El poder del chantaje

Reflexión de

­­¿El chantaje? Es el mejor ejemplo en los tipos de poder en la negociación... ¡es un poder enorme! Intenta atacar a nuestro miedo a ser feliz basándose en la extorsión del más fuerte. Habitualmente viene precedido de una amenaza, que, en muchos casos, se trata de una amenaza velada, y que no es más que un chantaje realizado con una musiquilla diplomática. Ahora los hacen con cadenas de WhatsApp y algunos están llegando a tener un final de lo más triste ("La Fiscalía investiga el suicidio de una empleada de Iveco tras la difusión de un vídeo sexual", que llegó a ser el guión de una conocida serie de Netflix).

Cómo es el chantaje emocional

El chantaje emocional es una forma de manipulación que se basa en el control y el aprovechamiento de los sentimientos de la otra persona. Se trata de hacer que la otra persona se sienta culpable, insegura o incapaz de afrontar las consecuencias de no acceder a lo que se le está pidiendo. ¿Quién no ha sido víctima del chantaje emocional? Es una forma de manipulación muy común en las relaciones, tanto de pareja como familiares o amistosas (incluso ahora en las relaciones por Internet). Aunque muchas veces no nos damos cuenta, el chantaje emocional es una forma muy dañina de relacionarnos con los demás.

¿Verdad que se escuchan muchas veces? ¿Quizás en forma de amenaza velada? ¿Quizás con frases de chantaje emocional? “cariño, tienes que hacer esto o te vas a enterar”, “termina todo el trabajo si no te quieres exponer a medidas drásticas de la dirección”, ”más te vale que XXX para que no pienses que eres un YYY”… La verdad es que se utilizan mucho en nuestra infancia para educarnos en unas normas, “si no te comes eso, viene el coco y te secuestra”, “si no te portas bien, los Reyes Magos no te van a traer nada”,  y parece que muchas personas siguen pensando que son la mejor solución para obtener resultados.

Ceder al chantaje

Lo mejor es no ceder al chantaje emocional, ni al chantaje físico, ni a una amenaza velada (interesante conocer la diferencia entre amenaza y advertencia). Personalmente tiempo que perdí los miedos (menos los miedos físicos, ya que me tiraría por un barranco de no tenerlos). Cuando alguien me viene con sus amenazas o sus chantajes emocionales mi sonrisa es la respuesta. En mi opinión, las personas que amenazan, se rodean frecuentemente de incompetentes (cacatúas sin sentido), porque son los que los aceptan sin problemas (hasta que un día explotan y es peor).

Cuanto más desapego emocional tengamos y más nos libremos del miedo a perder algo, más complicado será que nos apliquen el poder del chantaje. No lo olvides, a lo único que hay que agarrarse con mucha fuerza es a la vida. El resto, puede ir y venir.

Y cuando sufras un chantaje... intenta no poner mucha energía en eso... ¡mejor bailar como Shakira!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Compartir
Pedro Amador

Conferencista internacional considerado experto en felicidad y comunicación. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad Happiness Play, basada en la Metodología Autocoaching, que empezando con la rueda de la vida te ayudará a gestionar la felicidad. Autor de cuatro libros, decenas de artículos y videos blogs. Profesor asociado en varias universidades.

Promocionado

Reflexiones recientes

Reflexión de
Pedro Amador
19 horas atrás
Reflexión de
Pedro Amador
2 semanas atrás

Esta web usa galletitas