¿Te has parado a pensar qué pasaría en el mundo si mañana desaparecieras? Puede parecer una estupidez que mucha gente no querrá ni pensar. En muchos casos la observo como un temor inconsciente que se refleja en un miedo bloqueante a vivir de verdad. Acompañadme en esta reflexión, que las personas que me leéis, ya sabéis que al final os dejará pensando.

Para empezar está la familia. Encuentro a muchos que lloran sólo en el funeral y entonces se sienten responsables de no haber arreglado las cosas en vida. Realmente me parece un delito que toda la familia no se quiera, se apoye y se respete sin reparos. Puede haber enfados temporales, pero a la familia no se la puede expulsar de nuestras vidas así como así.

Vamos con los amigos… los hay saludados, conocidos y los verdaderos amigos. Los primeros se enterarán algún día de que no estás. Los segundos se mueven más por algún tipo de interés (emocional, social, o económico). Los terceros te van a extrañar, porque han estado siempre ahí, tanto en lo bueno como en lo malo. Pero no te preocupes, se buscan nuevos amigos con tranquilidad.

Los compañeros de trabajo, clientes, proveedores, bueno, sólo en algunos casos se hacen relaciones más estables, y la mayoría de ellos no tardarán en olvidarte. Aunque si tienes como proveedor a algún banco no te preocupes, no suelen perdonar las deudas así como así. Ellos sí se acordarán de irte a buscar a la tumba (para ver qué familiar pueden desplumar).

¿La sociedad? ¿Van a hacerte un funeral por todo lo alto? ¿Le van a poner a alguna calle tu nombre? ¿Simplemente no saben ni quién eres? ¿Dejaste tu rastro en la Wikipedia? Bueno, como todo… pasará el tiempo y en breve la gente estará a otra cosa. Algunos te tratarán como si hubiera sido un demonio, y otros como si hubieras sido un genio. Es la dualidad humana que cuesta tanto entender.

¿Y tu pareja? ¿Ya tienes pareja? Si no tienes, no hay problema. Si tienes tampoco te preocupes. Si el amor es libre y verdadero, te querrá allí donde estés. Si el amor es posesivo, también te querrá allí donde estés, aunque de forma más irracional.

Y por último, ¿qué personas están a tu cargo (como hijos pequeños)? Esas sí que te van a extrañar, y todo sea dicho, más vale que hayas sido responsable y tengan una forma de sobrevivir si tú no estás… eso se lo debes, porque de otra forma sí estarás siendo una mala persona.

¿Preocuparte por la muerte? Bueno, algún día te va a pasar, así que visto lo visto, más te vale que te no preocupes, sólo que te ocupes de dar cada día el máximo cariño a quien esté a tu cargo y a las personas que te rodean. Porque la muerte te llegará, tarde o temprano. ¿Ya te has parado a pensar si hay vida después de la muerte? Si quieres escucha el Principio de la navaja de Amador en el minuto 35 de esta conferencia… ¡te sorprenderá!

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This