Realmente la presunción de inocencia es una garantía consagrada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos pero hoy en día se utiliza, a mi criterio, para justificar un conjunto de abusos que rayan el sentido común. Me explico con un ejemplo para que me captes la idea.

Vamos a suponer que un día llegas a tu casa y de la forma más sorprendente te encuentras a un familiar tirado en el suelo, y compruebas como a su lado hay una pistola en el suelo. Sin pensarlo demasiado, porque supongo que en esas circunstancias no se piensa demasiado, te acercas a ver al familiar o a agarrar la pistola para entender lo que está pasando. Supongo que son milésimas de segundo, instantes. Pongamos que después de comprobar que el familiar está muerto te acercas y reconoces la pistola con cuidado.

Ahora viene la curiosidad, y es que pensemos que en ese momento entra la policía por la puerta y te agarra con la pistola en la mano… -¡Queda detenido! ¡Manos arriba!- ¡La que se acaba de montar en cuestión de segundos y tú no tienes ni idea! Ahora dile al policía que tú tienes una presunción de inocencia avalada por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pero la realidad es que con una mala suerte de narices, te han agarrado con “las manos en la masa”.

¿Captaste el ejemplo? Sí, sí, la presunción de inocencia está muy bien, pero a ver cómo quitas las huellas de la pistola… ¡la que te va a caer por estar en el sitio inadecuado en el momento menos previsto!

Bien, si esto parece tan evidente, ¿por qué tengo que ver cada día casos en el que se agarra a más de un político con millones de euros o dólares en algún paraíso fiscal y defienden que tienen la presunción de inocencia? No, cualquiera que tenga millones en un paraíso fiscal y no justifique al instante de dónde viene el dinero no es inocente, es culpable. Y lo será hasta que demuestre lo contrario. Como quien tenía el arma en la mano…

Así es la vida… y son muchos los ladrones totalmente culpables, por más que nos vendan sus derechos humanos. Primero que expliquen el origen del dinero, lo devuelvan, o por si alguien si alguien quiere acabar con ellos (y se lo han puesto en plan trampa), que lo donen.

Si te han pillado con millones y millones que no hay forma de justificar… nada de presuntos ladrones… chorizos en toda regla.

Robar dinero

Robar dinero

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un experto en felicidad y pionero crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora Tecnología de la Felicidad (miGPSVital y miGPSProfesional), basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal, decenas de artículos. Conferenciasta internacional que no deja indiferente.

Pin It on Pinterest

Share This