No sé mentir: no me gustan las mentiras ⭐

by | Jun 3, 2011 | Reflexiones de la Vida | 34 comments

No me gustan las mentiras, es la realidad. Tampoco la hipocresía y doble moral. He tardado muchos años, pero me temo que ya encontré el problema que tengo en algunas relaciones, ya sean profesionales o personales: no sé mentir y no me gustan las mentiras. Comúnmente dirían que me falta tacto o que digo las cosas muy directamente. Así que siguiendo los consejos populares, para saber decir las cosas mejor, aprendí habilidades de coaching y PNL. Tras unos años he comprobado que el problema no es la falta de política.

Sigo creyendo que la mentira es el arma de los débiles. La dificultad que me absorbe es que no tengo ni idea de cómo mentir, y cuando me junto con alguien que no soporta que le digan verdades a la cara, pues comienza la disputa. Una disputa que pasa por varias fases, desde la falsa sonrisa inicial, hasta el desenlace con bronca, pasando por los comentarios negativos a mis espaldas.

Intento siempre aportar valor en mis comentarios desde un punto de vista coherente y racional, aceptando nuevas posibilidades. Pero nunca me ofrezco a complacer normas regladas con el único sentido de que se llevan ejerciendo mucho tiempo. Al oponerme a cualquier norma absolutista sin sentido… me temo que me saltan los molestos enemigos. Es fácil ver cómo aparecen algunos ejemplos de poder.

Creo que no llegaré a nada en esta vida, porque hoy en día, compruebo que hay que mentir mil veces a todo el mundo sin avergonzarse lo más mínimo. Los ejemplos más claros los comprobamos en los políticos, que da igual lo mal que hagan las cosas, siempre se defienden alegando que otros lo hacen peor. También se ve en la televisión, donde hay mucho famoso que dice un montón de incoherencias sobre su vida personal, y con ello consigue ganar más audiencia. ¿Nos estamos volviendo locos?

No me gustan las mentiras

Además desde hace varios años tengo un problema adicional, y ¡es estoy formado en la disciplina del coaching! La gente tiene asociado en su mente que una persona que sabe de coaching siempre dialoga y no busca enfrentamientos. Es cierto y lo cumplo a rajatabla… ¡pero cuando estoy trabajando como coach!, pero no en mis ratos libres. No se pretende que un jardinero de profesión vaya también paseando por la calle podando los árboles que se encuentre (vamos, que creo que no saldrían de casa).

Al saber de coaching, mucha gente opina que tengo que olvidarme de que soy ingeniero, consultor, profesor, diseñador, escritor, conferencista… y cuando vea algo que está mal, simplemente debo sonreír y afirmar que el mundo el maravilloso y que somos lo que proyectamos. Además, como me presento como experto en felicidad, a todo el mundo le tengo que decir que soy jodidamente feliz. Todo el mundo acepta que un médico se puede poner enfermo, pero parece que nadie entiende que exista un átomo de infelicidad y descontento en mi interior.

Me temo que estamos poco a poco consiguiendo un mundo menos habitable, porque hay personas que no cumplen con la norma. No podemos decir que hemos evolucionado tecnológicamente y seguir cometiendo delitos y guerras por medio Planeta. Tenemos que trabajar entre todos, y sobre todo, empezando a utilizar la verdad. Afortunadamente vivimos en un mundo con mucha libertad, y a quien no le guste que le diga verdades, pude ir por un camino distinto. No tengo intención de sufrir la enfermedad de mentir sin sentido. Es de los mejores ejercicios inteligencia emocional que practico.

No sé mentir

De veras, no me gustan las mentiras. Sé muy bien cómo decirle que me gusta a alguien. Cuando algo me gusta, lo digo, y cuando no me gusta también. Las dos cosas son igual de poderosas, y quien me quiera acompañar, que se atreva a decir verdades (por mucho que duelan). Quien no se atreva, que no se preocupe, pero que sepa que está siendo parte de modelo mediocre.

Si estás buscando ponentes para eventos no te pierdas unas de mis últimas conferencias en México

👉 Ver esta conferencia de la felicidad en YouTube



👉 Vota mi candidatura al Word Happiness Awards de la ONU



34 Comments

  1. Y es preferible callar antes que hablar…Y menos cuando se trata de defender posturas justas frente al prójimo, y si son mujeres, pues, con mucho aplomo y hombría lo aseguro, tanto más difícil se hace, en vista que generalmente a casi nadie le gusta le enfrenten con una verdad aunque sea objetiva; con mayor razón a nuestras guapas féminas modernas y súper emancipadas de hoy, como sucede con nuestras queridas latinas…que por belleza no quedan atrás, salvo deshonrosas excepciones…

    Reply
  2. Mentir es un mecanismo de supervivencia del ser humano. No esta bien… pero si no mintiéramos, por pequeña que sea la mentira, nos habríamos extinguido hace miles de años. Si el mismo cerebro nos miente a nosotros mismos…

    https://www.youtube.com/watch?v=rEotKisrrkI&feature=related

    Así que, cómo hay miles de artículos, estudios, y publicaciones basadas en los más de 40 años de trabajo de Paul Ekman… el que diga que no miente…

    En mi opinión, se deben de decir las cosas a la cara, lo que gusta y lo que no. Ahora bien, lo que está mal, es cuando se dicen esas cosas a la cara para buscar notoriedad y ser condescendiente (ojo, que no digo que sea el caso) pues eso es un claro ejemplo de falta clara de autoestima.

