No te compliques la existencia, porque cuanto más te preocupes, más te costará aceptar la realidad. Quizás un día te pique un mosquito, porque eso ya sabes que es lo más normal del mundo. También te habrás tropezado infinidad de veces, porque no siempre prestas la suficiente atención. Ni que hablar que algún pesado objeto te puede haber golpeado por torpezas del Universo.

En esta vida es fácil que alguien te haya mentido, no una sino cientos de veces. Alguien seguro que también te engañó, no una sino muchas veces. Un día incluso te pueden robar o estafar ya sea poco o mucho valor, cuando menos te lo esperes, y quizás coincide con tu peor situación financiera.

Tampoco es extraño que un día te lastimen emocionalmente, cuando más afirmabas que habías encontrado al amor de tu vida. Cuántas veces habrás escuchado un “te quiero” que se lo lleva el viento como por arte de magia. Sí, te juraba que te quería hasta la eternidad.

No sería extraño si un día te despiden porque un maldito cabrón te ha criticado a tus espaldas. Te pueden robar una idea o simplemente llevarse el mérito de tu mejor logro. Incluso te pueden haber bajado el sueldo pese a que te merecías haberlo duplicarlo.

 

Coaching familia
Es la realidad, la vida no siempre es un camino de rosas. ¿Quién te tiene que fallar para que lo aceptes? ¿Tus familiares? ¿Tus amigos? ¿Tu pareja? ¿Tus hijos? ¿Tu vecino? ¿El amigo íntimo del vecino del amigo de tu amigo de la infancia? ¿Tus jefes? ¿Tus compañeros? ¿El Gobierno? ¿Tu marca favorita de helados? ¿El angelito de la guardia? ¿O todos a la vez?

A mí me ha pasado de todo, y seguro que no es ni el uno por ciento de lo que me puede llegar a pasar. La realidad es que la vida es como una carrera olímpica de obstáculos en la que hay que saltar algunas vallas. Con un poco de entrenamiento solemos tener éxito y saltar con eficacia. Pero alguna vez nos podemos comer la valla y caer al suelo con auténtica torpeza Mientras, mirar como los demás nos pueden adelantar.

No te llames a engaño, ya que te puedes volver a levantar y acabar la carrera. NO ES UN DESASTRE CAERSE, recuerda que errar es de humanos, por más estricta que haya sido tu educación. Deja de preocuparte por la caída, seguramente no será la última vez, y simplemente ocúpate de acabar la cerrera. Tu carrera. Sólo así conseguirás la mayor satisfacción: lo importante es participar.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This