Cuando se premia la incompetencia

Cuando se premia la incompetencia

Es triste, pero es la realidad: la incompetencia está siendo premiada. En mis tiempos se soñaba con tener una gran idea emprendedora y conseguir crear algún imperio de la nada. Ahora sólo es necesario saber actuar, mentir descaradamente, cambiar de opinión tanto como sea necesario, y no tener el menor reparo a robar a cualquier que se te cruce en el camino a la vez que se evade el pago de impuestos.

¿Servirá para algo? Ya les adelanto, sí, para que algunos vivan estupendamente, con maravillosas vacaciones y lujosos coches. Seguramente les dejarán mucho dinero a sus hijos, si es que tienen. Tampoco les preocupa si irán al infierno, pues se ríen de esa ridícula amenaza.

Eso sí, estas cucarachas humanas se rodean de un montón de cacatúas sin sentido, que les hacen la pelota (chupar las medias), pero no paran de buscar el momento en el que se la puedan clavar por la espalda. En España han quitado a Rodrigo Rato y a su equipo de piratas de Bankia, pero ya hay otros dispuestos a encabezar el nuevo barco pirata. ¡Siempre habrá más y más cucarachas humanas dispuestas!

Pero les voy a compartir la única cosa que nunca tendrán: el respeto de la gente el día que llegue su funeral. En todo entierro es cuando se comprueba por la cara de las personas la honestidad de la persona que despiden. Estas cucarachas humanas, que habrán disfrutado mucho en vida, no serán nunca despedidas con honores, porque tendrán a muchas cacatúas como auténticas carroñeras.

Desde hace años, mi mayor referencia ha sido mi padre, a quien vi rodeado en su funeral de personas que le despidieron desde la máxima admiración. Mi padre no realizó ningún descubrimiento universal, ni ganó mucho dinero, pero siempre dio amor en cada cosa que hacía. Para mí todo un ejemplo a seguir, y que pienso defender mientras siga vivo.

Una pena que ahora se premie la incompetencia.

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT

Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

  • http://www.linkedin.com/profile/view?id=161815407&trk=tab_pro Davidgutierrez77

    O no decir nada a quien comete errores flagrantes o se toma a “diversion” el trabajo,y sin embargo,a quien se preocupa,se esfuerza,o pone interes,recriminarles cualquier fallo…..
    Bastante triste la verdad….. aunque sea pequeño

    • http://www.pedroamador.com Pedro Amador

      David, gracias por el comentario… como indicas… realidad muy triste.

  • Teresa Gm77

    Ayynnn Pedro …. que gran verdad … además te diré que OJO!!! Estamos rodeados!!!!! así que hay varias opciones a adoptar, y la mía desde luego es la de luchar, plantar cara y siempre mostrar la otra mejilla, porque como bien dices ya les llegará SU MOMENTO a esas cucarachas humanas :)

    • http://www.pedroamador.com Pedro Amador

      Teresa… qué buen comentario… ¡a parar a las cucarachas se ha dicho! :D

  • Pigasmar

    Desgraciadamente eso es así, pero creo que eso tampoco dura tanto, el hacer las cosas mal para el empresario o la persona que lo hace es para un corto período de tiempo hasta que las personas que buscan algo más, se dan cuenta de que no quieren lo que ofrecen. Y estos incompetentes no piensan en más allá, sólo en llenarse los bolsillos y nada mas. Estoy trabajando para una jefa que no me paga y encima me pregunta qué que puede hacer ella cuando yo le digo que no puedo vivir cobrando a los dos meses y medio. Yo lo único que quiero es trabajar y cobrar, por ahora me estoy buscando otro trabajo. Gracias por tus comentarios

    • http://www.pedroamador.com Pedro Amador

      Gracias a ti por tu aportación… ¡y mucha suerte en la búsqueda!

Pin It on Pinterest

Share This