El poder de la envidia 馃敟 (con video)

by | Aug 15, 2017 | Amar es para siempre, Gestion y liderazgo | 22 comments

¿Envidia? ¿El poder de la envidia? Al igual que el poder del rechazo y el gran poder de la mente son increíblemente atractivos, seductores, pero cuando no se saben manejar, son auténticamente perversos. Hoy te quiero comentar otro de los grandes poderes que mueven a la Sociedad Humana: el poder de la envidia. Tendemos a desear las cosas de los demás, en muchos casos, más que las nuestras.

El capitalismo genera esta insatisfacción continua que nos lleva a la ceguera de consumir por consumir. No terminamos de disfrutar nuestra última adquisición, cuando ya han sacado la última versión… ¡y la tiene nuestro vecino! ¿Nos vamos a acercar a pedirle que comparta la experiencia? ¿Nos vamos a acercar a que nos enseñe cómo consiguió tan preciado tesoro? ¿Nos vamos a acercar a felicitarle? No, no, ¡en absoluto! ¡Para qué vamos a reconocer eso!... es mejor que empiece el poder de la envidia.

Quizás nuestro mejor amigo acaba de encontrar una pareja maravillosa, que todo sea dicho, nos encanta. En vez de felicitarle, toca decirle… ¿te has fijado que hace esto, esto y esto mal? ¿Te has fijado lo que pasa cuando no la miras? ¿Te has fijado lo que podría pasar si esto, esto y esto?... pero si tu amigo sólo quería que le dijeras con una sonría enorme ¡¡¡enhorabuena!!!... y vas y le cuentas todo eso.

Otro amigo acaba de encontrar trabajo, y desde el poder de la envidia, comenzamos… ¿te has fijado que esa empresa está aplicando despidos en otro país? ¿Te has fijado que no das el perfil correcto? ¿Te has fijado lo “rarito” que es tu jefe?... pero si sólo quería que le felicitaras y le comentaras que no va a parar de aprender mil cosas increíbles.

El poder de la envidia tiene una doble lectura: por un lado nos alimenta nuestra propia insatisfacción, y por otro, nos limita sonreír a los que nos rodean. Todo lo que sea envidia sana, y que nos haga marcarnos retos más altos, es interesante. Pero meditemos en nuestro yo más profundo, y dejemos la envidia mala a un lado.

Es el momento. Sonríe por todo lo bueno que le ocurren a las personas que te rodean. Al principio quizás no te entiendan, y probablemente muchos se distancien con odio demostrando sus inseguridades. Pero no desestimes la sonrisa. Yo soy el primero que lo hace, y la gente lo aprecia. Asegurado.

22 Comments

  1. Es una realidad, s铆. El ser humano inevitable o inconscientemente
    se est谩 comparando con sus semejantes. Primer obst谩culo para encontrar la
    felicidad. Si al compararse se fija nuevos retos u objetivos que le permitan
    crecer , es bueno. Pero si de esa comparaci贸n solo sale una cr铆tica al por qu茅 esta persona tiene esto, y yo no, caemos en la frustraci贸n y en un circulo vicioso del que no puede salir mucho bueno.
    Uno mismo puede controlar sus sentimientos, y eliminar la envidia de s铆 mismo, lo dif铆cil es gestionar o enfrentar la envidia que los dem谩s nos puedan tener.
    No podemos cambiar lo que los dem谩s sienten hacia nosotros, pero si neutralizar su efecto, o alejarnos de estas personas, si no logramos frenar sus comentarios..

    Por cierto me ha gustado la siguiente pregunta, Qu茅 prefieres
    tener raz贸n o ser feliz?

    Reply
    • Prefiero se feliz. Un saludo.

      Reply
  2. La envidia es una curiosidad: hace grande a quien quieres hacer peque帽o, y te hace peque帽o cuando podr铆as ser grande

    Reply

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...

  • Mejores reflexiones
  • Amar es para siempre
  • Experiencias de vida