La vida va pasando… se va acabando y sólo recordamos esos momentos maravillosos en los que hubo una caricia, una sonrisa, un llanto. Esas alegrías en las que alguien nos llamaba para darnos una noticia, alguien se acordaba de nosotros, alguien nos daba un regalo.

Claro, ¡nos hacemos mayores! ¡ya no somos tan jóvenes! ¡me quedé sin hacer muchas cosas! Bueno, tiene parte de razón… ¿pero verdad que fue maravilloso todo lo que viviste? Lo malo porque te enseñó y lo bueno, porque siempre está rodeando tu cuerpo de energía positiva.

Sólo acaban de pasar unos segundos mientras leías esto. Recordemos el comienzo de la película Amelie, en donde nos hacía pensar que no estamos solos. Quizás miles de personas hayan tenido un orgasmo. Otros cientos habrán dado su último suspiro. Y otros muchos como tú y yo, queremos un mundo mejor.

¿A qué estás esperando? Quizás mañana sea demasiado tarde. Siente tu interior, sonríe, y descubrirás que hay alguien ahí fuera esperando a recibir tu cariño. Pero empieza dándolo tú… porque eres una persona maravillosa, y aunque muchas veces te hayan dicho lo contrario, no van a poder contigo. Eres el sol, recibes el sol, y vibras como el sol.

No esperes a ver lo que hacen los demás. Comienza a vivir. Abre los ojos. Despierta. AHORA.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This