España ha sido el mayor imperio del mundo hace pocos siglos, por más que le cueste reconocerlo a Inglaterra. También ha sido un país que ha quebrado en numerosas ocasiones y siempre ha sabido recuperarse. España salió de una dictadura el año que nací, y en unos 30 años ha tenido un crecimiento que ya quisieran otros países. Pero en los últimos cinco años, también está demostrando saber caer como nadie, creando una nueva generación exilio en la que me ha tocado incluirme. Me enseñaron a analizar países con los habituales vectores económicos, políticos y sociales, y permítanme resumir la falta de presente que tiene hoy España:

  • Políticamente es un país dividido, en donde los liberales (izquierda) no entienden a los conservadores (derecha) y los conservadores critican el exceso de ideas liberales que abundan. Y todos los días, erre que erre a pelearse y a criticar al contrario, sin el menor de los sentidos (Las 10 reglas que utiliza un incompetente profesional es la entrada más visitada de este blog y los define a la perfección), y sin saber unirse. Parece que España tiene que desaparecer hasta que entendamos que hace falta un pacto de Estado entre las fuerzas políticas que consiga unir las ganas que tiene todo el mundo de salir de esta.
    Si analizamos con congruencia los últimos años, comprobamos que Zapatero no afinó mucho al final y se pensó que todo se curaba solo. Pero luego ha llegado Rajoy (que no olvidemos que ha ganado a la tercera tras la incompetencia de los otros), y están haciendo las cosas que más criticaba en la oposición (ej. subir el IVA). Van sin rumbo alguno.
  • Económicamente es una ruina, pero es importante mencionar que la crisis no ha afectado a todos por igual. El crecimiento de España ha estado muy ligado al ladrillo, y este sector a su vez a la banca. En España se encuentran un de los diez mayores bancos del mundo (Santander) que pese ha permanecido bastante sólido, no es inmune al jueguecito de “banqueros jugando a ser banqueros” y sin ser controlados por los estados. Después de la reseca, actualmente en España los bancos embargan a los pequeños empresarios, que comprobamos absortos como los políticos rescatan al banco. Es decir, los políticos gobiernan para ayudar a los bancos, no a los ciudadanos. El mundo al revés.
  • Socialmente es un país sin líderes que aprovechan los nacionalistas para buscar el rincón de victimismo y sacar a la gente a la calle a pedir que se disgreguen aún más. En general están colaborando a destruir Europa, y serán fieles a la premisa de que en Europa nunca nos vamos a entender. Europa tiene que dirigirse a un modelo común con distintas regiones o estados, gobernados por un interés común, y en donde todos trabajan de forma común y no de forma independiente.
    La religión pinta poco o nada, y mientras no cambien algunas normas de hace siglos, los jóvenes se preocuparán más por sus mensajes del Twitter que por los pecados capitales. Eso sí, por si alguien no se ha dado cuenta, la religión mueve mucho dinero…
    Jurídicamente
    España es el hazmerreír de los traficantes de guante blanco. Es un país muy seguro, por ahora, a nivel de violencia callejera, pero en delitos económicos estamos a la orden del día. El problema radica en que los propios jueces están sobresaturados, y muchos están manchados hasta las orejas de una corrupción en la sombra inaudita. En mi caso, puedo hablar en primera persona después de haber incluso denunciado a magistrados (y que lo aceptaran a trámite), y comprobar, que el día que sean auditados de forma seria y profesional, puede que se tengan que ir la mitad de ellos.

No es la primera vez que salgo de España, y reconozco que con la edad se hace cada vez más complicado. Pero no se llamen a engaño, el problema en España no lo tienen sólo los líderes, empresarios, o políticos. Viene de casi todos los españoles, que buscan su beneficio frente al de la sociedad (cosa que no ocurre en el norte de Europa). Se vuelven locos por evitar pagar un impuesto, o tener más privilegios que su vecino, pero se olvidan de denunciar los abusos que pueden cometer familiares y amigos, pese a que a la larga, son los primeros perjudicados.

Eso sí, cuando juega al fútbol la selección Española se olvidan de todas las diferencias y se ponen a gritar como locos gritando que son los mejores. Y lo serán, cuando despierten y comprendan que la supervivencia del país va más allá que mirar la supervivencia de uno mismo.

Yo, como parte de la generación exilio, aterrizo en Uruguay… ¡ya os contaré!

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This