• Yo estoy un poco loco, ¿y para qué quiero estar cuerdo?
  • Yo soy a veces superficial, ¿y qué me aporta ser profundo?
  • Yo no quiero pasar desapercibido, ¿eso sería muy aburrido?. ¿no?
  • Yo me río de todo, ¿y para qué vivir con tanta amargura?
  • Yo soy un poco friki, ¿pero qué tiene de malo tener gustos peculiares?
  • Yo soy muy rarito, ¿y quién no tiene sus rarezas?
  • Yo soy no soy un santo, ¿acaso alguien lo es?
  • Yo soy un poco extraño, ¿y para qué quiero ser normal?
  • Yo no quiero ser lo mejor de lo mejor en la vida, ¿para qué tanto stress?
  • Yo soy como soy y me alegro de no parecerme a nadie, ¡ole qué arte!

Pero respeto, aprecio, aplaudo, apoyo, valoro, y estoy muy agradecido de que te subscribas y compartas estas palabras con tus amistades. ¡A quererse toca!

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT



Pin It on Pinterest

Share This