    Mentir es algo innato, y controlarlo en situaciones difíciles y de tensión está al alcance de muy pocos. Si nadie mintiera, no es que el mundo fuera mejor… es que no habría raza humana… y máxime, cuando el propio cerebro nos miente constantemente a nosotros mismos…

    Es mi humilde opinión, saludos

    Reply
    • David, muchas gracias por los aportes.. dejan mucho para estudiar. Y ójala se acabe la mentira pronto…

      Reply
  3. Las verdades hacen daño pero ayudan a la gente a tu alrededor más que las mentiras. Vivir en un mundo de mentiras no ayuda a nadie. :)-

    Reply
  4. Muy buen artículo Pedro. Siento que no he sido la única que va por la vida diciendo verdades que la gente no quiere escuchar, porque eso es lo correcto, porque si mentimos en realidad estamos viviendo una falacia, la cual tendremos que mantener con una y otra y muchas más mentiras. No existe la mentira blanca ni roja ni negra ni de ningún tipo, solo existe la MENTIRA y NO ES NECESARIA.
    Si todos aprendieran a decir la verdad y mejor aún, en forma directa y sin rodeos ni adornos, este mundo sería mejor. Se evitaría los malos entendidos, no habría tanto odio y ¿por qué no pensar que hasta no habría guerras?
    Mucho idealismo, si, estoy de acuerdo, pero me encanta este mundo de ideales y valores. A pesar de todo. Este es el espacio en el que soy más feliz.

    Reply
    • Giovanna, muchas grcias por el comentario, con el que me siento totalmente identificado. Y me temo que también he comprobado que La mentira es la mejor arma que usan algunos para triunfar… https://www.pedroamador.com/la-mentira

      Reply
  5. Estoy completamente de acuerdo, la verdad es y sera el fin primero y ultimo ante todo.
    Sin embargo, uno puede desarrollar la capacidad de decir lo mismo, de una forma generosa y cuidadosa cuando la ocasion lo amerite, y con esto quiero decir, usar palabras amigables, para que el otro se abra, escuche, entienda y le llegue mi mensaje en vez de enfocarse en defenderse.
    Ahora si tengo que remecer a alguien, no dudare en decir lo que tengo que decir, sin siquiera endulzarlo ni ser amigable.
    Saludos a todos
    Ligia

    Reply
    • Ligia, muchas gracias por el comentario… ¡entiendo tu punto de vista y lo me gusta mucho!

      Reply
  6. 🙂
    Me rio porque tengo el mismo “problema” (no es ningún problema!!!)
    Aunque sí se mentir, hace mucho decidí que no me gusta hacerlo y por tanto no lo hago!!!

    Reply
    • Ana, muchas gracias por tu comentario… ¡es un gusto compartir! 😀

      Reply
  7. No puedo hacer otra cosa que recomendarte un libro: “El conocimiento inútil” de Jean François Revel. Lo abre con la frase “La primera de las grandes fuerzas que mueven el mundo es la mentira”.

    Reply
    • Jose, muchas gracias por el comentario y el aporte.

      Reply
  8. Más o menos con bastante frecuencia me encuentro a personas que me dicen: “es que yo soy muy franco y digo las cosas por su nombre. Y así, tengo problemas. Pero soy franco y no cambiaré” Cuando lo oigo pienso, esta persona tiene un problema de inteligencia emocional y quizás de autoestima. Puedes ser el mejor en conocimientos pero si no los sabes comunicar y que las personas de tu entorno las procesen y adopten no servirán de mucho. Por ejemplo, un directivo no es sólo tener conocimientos sino liderar, comunicar y crear un proyecto común. En Marketing una parte muy importante y básica de las 4P és la comunicación. No sólo producto, precio y distibución. ¿Cual es tu objetivo cuando comunicas? Informar y que la situación cambie y mejore en el futuro. ¿Crees que lo conseguirás simepre con una comunicación directa? Algunas o muchas veces si realizas una comunicación directa lo único que conseguiráspo la otra parte es provocar una posición defensiva que puede llegar a la confrontación si conseguir ninguna mejora. ¿No es mejor comunicarlo no tan frontalmente para conseguir un efecto mayor?

