El secreto para estar sano: ser congruente

por | Feb 3, 2012 | Reflexiones de la Vida | 0 Comentarios

¿Congruencia? Sentir, pensar, decir y por último hacer. Son los niveles fundamentales que tienen que fluir con total armonía. ¿Y eso te hace ser congruente? A mí me ha costado una barbaridad, porque siempre atendía más a lo que querían los demás que a cómo me sentía.

¿Qué es ser congruente?

Tras muchos años, he aprendido a pensar lo que siento, a decir lo que pienso, y a hacer lo que digo. Algo que parece una tontería, pero la realidad es que cuesta mucho llevarlo a la práctica.

¿Verdad que han oído en ocasiones?... “sí, sí… voy a hacer eso sin falta”, “claro, mañana mismo te respondo”, “vaya tontería, ¡yo nunca hago algo así!”, “mira que es un inmaduro, ¡todo el día se propone cosas que nunca empieza”. Se escucha a diario, y se comprueba fácilmente las personas formales que siempre realizan lo que se proponen, y otras en cambio, que repiten continuamente sus sueños pero sin el valor para dar el primer paso.

Cuando estos niveles no fluyen correctamente, demostramos ser incongruentes, algo que desde la disciplina del coaching  se detecta con facilidad y que sabemos que es el mayor obstáculo para conseguir cualquier objetivo, por pequeño que sea. Técnicamente se denomina disonancia cognitiva, que sin duda, nos afecta a todos en más de una ocasión. Otra cosa es que lo queramos aceptar.

Tenemos que empezar a aceptarnos por cómo nos sentimos. A sentirnos orgullosos de lo que pensamos, siempre abiertos a atender otras ideas. A querernos por lo que hacemos. Pero de verdad. Sin limitaciones, y con el máximo cariño. Hacerlo es una elección, porque nadie nos obliga. Eso sí, les comparto que conozco a mucha gente que no lo hace, y que tarde o temprano, acaban enfermando.


 

Ser congruentes en el amor 💓

¿Ha estado enamorado alguna vez? ¿Ha pensado que daría la vida por la otra persona? ¿Pero luego ha cambiado de pareja? ¿Verdad que pensó que el mundo se venía abajo? ¿Verdad que pensó que ya no podía respirar? ¿Verdad que pensó que nada volvería a ser igual?

¿Se acabó el mundo? ¿Dejó de respirar? Muchas veces, hasta puede que haya encontrado algo incluso mejor. Igual que el Excel aguanta cualquier plan de negocio porque no dejan de ser hipótesis de partida, también los de Disney se han encargado inyectarnos un montón de cuentos haciendo que una película de dibujos animados aguanta cualquier idea de amor.

Siempre comento la importancia que tiene ser congruentes en la vida:  empezar a aceptarnos por cómo nos sentimos; a sentirnos orgullosos de lo que pensamos, siempre abiertos a atender otras ideas; y a querernos por lo que hacemos. Manteniendo una coherencia de hacer lo que se dice, y expresando lo que se piensa y siente.

He podido observar en detalle, tras ver cómo la gente valora las relaciones que, en el amor, además de ser congruente con uno mismo, hay que ser congruente con la relación. No con la otra persona en sí, sólo con lo que se pacta en la relación. Es decir, si a mi pareja le gusta una cosa cuando está conmigo (aunque quizás no cuando está con los demás), hay que ser congruente con ese deseo (por más que con los demás no lo realice) y dárselo con gusto. Otra cosa es que no nos guste darle eso, en cuyo caso es mejor buscarse a otra persona y no estar todo el día quejándose sin sentido (para evitar relaciones tóxicas)

Cuanta más congruencia tengan en los pactos que generan de la relación, más sana y duradera será la misma. Así que si quieren que funcione el cuento de Disney, no olviden que el amor no se consigue después de un largo episodio, sino que requiere trabajarse todos los días. ¿Le han dicho algo bonito hoy a su pareja? ¿A qué esperan?


En este video te comparto cómo hacer una carta de amor pidiendo a los Reyes Magos...

0 comentarios

Muchas gracias por dejar tus reflexiones y comentarios...