Para algunas personas es maravilloso (o cool) evitar al fisco y así no pagar impuestos. Piensan que para qué van a pagar a un sistema que es corrupto y que no requiere mantenerse con parte del dinero que gana cada uno. Como todo en esta vida, tienen parte de razón, pero llevado al extremo, conseguiría destruir el sistema público. Si nadie paga, no habría sanidad pública, ni desempleo, ni jubilaciones, ni… ¡muchas cosas que dan calidad de vida a un país!

Es de arrogantes pensar que nunca se va a necesitar el sistema público y que cada uno se pague su sistema privado. Reconozco que en parte pensaba así, hasta que hace unos años tuve un horroroso accidente y estuve más en un año en manos de la Sanidad Pública, que me atendió de fábula (no hablo de unas tonterías que mencionaron en juicio y luego defendieron los jueces). Unos médicos atentos, unas enfermeras maravillosas, un sistema que me permitía cobrar estando rehabilitándome. Todo gracias a mis impuestos.

Olor del dinero
Cualquier puede opinar que el sistema privado gestionaría mejor los impuestos, pero es de todos sabidos que las gestiones únicamente privadas no son las más eficientes (ni tampoco las sólo públicas). Entones, necesitando todos tener un sistema público que nos apoye, ¿qué hacemos con los impuestos? Quiero compartir el caso que he visto hoy:

Inditex pagó en España 760 millones de euros en concepto de impuestos directos en 2012, lo que supone un 39% del total, que se situó en 1.930 millones de euros, según ha informado este miércoles la compañía gallega.

Que contrasta con el que comprobé hace poco de empresas como Apple, Google, o Microsoft:

Con éstas y otras maniobras de ingeniería financiera, Google paga poco más de un 3 por ciento de impuesto sobre beneficios fuera de Estados Unidos; Apple, sólo un 2,5 por ciento; y Microsoft, un 8 por ciento, según los informes anuales del ejercicio fiscal 2011 registrados en la SEC.

Si todas no pagaran impuestos, que ya me parecería mal, me parecería lógico el tema. Pero viendo que unas pagan y otras evitan hacerlo, ¿qué ejemplo nos da esto a los ciudadanos de a pie? Pues eso, que “tonto el que paga”, o “el que hizo la ley hizo la trampa”.

Señores, un poco de coherencia, y respetemos todos el pago de impuestos. Creo que también es importante que la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) sirva de algo y se aplique (aunque también leí hoy que en España “Ninguna empresa del Ibex cumple los estándares internacionales de buen gobierno”). Me encantaría que todos tuviéramos a mano siempre el listado de empresas que no pagan impuestos, para no consumir sus productos, pues en se olvidan de generar riqueza a los países.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This