­­¡Es un poder enorme! Intenta atacar a todos nuestros miedos basándose en la extorsión del más fuerte. Habitualmente viene precedido de una amenaza, que en muchos casos, se trata de una amenaza velada, y que no es más que un chantaje realizado con una musiquilla diplomática.

¿Verdad que escuchan muchas veces?… “cariño, tienes que hacer esto o te vas a enterar”, “termina todo el trabajo si no te quieres exponer a medidas drásticas de la dirección”, ”más te vale que XXX para que no pienses que eres un YYY”… La verdad es que se utilizan mucho en nuestra infancia para educarnos en unas normas, “si no te comes eso, viene el coco y te secuestra”, “si no te portas bien, los Reyes Magos no te van a traer nada”,  y parece que muchas personas siguen pensando que son la mejor solución para obtener resultados.

Hace tiempo que perdí los miedos. Todos menos los físicos, ya que me tiraría por un barranco de no tenerlos. Cuando alguien me viene con sus amenazas o sus chantajes emocionales mi sonrisa es la respuesta. En mi opinión, las personas que amenazan, se rodean frecuentemente de cacatúas sin sentido, porque son los que los aceptan sin problemas (hasta que un día explotan y es peor).

Cuanto menos apego tengamos y más nos libremos del miedo a perder algo, más complicado será que nos apliquen el poder del chantaje. No lo olvides, a lo único que hay que agarrarse con mucha fuerza es a la vida. El resto, puede ir y venir.

¡Recibe cada nuevo artículo por e-mail!

Incluye tu e-mail y serás el primero en recibir cada nueva entrada (NO SPAM)


GRACIAS POR COMPARTIR: Este contenido se puede compartir donde gustes bajo normas COPYLEFT


Acerca de 

Considerado un pionero en comunicación y crecimiento personal y profesional. Colabora numerosas veces en TV, radio o prensa y ha desarrollado la innovadora aplicación de la felicidad miGPSVital, basada en la Metodología Autocoaching. Autor de cuatro libros de crecimiento personal y decenas de artículos.

Pin It on Pinterest

Share This