El miedo a la felicidad

by | Jan 20, 2012 | Reflexiones Felicidad y Vida | 24 comments

Cualquiera va a mirar el título y pensará… ¿se ha vuelto loco?, murmurando en paralelo… “¡nadie tiene miedo a ser feliz!, ¡todo el mundo quiere ser feliz! ¡yo quiero ser feliz!”, pero después de un tiempo meditándolo, permítanme que les haga pensar sobre esta creencia. Un ejemplo paralelo servirá para comprender este miedo oculto.

¿Quién no se quiere casar y tener el ideal presentado en las películas? ¿Quién no quiere vivir con el amor de su vida y construir la familia perfecta? ¿Verdad que todo el mundo quiere? Bueno, de partida supongo que sí, ¿pero qué pasa si no funciona y nos divorciamos? ¿Conocen a muchos divorciados que se sigan creyendo la película? Muchos dejan de comprar el cuento… aunque siempre he indicado a los amigos que pese a que las personas no seamos perfectas, sí podemos trabajar en buscar una relación perfecta.

Después de varios años, he podido aportar multitud de ideas para transformar la queja en energía para la acción. Te encaminan a la felicidad a partir de definir los cambios que permitan conseguirlo. A casi todo el mundo le encanta saber que pueden tomar las riendas de su vida, se entusiasman, y comienzan a leer los libros de autoayuda que aparecen en su camino. Muchos inclusos, afirman querer dedicarse al mundo del coaching o la psicología, porque creen haber encontrado el sentido de su vida.

Pero el camino no es todo de rosas. Un día llega un complicado obstáculo, y sin saber cómo, se encuentran con una nueva limitación que no saben superar. Viene el caos, el derrumbamiento, y una voz en el interior empieza a decir… ¡si es que no se puede estar en paz!, ¡ya te lo dije… siempre hay problemas!, ¡la próxima vez es mejor quedarse tranquilito! Ciertamente, es aquí cuando se comprueba el compromiso de las personas, porque muchas, como en el ejemplo de los divorciados, no se vuelven a creer el cuento de alcanzar la felicidad plena. Así surge un curioso estado, inconsciente siempre, pero real: el miedo a ser feliz.

Tenemos que aprender a ser felices incluso en la incertidumbre. Como comenta Nathaniel Branden: todo el mundo tiene derecho a ser feliz. Porque sólo así se aprende a vivir el momento…, y disfrutar del camino, por muchas cuestas que tenga.

24 Comments

  1. Hola, soy profesora de secundaria. Deberíamos, los docentes, mostrar a los alumnos CÓMO lograr aquello que desean, cómo luchar por sus sueños, siendo conocedores de que fracasar forma parte, pero que a su vez nos ofrece una nueva oportunidad, etc. Etc. Ante este reto, que muchos profes asumimos con mucho amor y voluntad, cómo mediar con la cultura del conseguir todo ya y sin esfuerzo que transmiten los medios de comunicación? O más difícil aún… Si muchos padres o tutores legales les suministran todo aquello que desean, aprenderán a asumir que el camino a veces hace subida? Disculpadme, pero desde la educación en los centros no basta… Ideas? Un saludo!! <3

    Reply
    • Eugenia, muchas gracias por el comentario. No soy muy experto en educación social, así que poco puedo indicarte. Me temo, y es mi opinión, que los educadores cada vez estáis más indefensos.

      Cuando más se aprende es cuando se aprende uno a buscarse la vida, pero claro si te lo dan todo hecho… complicado.

      Reply
  2. querer ser feliz es caminar hacia lo que nos hace felices. Para ello necesitamos primero, conocerlo, y segundo, actuar. la felicidad es muy caprichosa: no nos visita si antes no le hemos enviado nuestra invitación.

    Reply
    • Begoña, muchas gracias por el comentario… siempre recomiendo https://www.conseguirlafelicidad.com, donde comparto gratuitamente los pasos que me han servido a mí en la vida para ser feliz.

