Sí, sí, sí, puede ayudar en todos los sentidos. ¿Nadie se lo ha comentado? ¿Todavía piensa que el coaching es sólo para las empresas? Bueno, ¿se imagina oir que la medicina curara sólo los problemas del corazón? Supongo que diría… ¡no! ¡no!, ¡no!, la medicina cura todo, es el cardiólogo el que se especializa en el corazón. Esto es lo mismo, el coaching apoya a las personas a conseguir todo tipo de cosas, ¿les comparto un ejemplo? Sólo seleccionen su opción correspondiente:

Estoy con pareja y quiero mejorar la relación

¡Excelente! Has dicho la palabra clave: mejorar. Un coach de parejas puede ayudar a detectar los puntos débiles que están fallando en la pareja, así como los puntos fuertes a potenciar. Incluso, si son temas de traumas pasados, puede aconsejar que asistan a un psicólogo de parejas. Pero con tranquilidad, que no pasa nada por pedir ayuda. Somos profesionales que ayudamos a llevar al consciente los problemas, y así evitar que se los guarden de por vida. Eso sin duda, permite dialogar mejor con su pareja, y mejorar su relación.

El coaching me ha ayudado siempre a potenciar el diálogo de las relaciones que he tenido. Es una herramienta fundamental, sobre todo cuando ayuda en la pareja una tercera persona (el coach), que facilita poner encima de la mesa los problemas de ambos, y buscar soluciones conjuntas. Se dejan atrás aquellas ideas de “es que no sé cómo le va a sentar si se lo digo…”, “es que creo que no me entiende”, “es que quizás piense mal de mí…”. Es el momento de parar nuestra cabecita y empezar a trabajar por la relación… ¡la mejora merece la pena!

Estoy soltero y quiero encontrar pareja

¡Excelente! ¿Sabes si estás preparado de verdad para una nueva pareja? ¿Sabes el tipo de pareja que estás buscando? ¿Estás haciendo algo para encontrarla? ¿Te has dado cuenta de todas las creencias que muchas veces nos limitan para dar el primer paso y comenzar a hablar con la pareja que le gustaría tener?

En mi caso me era complicadísimo entablar cualquier conversación con personas desconocidas por más que me estuvieran mirando. Siempre pensaba que se iban a molestar con mi presencia, y de forma reiterada, encontraba excusas estúpidas que me auto-convencieran de que tenía razón. Reconozco que habré dejado de descubrir a muchas personas por mi propia limitación. Hasta que lo hablé con mi coach, y me enseñó a desenmascarar mi propia creencia limitante. Poco a poco, cambié la conducta que arrastraba y que me limitaba una y otra vez… ¡y hasta he encontrado a una maravillosa princesa!

Feliz de la vida: no quiero mejorar nada

¡Le felicito! Ahora no necesita a ningún coach ni profesional, ya que parece que se vale por sí mismo… ¡excelente!, aunque si en algún momento siente que le falta apoyo, no olvide que no pasa nada por pedir ayuda.

 

Es la realidad, el coaching nos ayuda en un montón de cosas y nos hace responsables de nuestra vida en todos los aspectos. Seguro que el título le ha ayudado a leer la entrada, y quizás me culpen de demagogo. Tendrán algo de razón, aunque no olviden que también aparecen multitud de anuncios de perfumes en televisión con la idea de que uno va a ser más atractivo y encontrar a así a la pareja de su vida. Pero luego… ¿sirven de verdad? Bueno, el coaching es algo que puede ayudarnos a mejorar en todo… pero existe un paso fundamental… ¡atreverse a querer que nos ayuden!

¿Se atreven?

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This