– Hijito mío… ¡qué no está bien ir tirando bombas a diestro y siniestro!, le dijo la mamá a Obama.

– Mamá, mamá, mamá, que han masacrado con armas químicas a mucha población inocente.

¿Es la ética elástica?– Hijito mío, ¡qué te lo crees todo!, ¿no ves lo que pasó con Irak? Que había que gastar armas a toda costa y el tito Bush fue tan bobo de creerse todo lo que le dijeron.

– ¡Pero mamá que son muy malos! ¡No pueden usar esas cosas!

– Hijito mío… ¿pero quién más lo dice? ¿Con quién lo has comprobado? Mira que no vives solo en este mundo, y nadie se cree lo de tu Nobel de la Paz.

– ¡Jo mamá, tú me dijiste que me lo merecía!

– Por eso hijo, empieza a pensar con la cabeza y no lo hagas con el pene como hacía el tito Clinton. Úsala, y verás que es necesario el consenso para una cosa tan importante.

– ¡Jo mamá! ¡Yo quiero darle a la tecla!

– Que nooooooo, que luego acabarán diciendo que fue todo un bulo y que no había armas químicas. Que andes tranquilo… ¡no me seas bobo!

– ¡Qué yo las tiro mami!, ¡que las tiro ya!, que ya he sodomizado a los franceses e ingleses, ¡y me falta al del bigote que ya se lo cortó!

– ¡Qué no hijito! ¡Qué te arrepentirás!

– Clickkkkk

 

Indispensable lectura de Javier Solana (secretario general de la OTAN en 1999, cuando se produjo la intervención en Kosovo. Es distinguido senior fellow del Instituto Brookings y presidente del Centro de Economía y Geopolítica Global de ESADE): “Tarde y mal”



GRACIAS POR COMPARTIR donde gustes bajo normas COPYLEFT


Felicidad en tu Android

APP Apple Happiness Play

Felicidad en tu iPhone

APP Google Happiness Play

Pedro Amador
Sígueme

Pedro Amador

Director at Happiness Play
Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (Happiness Play y Happiness Play Pro), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.
Pedro Amador
Sígueme

Pin It on Pinterest

Share This