A día de hoy empiezo a preguntarme cuáles son los límites de las personas, porque desde que tengo consciencia del uso del dinero me he ido encontrando las siguientes afirmaciones:

  • La gente puede exagerar por dinero, y exageran.
  • Sí, la gente puede mentir por dinero, y mienten.
  • Sí, la gente puede traicionar por dinero, y traicionan.
  • Sí, la gente puede linchar por dinero, y atacan.
  • Sí, la gente puede robar por dinero, y roban.
  • Sí, la gente puede cambiar sus valores por dinero, y los cambian.
  • Me temo que sí, que la gente puede matar por dinero, y matan.

Y si todo esto tan atroz se hace por dinero… ¿cuándo se va a prohibir el dinero? Ya lo sé, piensas que acabo de proponer una tontería. Porque los políticos, los funcionarios, los periodistas, los jueces, los curas, los deportistas, los empresarios… todos, todos, todos, cobran un sueldo.

Te pongo una más básica: ¿cuándo se va a perseguir el secreto bancario? Mientras no sea así… tranquilo… el dinero lo mueve todo. TODO. Otra cosa es que todavía no te haya movido a ti, pero no te extrañes que a tu vecino ya le haya movido.

¡Cada post en tu e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)




GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Pin It on Pinterest

Share This