Los tipos de poder

Los tipos de poder

Es cierto que tengo que terminar de contar mis experiencias de pasado congreso, pero me parece más importar compartir algunas ideas prácticas de cómo en los procesos de liderazgo se analiza el poder. Cuando me explicaron los tipos de poder hace años, se me quedaron fijos en la mente, pero nunca me imaginé que en la práctica, aprendería mucho más de las personas que de la propia teoría.

Como a mí más me gusta, explicaré las ideas con ejemplo sencillos, porque para serles franco, siempre me cuesta entender las definiciones. La idea es poder analizar las implicaciones que existen cuando alguien nos pide algo, es decir, nos da una orden. Son siempre tres los vectores que se tiene en el poder, y merece la pena analizar cada perspectiva por separado:

–          Poder experto: que se obtiene con el reconocimiento a la sabiduría de las personas que nos dan la orden. Por ejemplo, si somos médicos, y un premio Nóbel de medicina nos pide algo, no dudaremos ni un instante de que sabe lo que nos está pidiendo.

–          Poder carismático: que nos infunde el que nos causa buena armonía y que habitualmente comparte nuestros valores e ideas. Muchas veces son personas populares que admiramos y que nos generan mucha confianza, aunque apenas les conozcamos.

–          Poder jerárquico: que viene representado por la el organigrama que tenga la empresa u organización, y que simplemente puede ser nuestro jefe. Quizás no tenga ni idea de lo que está pidiendo, pero como es nuestro jefe (o el presidente de un gobierno), no nos queda más remedio que acatarlo. Muchas veces me han hablado del poder de recompensa, como aquel que puede retribuir nuestra acción, ya sea con dinero o intangibles, pero siempre prefiero considerarlo parte del jerárquico (suele ser nuestro jefe quien tiene mano para subirnos el sueldo).

Hechas estas tres distinciones, viene el gran ejercicio. ¿Se han parado a pensar cuando dos personas discuten una orden qué tipo de poder intentan ejercer? El análisis nos puede dar una idea de cómo va a acabar la conversación. Encuentro muchos jefes jerárquicos, que se hacen con el tiempo intransigentes, y no les gusta que un empleado (muchas veces más experto) les discuta una orden. O como una persona carismática se puede tirar horas conversando con alguien experto para intentar convencerle de que está en lo cierto. También es bien divertido ver cómo una persona carismática acata una orden de un jefe jerárquico, con una sonrisa falsa y una mirada flameante que pronuncia..: “esta te la devuelvo”.

Como siempre, el término medio siempre nos aporta un valor fundamental, y lo mejor es tener tratar con personas que puedan ejercer un poco de los tres vectores. A mi juicio es fundamental que tenga algo de conocimiento de la materia para que sepa de lo que habla, tenga un poco de carisma para comunicar las cosas con esmero, y por supuesto, tenga una posición jerárquica para que se puedan llevar adelante todas las iniciativas que surjan.

¿Lo peor? Cuando le otorgan a alguien poder jerárquico sin que tenga la menor idea de nada, vamos, ni idea del poder experto. ¿Y saben lo más divertido?… que cada día abundan más jefes así. Porque además… como está mal visto decir que no sabes algo… ¡la de tonterías que se inventan los incompetentes con poder!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT

Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

  • Marielos Pichilla

     He sido Jefe los ultimos 6 años y logre subir este escalon por la experiencia en el medio en el que me desarrollo y estoy agradecida con Dios por darme la capacidad, sabiduria e inteligencia y a la vez a mis jefes que aun sin tener estudios universitarios me dieron el puesto con la condicion que debia empezar la licenciatura.   Hoy por hoy estoy a mitad de mi maestria y puedo decirles con total aceveracion que el poder experto es el que te abre puertas y que te hace formar excelentes equipos de trabajo.  He tenido 3 diferentes equipos de trabajo y comprobé que la autorididad no se impone, se reconoce.
    Muy interesante el tema y considero que debe haber in equilibrio entre los tres poderes y que todo lider deberia tener, pero que al final uno mismo es quien los crea.
    Una brazo desde Guatemala,

  • Manolo Meca

    Como por ejemplo el Consejero de Sanidad de Madrid. Pide que le razonen los sindicatos el ahorro que proponen de 500mil. Euros y el no sabe dar explicaciones de su propuesta.

  • Guido Pascarelli C.

    Por eso hay un dicho por allí: “El que sabe, sabe. El que no sabe, es jefe.”

Pin It on Pinterest

Share This