Hay momentos duros en la vida en los que tiene sentido replantearse muchas de las cosas que uno hace para no caer en la cabezonería. Intentar conseguir un mundo feliz, se me antoja en estos tiempos como una testarudez más propia de una persona sin sentido, que de una persona coherente. Pero creo que ya perdí la cordura hace unos años, y por eso, cuando compruebo tantas muestras de apoyo a mi labor, entiendo que por muy loco que esté, hacen faltas miles de locos como el que escribe para que consigamos vivir en armonía en el futuro.

Más de quinientas personas me han podido felicitar por Facebook, muchas en el muro, otras con mensajes personales. Muchas personas me han podido mandar mensajes de texto por SMS, y algunas me han tenido horas al teléfono diciéndome lo viejo que era (¡es verdad que ya no tengo el carné joven!). Quería escribir esta nota de agradecimiento global, que me hace seguir luchando por un mundo mejor. Tenga unos pocos enemigos que parece que gritan demasiado desde la envidia, y espero que se tranquilicen e intentan unirse a un proyecto en el que ganamos todos.

No hay mejor regalo de cumpleaños que pediros que podáis compartir mi nuevo libro-blog en vuestro muro de Facebook, en Twitter, o simplemente mandárselo a todas las personas queridas por e-mail. No es el mejor libro del mundo, pero tiene mucho de mi cariño y seguro que ayuda a darnos un poco de consciencia a todos, y conseguir un mundo mejor. Tan sólo hay que enviar o postear este enlace del nuevo libro-blog ConseguirLaFelicidad.com: http://www.conseguirlafelicidad.com

Muchas gracias por vuestro apoyo.