Claro que puedo. Claro que no puedo. Claro que puedo. Claro que no puedo. Claro que sí que puedo. Claro que no voy a poder. Claro que sí que puedo. Claro que no voy a poder. Claro que soy el que mejor lo puede hacer. Claro que no puedo ni loco. Claro que soy el que mejor lo puede hacer. Claro que no puedo ni loco. Claro que soy el mejor del mundo para conseguirlo. Claro que no lo consigo ni con todo el esfuerzo del mundo. Claro que soy el mejor del mundo para conseguirlo. Claro que no lo consigo ni con todo el esfuerzo del mundo.

Que sí, que sí, que claro que puedo. Que no, que no, que claro que no puedo. Que sí, que sí, que claro que puedo. Que no, que no, que no puedo. Que sí, que sí, que puedo. Que no, que no, que no voy a poder. Que sí, que sí, que puedo. Que no, que no, que no voy a poder. Que sí, que sí, que  soy el que mejor lo puede hacer. Que no, que no, que no puedo ni loco. Que sí, que sí, que soy el que mejor lo puede hacer. Que no, que no, que no puedo ni loco. Que sí, que sí, que soy el mejor del mundo para conseguirlo. Que no, que no, que no lo consigo ni con todo el esfuerzo del mundo. Que sí, que sí, que soy el mejor del mundo para conseguirlo. Que no, que no, que no lo consigo ni con todo el esfuerzo del mundo.

 

 

STOP. Apaga la cabeza y deja de sacar punta a todo. Mejor piensa en tus sueños, y haz alguna actividad para conseguirlos.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT



Pin It on Pinterest

Share This