      Reply
  3. El modo de ser conciente, gracias es muy intructivo

    Reply
    • Gracias a ti por el comentario. 😀

      Reply
  4. DEPENDE DE LO QUE UNO CONSIDERE SU MUNDO. EL MUNDO SI SE PUEDE CAMBIAR AL MENOS MI PEQUEÑO MUNDO TRATO DE HACERLO MEJOR PORQUE CREO QUE ES LA FORMA DE IR MEJORANDO EL MUNDO EN GENERAL.
    SE QUE EXISTEN MUNDOS PARALELOS DISTINTOS DE MI ESTRUCTURA O FORMA DE VIDA PERO TRATO Y LUCHO PARA QUE ÉL NO SE META EN EL MÍO ´.
    BUSCO UN MUNDO MEJOR PARA MI HIJO PERO LUCHANDO DESDE ADENTRO .

    Reply
    • Gabriela, muchas gracias por tu comentario y esta interesante reflexión 😀

      Reply
  5. El miedo a ser feliz a menudo se funde con el miedo a fracasar… es nuestro gran objetivo en la vida: Ser Felices y sin embargo, como tu dices, no todos lo consiguen… Estamos en una sociedad que bajo la premisa que querer es poder; esta nos presiona hacia el éxito… Aprovecho este comentario para decir que creo que estamos en un momento clave para crear una sociedad resistente al fracaso, una sociedad que vea a los divorciados más cerca de su pareja ideal… a los que fracansan en un negocio, más cerca del exito empresarial… que vea el fracaso como una oportunidad para cambiar cosas… En definitiva que vea el fracaso como una posibilidad dentro del camino hacia la felicidad.

    Reply
    • Xavier, muchas gracias por el comentario… ¡no podría estar más de acuerdo!

      Reply
  6. Pedro: El miedo a la felicida es una interesante propuesta casi nunca nos detenemos a analizar esto, pues todos buscamos la felicidad, y son pocos los que la experimentan a diario. El miedo a la felicidad nos impide ser felices, alegres, por un fracaso en el amor, por depender de otro, que tal vez nos impide sentirnos libres de amar o trabajar.Lo importante es fortalecer el espíritu, levantarse de las caídas, la asertividad: cuantas veces decimos “si” cuando no queremos y luego nos lamentamos.Como dices, disfrutar el hoy pese a todo, pues el pasado pasado y el futuro no sabemos si estaremos.Muchos postergan el hoy proyectando el futuro y no disfrutan. Jaja todos queremos ser felices y nos complicamos

    Reply
  7. Pedro: El miedo a la felicida es una interesante propuesta casi nunca nos detenemos a analizar esto, pues todos buscamos la felicidad, y son pocos los que la experimentan a diario. El miedo a la felicidad nos impide ser felices, alegres, por un fracaso en el amor, por depender de otro, que tal vez nos impide sentirnos libres de amar o trabajar.Lo importante es fortalecer el espíritu, levantarse de las caídas, la asertividad: cuantas veces decimos “si” cuando no queremos y luego nos lamentamos.Como dices, disfrutar el hoy pese a todo, pues el pasado pasado y el futuro no sabemos si estaremos.Muchos postergan el hoy proyectando el futuro y no disfrutan. Jaja todos queremos ser felices y nos complicamos

    Reply
    • Marta, interesante reflexión, ¡totalmente de acuerdo!

      Reply
  8. Pedro, aunque a veces no entienda el camino que estoy andando, aunque a veces, para ser sincera la incertidumbre quiere enjaularme, suelo hacer un alto, lloro o grito, me entristezco, me abrazo, me consuelo, limpio mis lagrimas y abro nuevamente mis brazos a la vida y echo a andar con el corazon creyente de que todo aquello que me aqueja… tambien pasara. 🙂 un abrazo

    Reply
    • Sandra, muy buen comentario… nada es fácil, créeme. Pero merece la pena no dejar de intentarlo. Un abrazo.

      Reply
  9. Muy interesante su propuesta y la frase de Villar Mir sobre la indisolubilidad de la felicidad y la eficiencia en la vida. Me gusta su punto de vista.

    Reply
    • Sonia, muchas gracias por el comentario, y totalmente de acuerdo en la frase de Villar Mir.

      Reply

Leave a Reply to Pedro Amador Cancel reply

  • Mejores reflexiones
  • Amar es para siempre
  • Experiencias de vida
  • Reflexiones Felicidad y Vida
La Vida Reflexiones Felicidad y Vida El miedo a la felicidad