderazgo | 4 comments

R.A.E. perdonar: “dicho de quien ha sido perjudicado por ello: remitir la deuda, ofensa, falta, delito u otra cosa”. Ahora es cuando tocará mirar si de verdad, después de anunciar ETA su cese total, realmente sabemos perdonar y mirar a un nuevo futuro. Analizar el proceso del IRA sería un buen referente, porque siguen cicatrizando la herida del terrorismo que también sufrieron durante años.

Mi primera impresión es de extremada felicidad, pues la violencia es una pesadilla que tenemos que parar cuanto antes. ¿Puede atribuirse como victoria al partido actual que preside España, el PSOE? En parte, pero igual que al PP, a la Policía, a la Guardia Civil, a Francia, a los jueces, al pueblo, etc…. ¡se debe a todos! ¡Muchas gracias!

El 20 de octubre de 2011 a las 7PM se ha dado, sin duda, una gran noticia de alcance histórico: “ETA anuncia el cese completo de su actividad”. Pero por una vez, sintonizo la televisión y veo que este hecho no es aplaudido por todos los políticos. Por ejemplo en la Asamblea de Madrid, muchos políticos se quedan sin aplaudir (ver video aquí). ¿Cómo? ¿Qué aplauden unos y no otros? ¿Quién no puede aplaudir a esta noticia? Las imágenes me han dejado de piedra.

Algunos están afirmando que la noticia no sirve de mucho mientras que ETA no deje las armas, sean todos encarcelados, pidan perdón cada día que se levanten, y supongo que también pedirán que resuciten a todos los que hayan matado, ¿algo más? Perdón, la noticia es buena sí o sí, y mis máximas felicidades a todos los que han participado en conseguirlo.

Me temo que lo primero es saber perdonar, dejar todo el rencor a un lado, y mirar a un futuro en el que cabemos todos. Espero que los políticos cuando se levanten cada mañana, trabajen en buscar la igualdad, y dejen de una santa vez conseguir votos buscando y potenciando la diferencia. Al final me da igual si la gente habla euskera, catalán, gallego, valenciano, mallorquín, andaluz, o lo que sea. Lo importante es aprender a perdonar, y que trabajemos entre todos por una mejor convivencia. Porque todos queremos paz.



👉 Vota mi candidatura al Word Happiness Awards de la ONU



4 Comments

  1. Una reflexión muy sugerente, Pedro. Imagino que los puntos de vista acerca de esta cuestión serán tan diversos como personas puedan opinar. En cualquier caso, entiendo que no debe ser la misma cosa perdonar como familiar de las víctimas que como ciudadano de a pie. También es cierto que en ambos colectivos habrá quien reaccione al contrario de lo que imaginamos. No obstante, estoy muy de acuerdo contigo en todo. Negar el perdón es, desde mi punto de vista, quedarse anclado en el pasado, puesto que, al fin y al cabo, es no querer superar el dolor. Y, en este caso, no alegrarse por una noticia como ésta es tanto como situarse en un “-ismo”, que, desde mi punto de vista, son todos nocivos. Creo que pensar que no volverá a haber que lamentarse por una muerte insensata y arbitraria es tanto como creer en el ser humano, ni que sea por unos instantes. No alegrarse es condenarse a no ser feliz incluso ante una buena noticia, y la vida está llena de ellas. Ser felices sólo depende de la magnitud que queramos ver en cualquier cosa aparentemente sin importancia. Gracias.

    Un abrazo.

    Reply
    • Joan, gracias por la reflexión, y como indicas, lo importante es al menos alegrarse de esta noticia. Luego, dependendiendo de la perspetiva de cada uno, habrá más o menos confianza, pero siempre es un paso necesario.

      Reply
  2. Dice el Dalai Lama: “La esencia del cristianismo y el budismo es la misma: la práctica del amor, para lo cual es necesario poner énfasis en el perdón y compartir el sufrimiento ajeno.”

    Y también:

    ” A través de la paz interior se puede conseguir la paz mundial. Aquí la responsabilidad individual es bastante clara ya que la atmósfera de paz debe ser creada dentro de uno mismo, entonces se podrá crear en la familia y luego en la comunidad.

    Para crear una paz interior, lo más importante es la práctica de la compasión y el amor, la compresión y el respeto por los seres humanos. Los más poderosos obstáculos para ello son la ira y el odio, el temor y el recelo. De modo que, mientras la gente habla de desarme en el mundo entero, cierto tipo de desarme interno es prioritario.”

    No podremos conseguir una paz prospera mientras no nos quitemos la mochila de ira y el deseo de venganza, sería como un circulo vicioso. En este sentido creo que un ejemplo importante a tener en cuenta es La Comisión para la Verdad y la Reconciliaciónm creada en Sudafrica al fin del apartheid promovida por Nelson Mandela, es un módelo excelente a seguir. Hay que cerrar un ciclo y empezar otro, como dijo De Klerl en 1990: “Apreciados, el tiempo de la violencia ha terminado…, la hora de la reconstrucción y la reconciliación ha llegado”.

    Como vasca ayer fue un día emocionante para mi, naci en 1975, no he conocido una Euskadi sin ETA, mi hijo nacio en 2009, aún esta a tiempo de vivir en una Euskadi en paz, y espero que un Euskdi con memoria pero reconciliada

    Reply
    • Estibaliz,

      Muchas gracias por tu aporte. Excelentes palabras, y esperemos que todos podamos saborear una paz duradera.

      Reply

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...

  • Coaching
  • Motivación
  • Gestion y liderazgo