    Reply
    • Carles, tienes mucha razón y gracias por la reflexión. Como dices, hay que buscar la mejor forma de decir las cosas, pidiendo permiso, y sabiendo buscar el momento adecuado. Pero no callerse demasiado…

      Reply
  9. Bueno ¡¡¡ yo no pretendo que seas coach todo el día ni que seas FELIZ todo el día , es agotador no⭐ tiene que haber un equilibrio, de lo malo se sacan conclusiones, lecciones, cabreos productivos y por supuesto improductivos, por lo demás ….. no puedes pretender que las perspectivas y las expectativas de los demás coincidan contigo cuando aplicas el sentido común mezclado con una realidad que tú ves y que incomoda a quién no sabe que la vive (en el mejor de los casos) así que PASA DE TODO ESTO y a por el magnun ¡¡¡¡¡ 1 beso

    Reply
    • Marta… me tomaré un Magnum hoy a tu salud 😀

      Muchas gracias por el apoyo.

      Reply
  10. me pasa exactamente lo mismo.. por que no simplemente miento un poco. soy amable y agradable… le digo a la gente lo que tiene ganas de oir

    Reply
    • Muchas gracias por el comentario… pero ya es el momento de empezar a afrontar las verdades… aunque cueste un poco 😀

      Reply
  11. personas como ud. son las que necesitamos para vivir ,una vida diferente.me encanta que ud. si practique por lo menos uno de los mandamientos de la ley de dios .que dios lo bendiga.

    Reply
    • Felipa, muchas gracias por el comentario. Dios le bendiga también.

      Reply
  12. El fin último de la mentira siempre es la manipulación, el juego de poder.
    Para no mentir y a la vez no entrar en esos juegos que comentas, es necesario tener educación emocional, donde la verdad radical (el amor a la verdad) es una de sus tres “patas” básicas. Eso implica ser conscientes de que, en contra de la mala literatura de autoayuda y de una creencia errónea muy extendida, provocamos emociones en los demás, y los demás las provocan en nosotros. No podría ser de otra manera.
    Si el resultado habitual es ese saldo de irritación y mal rollo, probablemente sea el resultado de un juego de “Defecto”, y habría que preguntarse por qué repetimos esos patrones una y otra vez. La misma información, transmitida de diferentes maneras, obtienen diferentes resultados en la misma persona.
    Excelente artículo

    Reply
    • Agustín, muchas gracias por tus palabras que llevan a una profunda reflexión. Excelentes ideas.

      Reply
  13. No se mentir, pero tampoco quiero aprender, no me creo rara o distinta
    por ello, antes si, he perdido algunos amigos que creía tener, o tenido
    problemas en relaciones familiares, me siento orgullosa de ser sincera,
    es verdad que parece no estar de moda, pero tampoco lo está tener
    valores y me agrada los que tengo y no quiero perderlos. Creo que la
    mentira mata cualquier tipo de relación, amistad, familia, pareja, y
    cuando alguien miente acabas por no poder creer nada de lo que dice,  me
    gusta decir lo que pienso y que me lo digan aunque a veces duela, gran
    artículo Pedro, gracias.

    Reply
    • Campanilla, totalmente de acuerdo. No mentir puede acabar con algunas relaciones… pero a la larga…. ¡mantiene las auténticas! Muchas gracias por el comentario.

      Reply
  14. La mentira creo proviene del “miedo al rechazo”. Una vez que aprendemos a amarnos a nosotros mismos, el miedo al rechazo deja de tener poder sobre nosotros, y la mentira cae por su propio peso. Donde hay AMOR, solo prevalece la VERDAD, pues la VERDAD nace del ESPIRITU, y la MENTIRA del EGO, el oponente del espiritu. Asi es como lo veo Pedrito, Un abrazo 🙂

    Reply
    • Cecilia… ¡muchas gracias por tu comentario! ¡Gran aportación! Totalmente de acuerdo contigo. Un abrazo.

      Reply
  15. Interesante y polémico! Gracias por la provocación irreverente de tus ideas!

    Reply
    • Muchas gracias por el comentario. La provocación es sólo para que se entiendan mejor las ideas 😀

      Reply
  16. GRACIAS POR AYUDARME A REAFIRMAR QUE NO DEBO MENTIR, QUE MI ESENCIA ES LA VERDAD Y QUE ASI SEGUIRE LO QUE RESTA EN MI VIDA, UN ABRAZO

    Reply
    • Anama… ¡muchas gracias por tu comentario! ¡La mentira nunca es buena! 😀

      Reply
  17.  muchas gracias por la información, desconstruir paradigmas, enfrentarnos a nuestro propio yo, desconstruir patrones culturales, el coach nos mueve a cambios profundos personales y profesionales

    Reply
    • Maribel, muchas gracias por compartir tus impresiones. Te mando una gran sonrisa 😀

      Reply
    • por esto afirmo que el coahing es TERAPIA , Y PUEDE SER MUY Y MUY EFICAZ. Ma. ELENA

      Reply
      • María Elena, desde mi punto de vista el coaching es parecido a la terapia pero no es exactamente lo mismo. Normalmente la terapia se enfoca mucho en el pasado para solventar bloqueos, y el coaching se orienta más a las cosas a conseguir en el futuro.

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...

  • Mejores reflexiones
  • Amar es para siempre
  • Experiencias de vida