Un poder enorme que malgasta un montón de energía en el mundo. Una fuerza bruta que se presenta en los humanos con la envidia, la ira, el rencor, o simplemente por ignorancia. Nos lleva a los conflictos, enfrentamientos y guerras, y nos persigue sin parar si no sabemos ponerle límites a su hambruna.

Se escucha muchas veces como las personas murmuran…  “ese no sabe con quién se la está jugando”, “maldito desgraciado, se va a enterar de quién soy yo”, “lo machacaría vivo”, “me cargaría al imbécil ese”, “le voy a poner firme y se va a enterar”. El problema es que de las palabras a la guerra muchas veces ni se pasa por la mediación.

Hoy me sorprendía al comprobar como un profesional de la talla de Vicens Olivé decía con absoluta tranquilidad: “tengo una guerra particular con la rueda de la vida. Mi guerra es que ojalá el mundo del coaching tome la Ecología de la Vida como sustituto de la Rueda de la Vida” (ver aquí en minuto 3:05). Me pregunto, ¿cómo puede estar en guerra con una herramienta que nos ha ayudado a miles de personas a tener un primer contacto con nuestra felicidad y nos ha hecho preocuparnos por nuestra vida?

Igualmente les recomiendo la herramienta de la Ecología de la Vida (ver aquí), pero después de haber realizado algunas veces una Rueda de la Vida, que aunque no incluya las ponderaciones, es infinitamente más sencilla. Es más, para ampliarla, desarrollé el Mapa de la Vida (ver aquí), que permite tener una radiografía más completa. Las cosas se deben mejorar, ampliar o detallar, pero siempre sin entrar en batallas personales hacia lo que ya inició el camino. Del mismo modo alabar sólo a Carl Jung olvidando todo el trabajo que hizo su maestro Sigmund Freud es otro ejemplo de escasa gratitud.

Vicens se personó también, junto con Doña Vivian Launer (ver aquí), en un juicio para afirmar que Autocoaching era hacerse coaching a uno mismo. Supongo que desde la ignorancia de no investigar que Autocoaching es una metodología que viene apoyando a miles de personas en su crecimiento personal (y que no pretende evitar la función de un profesional). Desde la guerra que menciona, no va a conseguir que su herramienta se utilice más, tan sólo poner en duda a quien buenamente ha dado sus primeros pasos con la Rueda de la Vida. Como experto en PNL, resulta curioso que no tenga a bien cuidar el lenguaje.

¡Basta ya de odios y guerras! No son más que antipatías hacia cosas que uno no desea. Que algo no sea de nuestro gusto, no implica que desagrade a otros. Les comparto un consejo personal: el respeto es un ingrediente fundamental y necesario para luchar contra el poder del odio. Mejor respetar y así evitar las guerras.

Seamos más ecológicos, guardemos nuestras energías, y así podremos rodar mejor por la vida. ¿Qué opinan?

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This