Cuando alguien me pregunta qué es lo que más valoro en una persona mi respuesta es siempre la misma: “que disfrute con lo que hace”. Me da igual si barre las calles, es presidente de algún país, o se dedica a bailar ante miles de personas. Si no disfruta con lo que hace, no me parece una persona ejemplar, al menos bajo mi criterio.

Admiro a muy pocas personas, y entre ellas, se encuentra el Gran Wyoming, que para quién no lo conozca puede comprobar la Wikipedia, y verá que se llama José Miguel Monzón Navarro. Una persona que sabe lo que quiere, y que aunque estudiara la carrera de medicina, decidió que estaba destinado a algo diferente y bien distinto, una carrera en el mundo artístico. Es decir, un ejemplo de persona que ha orientado su vida hacia lo que le gustaba y que con ello ha conseguido un enorme éxito.

Siempre es un placer escucharle ya que sabe expresar sus ideas con claridad y buen humor. Alguna vez le he visto en directo, y siempre me ha parecido que tenía una capacidad de improvisación inaudita. Hace pocos días puede observar el siguiente video sobre sus impresiones del actual sistema, el cual les recomiendo.

Habla de nuestro sistema, con el que cada vez nos sentimos más insatisfechos. Esa idea se me cruza con una que aportaba ayer Álex Rovira cuando preguntaba al público si alguien quería vivir cincuenta años atrás (o cien, o doscientos). Me temo que fui el único que levantó la mano, ya que me puede la curiosidad de todo lo nuevo, ¡sería fascinante sobrevivir en tiempos pasados! Al comprobar que nadie levantaba la mano, su conclusión fue muy clara… nadie quiere vivir en el pasado porque en el fondo vivimos mucho mejor que antes.

Las ideas de Álex Rovira se cruzaban con las del Gran Wyoming, y me hacían pensar, ¿en qué quedamos? ¿Vamos a mejor o a peor? Les seré franco, yo opinó como Wyoming, vamos a peor. El problema no es si podemos escuchar música con el último iPhone, si tenemos el último Tablet de Apple, o si nuestro coche ahora tiene un nuevo GPS que evita el tráfico. ¡No seamos ridículos! Cuanta más tecnología nos rodea, más deberíamos ser conscientes de lo que pasa en el mundo. Uno se conecta a YouTube y comprueba que hay hambre en el mundo, que siguen bombardeándose países enteros, o que hay guerras triviales sin sentido. ¿Pero es que nadie va a poner solución? No… parece que todo es maravilloso mientras no nos afecte a nosotros. Pero lo más triste, es que nos acabará salpicando a todos, por lo que opino que el mundo no va a mejor. O despertamos y ganamos consciencia, o será demasiado tarde para cuando ya hayamos devorado todos nuestros recursos naturales. Y todo por no saber abrir los ojos…

Pero no se preocupen… soy infinitamente optimista. Por eso trabajo cada día con la ilusión de que entre todos, podamos ganar un poco de consciencia y aseguremos a nuestros hijos un mundo mejor. Ese es mi sentido en la vida… ayudar a crear un mundo mejor para que seamos todos más felices.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This