¡Tienes toda la razón del mundo! ¡La vida no es fácil! ¡Esto es un desastre! ¡Ya no se puede hacer nada! ¿Entonces qué toca ahora? ¡Claro que sí! ¡Rendirse, porque esta vida es una pérdida de tiempo! Venga, vamos a buscar la mejor fórmula para quitarnos de en medio. A ver… ¿nos cortamos las venas? ¿Nos hinchamos a pastillas? ¿Nos tiramos por un edificio?

La idea que te acompaña

Es una opción, y como comento aquí “cuando el suicidio es la mejor opción”, no siempre es la mejor salida. Concuerdo contigo en que es la solución más sencilla, rápida y menos preocupante para ti de todas. Pero la realidad, ¿te has parado a pensar cómo se van a sentir todas las personas que te rodean? ¿Es que no tienes nadie que te quiera? ¿Es que no tienes nadie por quién luchar? ¿Es que no crees que te merezcas algo mejor en la vida?

En el mundo algunas personas deciden quitarse la vida con el suicidio. Algunos tirándose del balcón porque no pueden pagar la hipoteca, otros quemándose en pleno parlamento para quejarse del desastre de país, otros incluso acabando con varios niños en un colegio porque su vida había sido una mierda (¡upps!, siento la palabra). Bueno, algunos seguro que padecían alguna enfermedad mental, y supongo que no han sido tratados a tiempo. Pero no todos.

La duda, ¿la vida simpre es dura?

Puede ir todo muy mal, pero mira un momento para atrás… ¿nunca te fue mal antes? ¿Verdad que acabaste resolviendo lo que parecía imposible? ¿Verdad que tendemos a ver todo muy negro cuando estamos en medio del problema? Intenta retomar la esperanza, por poca que quede. Un método que a mí me funcionó muy bien es salir a dar un paseo y buscar un bebé allí donde hubiera un parque. Mírale a los ojos y siente que no tienes nada mejor que ofrecer a este mundo. ¿Verdad que te queda mucho por ofrecer? Me lo temía…

Quizás no hay solución, y hay que aprender a cambiar de contexto. O quizás sí hay solución y consiste simplemente en conformarte con la mitad de la mitad de la mitad de lo que tenías hace poco tiempo. O quizás, y sólo quizás… alguien muy cercano te puede ayudar y aún no te has atrevido a pedir consejo. ¿A qué esperas?

La reflexión

La vida es para disfrutarla, tanto en lo malo como en lo bueno. Porque todos pasamos por malos momentos, ¿pero verdad que ha habido buenos? ¿Ya has pensado cuál ha sido el momento más feliz de tu vida? No dejes de hacerlo, escribirlo, y compartirlo, y como muestra aquí tienes algunos… ¡no te los pierdas!

 


Seguro que te gusta este video donde explico qué hacer cuando parece no haber solución
Pulsa aquí si no lo ves: https://youtu.be/8BWOxx0RkZQ


 

Mejores Reflexiones de Motivación Y Frases Motivadoras Cortas

 

Lo Mejor de la Disciplina del COACHING

 

De lo Mejor en Liderazgo

 

De lo Mejor en Comunicación

 

Lo Mejor de cómo se logra la Felicidad

 

Lo Mejor para estar enamorados

 

Reflexiones de Toda una Vida

 

Emigrar por el mundo: Dubai o Uruguay

 

Ey 👋 No olvides subscribirte

Título
¿Y si no hubiera solución? La vida no es fácil
Nombre del artículo
¿Y si no hubiera solución? La vida no es fácil
Descripción
La vida no es fácil ¿Y si no hubiera solución? ¡Tienes toda la razón del mundo! ¡Esto es un desastre! ¡Ya no se puede hacer nada! ¿Entonces qué toca ahora?
Pedro Amador
Happiness Play
Happiness Play
https://www.pedroamador.com/wp-content/uploads/2017/01/Happiness-Play-Experto-en-felicidad.png

Pin It on Pinterest

Share This